Información

¿Cómo se logra técnicamente la fertilización in vitro?


Fallé al buscar en Google detalles técnicos sobre cómo se logra la fertilización in vitro. Me refiero al conjunto de herramientas y su uso, más que a los aspectos químicos o biológicos del proceso. A menudo veo en la televisión cómo una aguja penetra en un óvulo humano para fertilizarlo con esperma, pero siempre que un óvulo humano tenga un tamaño de alrededor de 100 micrones, se me ocurren las siguientes preguntas:

  • ¿Existen realmente agujas tan delgadas para penetrar una celda de 100 micrones? En tal caso, ¿cómo se manipulan estas agujas sin romperlas ni perderlas en el laboratorio?

  • ¿Cómo manipulan los técnicos la aguja con tal precisión micrométrica?

  • ¿Cómo mantienen los técnicos el óvulo humano quieto para que puedan romperlo con la aguja sin empujar el óvulo?

No estoy seguro de si estas preguntas suenan ingenuas, pero no he podido encontrar una respuesta sencilla en Internet.


Después de seguir las sugerencias del usuario David, he recopilado algunos videos que responden a las preguntas que publiqué:

  • En cuanto a la fabricación de agujas, existen máquinas capaces de crear micropipetas (así se llaman en realidad las agujas) calentando cilindros de vidrio y tirando de ellos para crear tubos muy delgados (capilares). Haga clic para presentar el video.

  • En cuanto a la manipulación de alta precisión, los técnicos utilizan dispositivos mecánicos capaces de convertir el movimiento macroscópico (p. Ej., Manipulación humana) en movimiento microscópico (p. Ej., Utilizando engranajes reductores). Haga clic para presentar el video.

  • En cuanto a cómo mantienen quieto el huevo, los técnicos utilizan otro tipo de pipeta que "succiona" ligeramente el huevo a modo de aspiradora. Para ver un video completo de cómo se manipulan el óvulo y el esperma, vea este video.


Producción in vitro de embriones

Barry D. Bavister, Carol A. Brenner, en Manual de modelos para el envejecimiento humano, 2006

Conclusiones

La fisiología reproductiva y la embriología del mono rhesus hacen de esta especie un buen modelo para examinar la etiología de la insuficiencia reproductiva en humanos. Además, debido a que se trata de una especie longeva, cabría esperar que el deterioro de la infertilidad relacionado con la edad tenga causas similares a las observadas en los seres humanos. Una gran ventaja de utilizar monos rhesus es que es posible, aunque con considerable dificultad, recolectar embriones de desarrollo normal del tracto reproductivo femenino. Estos representan los embriones de primates más normales disponibles y, por lo tanto, son invaluables para proporcionar datos comparativos contra los cuales podemos evaluar los parámetros celulares y moleculares de los embriones de PIV. Esta ventaja también se aplica a las células madre embrionarias, tanto humanas como macacas, para las que se necesita mucho algún tipo de referencia. Se ha prestado mucha atención a las frecuencias de aneuploidía en embriones de PIV humano, tanto para explicar la falta de viabilidad en muchos embriones de PIV humano como para comprender por qué la frecuencia de esta anomalía parece ser tan alta. Proponemos que los embriones de macacos IVP son más adecuados para abordar esta última cuestión, ya que todos pueden ser destruidos para obtener la máxima cantidad de información, mientras que en los humanos, por lo general, solo los ovocitos descartados y los embriones rechazados están disponibles para la investigación. Creemos que es importante estudiar las mitocondrias en los ovocitos y embriones, así como en las células madre embrionarias, porque es probable que los defectos en estos importantes orgánulos contribuyan a la falta de competencia funcional y de desarrollo. Se deben examinar tanto la función bioenergética como los aspectos genómicos de las mitocondrias para comprender mejor la infertilidad causada por la incompetencia de los ovocitos, y sugerimos que estas dos propiedades pueden estar relacionadas funcionalmente. En conclusión, es probable que el uso de monos rhesus para estudios experimentales bien diseñados proporcione información sobre las razones de la infertilidad humana y la pérdida de fertilidad relacionada con la edad, y también proporcione información valiosa sobre el cultivo y la diferenciación de células madre embrionarias.


Fertilización in vitro (FIV)

  • ¿Qué es la fertilización?

¿Qué es la fertilización?

Fertilización es el proceso a través del cual esperma y huevo se unen y combinan sus cromosomas (es decir, su información genética) para formar un embrión. El proceso generalmente ocurre en una mujer & # 8217s útero después de una relación sexual, cuando el esperma es eyaculado por el hombre en la vagina de la mujer. Los espermatozoides móviles (es decir, los espermatozoides que pueden moverse o & # 8216 nadar & # 8217 por el tracto vaginal) continuarán a través de la abertura cervical de la mujer y entrarán en el útero y las trompas de Falopio. Si los espermatozoides ingresan a las trompas de Falopio en un momento en que un ovocito maduro también se encuentra en las trompas de Falopio (es decir, después de la ovulación), los espermatozoides sanos reconocerán el óvulo, se moverán hacia él y se unirán a él.

La cabeza del esperma, (es decir, la parte del esperma que contiene el esperma y los cromosomas), penetrará la cáscara del óvulo, llamada zona pelúcida, y entrará en el núcleo del óvulo (es decir, la sección del óvulo en la que residen los cromosomas del huevo). El óvulo y el esperma combinarán sus cromosomas. Cada uno tiene 23 cromosomas (a diferencia de las células normales que tienen 46 cromosomas), por lo tanto, cuando se suman sus cromosomas, forman una sola célula normal, con 46 cromosomas. La unión de los cromosomas del esperma y el ovocito representa el final del proceso de fertilización.

El óvulo fertilizado, conocido como embrión, luego comenzará a crecer y continuará viajando a través de las trompas de Falopio hasta llegar al útero de la mujer. Después de 2-5 días, el embrión habrá crecido hasta un tamaño de ocho células, y las células comenzarán a diferenciarse (es decir, tomarán diferentes formas) en las células que formarán el feto y las que formarán la placenta. De cinco a seis días después de la fertilización, el embrión alcanzará un tamaño de 150-200 células y tendrá dos secciones distintas, una masa interna de células que se convertirá en el feto y una capa externa de células que formará la placenta. En esta etapa, el embrión se conoce como blastocisto y está listo para implantarse en las paredes del útero y formar una el embarazo. Si las condiciones ambientales en el útero son adecuadas y se produce la implantación, el feto continuará desarrollándose y creciendo y un nacimiento Ocurrirá unas 39 semanas después de la fertilización.

¿Qué es la fertilización in vitro (FIV)?

En los casos en que esterilidad se basa en factores masculinos (es decir, cuando no se dispone de espermatozoides móviles), la FIV se puede realizar mediante inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). ICSI implica inyectar un solo espermatozoide en el centro de un óvulo bajo un microscopio. Por lo tanto, evita el proceso en el que los espermatozoides se unen y penetran en la zona pelúcida del óvulo. Al hacerlo, permite que los espermatozoides que no pueden unirse o penetrar en el óvulo (es decir, espermatozoides que no tienen la capacidad de fertilizar un óvulo) se utilicen para la fertilización.

La FIV es un método cada vez más popular tratamiento para la infertilidad en Australia. En 2003, más de 6000 bebés nacieron como resultado de la FIV, en comparación con 2318 en 1994. Hay varias razones para esto. La edad promedio a la que las mujeres australianas dan a luz a su primer hijo está aumentando. La fertilidad de una mujer disminuye con la edad y disminuye drásticamente después de los 35 años. Por lo tanto, la infertilidad y la necesidad de tratamiento aumentan a medida que aumenta la edad promedio del parto. Las técnicas de FIV mejoradas, que han dado lugar a mejores resultados (por ejemplo, tasas de embarazo más altas), también han aumentado la popularidad del tratamiento de FIV.

Historia de la FIV

los primer embarazo de FIV mundial y n. ° 8217 fue informado en 1973 por un equipo de médicos que investigaban en la Universidad de Monash en Melbourne. Este logro siguió a años de investigación exploratoria, utilizando embriones humanos y animales, a través de los cuales se desarrollaron técnicas para fertilizar gametos humanos (es decir, óvulos y espermatozoides) in vitro y luego implantarlos en el útero de una mujer.

Desafortunadamente, este primer embarazo duró solo unos días antes de la interrupción espontánea. No obstante, representó un hito significativo en el desarrollo de métodos de FIV, ya que demostró el potencial de un embrión creado in vitro para progresar a la etapa de blastocisto e indicó la probabilidad de que dichos embriones también pudieran implantarse y llevarse a término gestacional completo.

Varios años más tarde (1976) los médicos británicos informaron de un segundo embarazo por FIV, esta vez un embarazo ectópico. Más tarde concibieron el embrión que resultó en la mundo y el primer nacimiento de FIV vivo n. ° 8217, del bebé Louise Brown, en Inglaterra, 1978. Un segundo bebé británico de FIV nació más tarde en 1978.

los primer bebé de FIV en Australia (y el tercer bebé de FIV del mundo) nació en 1980, bajo la supervisión del equipo de médicos de la Universidad de Monash. Después de esto, el equipo de Monash estableció otros 14 embarazos, lo que resultó en nueve nacidos vivos antes de fines de 1981. También se lograron nacimientos por FIV en los EE. UU. (1981) y Francia y Suecia (1982) en los primeros años de la década de 1980.

La accesibilidad de la FIV en Australia aumentó rápidamente al igual que la investigación sobre la FIV y el TAR asociado. Las clínicas de FIV se establecieron en Sydney, Brisbane, Adelaide y Perth a principios de la década de 1980. Los científicos australianos desempeñaron (y continúan desempeñando) un papel de liderazgo en el desarrollo de tecnologías de FIV.

Los hitos clave en el desarrollo de la FIV y las técnicas de ART asociadas, muchas de las cuales fueron producto de la investigación y la práctica australianas, incluyen:

  • Desarrollo de técnicas fiables para estimular la ovulación y predecir la maduración de los ovocitos.: fueron desarrollados en 1981 por científicos de la Universidad de Monash
  • Desarrollo de técnicas para madurar ovocitos in vitro tras su recuperación.: el equipo de Monash también fue responsable del desarrollo de una técnica que permitió madurar más los ovocitos recuperados en el laboratorio antes de la inseminación (1981-2). La maduración adicional de los ovocitos mejoró la tasa de fertilización y sigue siendo una práctica común en la actualidad.
  • Efecto de la hormona estimulante del folículo: En 1981, un equipo de médicos de EE. UU. reconoció el efecto de la hormona estimulante del folículo humano en la regulación de la ovulación y la maduración de los ovocitos, lo que llevó a su uso en la estimulación de la ovulación.
  • Avances en la captación de ovocitos: los ovocitos fueron recuperados por primera vez por científicos franceses mediante laparoscopia en 1968. Las técnicas para recuperar ovocitos bajo anestesia local, utilizando guía ultrasónica fueron desarrolladas (también por científicos franceses) en 1983
  • Criopreservación: preservación]: las técnicas para congelar para el almacenamiento y luego descongelar embriones creados in vitro fueron iniciadas por el equipo de Monash a principios de la década de 1980 y fueron mejoradas por científicos franceses en 1985. El primer nacimiento vivo del mundo a partir de embriones congelados ocurrió en Australia 1983
  • Técnicas para el uso de ovocitos de donantes: El primer parto por FIV de ovocitos donados, en una mujer sin función ovárica, ocurrió en Australia en 1984.
  • Inyección intracitoplasmática de espermatozoides: una técnica de FIV que implica la inyección directa de esperma en el centro de un óvulo, fue establecida en 1992 por científicos de Bélgica
  • Transferencia intrafalopiana de gametos (REGALO): La transferencia de ovocitos y espermatozoides viables a las trompas de Falopio para la fertilización fue desarrollada por un equipo de médicos en Sydney en 1993. Si bien fue muy popular en sus primeros años, su uso ahora está disminuyendo a medida que aumenta el éxito de las técnicas de FIV. Sin embargo, sigue siendo una opción de tratamiento importante para las personas que pueden oponerse moralmente a la fertilización de un ovocito in vitro (p. Ej., Los católicos romanos a los que el Vaticano les prohíbe utilizar cualquier técnica que implique contacto entre ovocitos y espermatozoides fuera de la mujer & # 8217s). cuerpo).
  • Implantación de blastocisto: El primer bebé de Australia que creció in vitro hasta la etapa de blastocisto nació en 1997.
  • Pruebas genéticas preimplantacionales: Dado que las técnicas de FIV han permitido la creación de embriones utilizando óvulos y espermatozoides de mala calidad que de otro modo no podrían fecundarse, el riesgo de concebir un feto con anomalías genéticas es mayor en la FIV en comparación con la fecundación in vivo. Como resultado, se ha desarrollado una serie de pruebas que permiten detectar embriones en busca de anomalías genéticas junto con otras técnicas de FIV.

Indicaciones para la FIV

La FIV está indicada para parejas con las siguientes condiciones:

  • Infertilidad anovulatoria: parejas con infertilidad anovulatoria, que han logrado la ovulación después de un tratamiento farmacológico (generalmente citrato de clomifeno [Tratamiento de la infertilidad]) pero no han podido concebir después de seis meses.
  • Daño u obstrucción tubárica femenina: mujeres cuyas trompas de Falopio han sido dañadas (por ejemplo, por una cirugía o infección previa)
  • Infertilidad masculina: ahora se trata más comúnmente con ICSI, pero también se usa la FIV convencional
  • Endometriosis: las mujeres con endometriosis severa pueden requerir FIV para concebir, sin embargo, en casos leves, se recomienda la estimulación ovárica antes de intentar la FIV.
  • Inseminación fallida de la donante: cuando las parejas han intentado concebir pero no han podido concebir después de seis ciclos de tratamiento de inseminación intrauterina con esperma de donante, se recomienda la FIV con esperma de donante.

En Australia, los pacientes son elegibles para un Reembolso de Medicare una vez que hayan alcanzado un umbral de gastos de bolsillo en cualquier año calendario. Algunos planes de seguro médico cubren el tratamiento de la infertilidad, sin embargo, los gastos de bolsillo pueden ser sustanciales.

¿Quién recibe el tratamiento de FIV?

La edad promedio de las mujeres sometidas a FIV en Australia fue de 35 años en 2003, aumentando desde los 31 años en 1994. Una proporción significativa de mujeres tienen más de 40 años cuando comienzan el tratamiento de FIV (25% en 2003, frente al 13% en 1994).

¿Cómo funciona la FIV?

La FIV pasa por alto la etapa de fertilización de la concepción y el embarazo, por lo tanto, permite a las parejas cuyos espermatozoides y óvulos son viables, pero no pueden concebir dentro del cuerpo de la mujer por una razón u otra.

¿Cómo se realiza la FIV?

La FIV es un proceso complejo y generalmente prolongado. Comienza con una serie de pruebas de diagnóstico para evaluar los factores que causan la infertilidad de una pareja y determinar si la FIV es una estrategia de tratamiento adecuada.

Una vez que se decide la FIV, los ovocitos maduros deben recuperarse de los ovarios de una mujer (generalmente la mujer que desea quedar embarazada, pero en algunos casos un donante y el esperma de los testículos de un hombre).

Los huevos se colocan primero en un tubo de ensayo, en un cultivo de solución salina y nutrientes, y se incuban. Los espermatozoides se agregan a la solución varias horas más tarde para permitir que ocurra el proceso de fertilización y se forme un embrión. En los casos en que los factores masculinos sustentan la infertilidad y no se dispone de espermatozoides móviles, se puede utilizar una técnica conocida como inyección intracitoplasmática de espermatozoides, en la que los espermatozoides se inyectan directamente en el centro del ovocito.

Una vez que ocurre la fertilización, los embriones se incuban en un medio de cultivo que imita las condiciones dentro del útero, durante 2-5 días. El embrión comienza a crecer y se considera que está listo para la implantación uterina cuando alcanza un tamaño de ocho células. En este punto, las células comienzan a diferenciarse en preparación para emerger de la zona pelúcida. Las células generalmente se implantan en el útero de una mujer o se criopreservan para uso futuro, aproximadamente dos días después de la fertilización, cuando tienen un tamaño de ocho células.

Se transfiere un embrión al útero de la paciente, utilizando un espéculo para liberar la abertura del cuello uterino. A continuación, se inserta un catéter que contiene el embrión a través de la abertura cervical, lo que permite inyectar el embrión directamente en el útero. Es posible transferir múltiples embriones en un ciclo de tratamiento, sin embargo, las pautas éticas australianas desaconsejan la transferencia de más de dos embriones por ciclo. Esto se debe a que cuantos más embriones se transfieran, más probable es que ocurra un embarazo múltiple (por ejemplo, gemelos, trillizos). Los embarazos múltiples tienen un mayor riesgo de complicaciones del embarazo (por ejemplo, aborto espontáneo y bajo peso al nacer) y, por lo tanto, deben evitarse.

Una vez que se inserta el embrión, continuará creciendo de la misma manera que un embrión concebido naturalmente crecerá para formar un embarazo. Emergerá de la zona pelúcida, generalmente seis días después de la fertilización. En esta etapa, si el tratamiento tiene éxito, el embrión debe implantarse en los tejidos endometriales del útero y formar un embarazo.

Efectividad de la FIV

La efectividad de los tratamientos de FIV en términos de nacidos vivos ha aumentado constantemente en respuesta a los avances científicos (por ejemplo, en 1990 la tasa de embarazo por embrión transferido era del 15%, mientras que en 2008 había aumentado al 35%, en general, con niveles mucho más altos tasas de embarazo en ciertos subgrupos).

En todos los grupos de edad, la proporción acumulada de mujeres embarazadas es del 20,7% después de un ciclo de tratamiento, aproximadamente la mitad después de tres ciclos de tratamiento y aproximadamente dos tercios después de seis ciclos de tratamiento. Solo una de cada 200 parejas continúa con la FIV después de seis ciclos de tratamiento.

El riesgo de complicaciones (por ejemplo, embarazos múltiples) también ha disminuido significativamente, como resultado de un movimiento hacia la implantación de menos embriones por ciclo (por ejemplo, en Australia, las directrices recomiendan la implantación de 1-2 embriones, excepto en casos raros).

Factores que afectan los resultados de la FIV

Sin embargo, es importante reconocer que la probabilidad de embarazo disminuye después de cada ciclo de tratamiento. Hay una serie de otros factores que afectan los resultados de la FIV, que se analizan más adelante.

La edad de la mujer que está siendo tratada es el predictor más fuerte de si la FIV dará como resultado un nacimiento vivo o no. La posibilidad de una FIV exitosa se reduce a medida que la mujer envejece. En Australia, en 2003, hubo una tasa del 27,7% de nacidos vivos por ciclo de tratamiento de FIV iniciado entre las mujeres de 20 a 29 años. La proporción de ciclos de tratamiento que dieron lugar a nacidos vivos se redujo al 24,9% en el grupo de edad de 30 a 34 años, al 17,1% en el grupo de edad de 35 a 39 años y al 6,8% en el grupo de edad de 40 a 44 años.


Número de embriones transferidos

Cuantos más embriones se transfieran al útero de una mujer que intenta concebir, mayor será la probabilidad de que nazca con vida. Sin embargo, la transferencia de múltiples embriones también aumenta el riesgo de embarazos múltiples (lo que conlleva un mayor riesgo tanto para la mujer embarazada como para los fetos). En Australia, el 95,6% de todos los procedimientos de FIV implican la implantación de 1-2 embriones por ciclo, y se desaconseja la transferencia de más de dos embriones por ciclo de tratamiento para reducir el riesgo de partos múltiples.


Número de ciclos de tratamiento anteriores

La posibilidad de un nacimiento vivo es constante en los primeros tres ciclos del tratamiento de FIV, sin embargo, disminuye a partir de entonces.


Origen del ovocito

El origen del ovocito (es decir, si los gametos femeninos que se implantarán provienen de donantes o de la mujer que llevará al niño) influye en la probabilidad de éxito de la FIV. El éxito es más probable si se crea un embrión a partir de los ovocitos de la mujer en la que se implantará.


Almacenamiento de gametos

El tratamiento tiene más posibilidades de éxito si se utilizan gametos o embriones frescos en lugar de congelados.


Historia de embarazo

Es más probable que la FIV tenga éxito en mujeres que previamente han tenido un nacido vivo que en mujeres que no lo han hecho.


Consumo de alcohol

El consumo de incluso pequeñas cantidades de alcohol (por ejemplo, una bebida estándar por día) por parte de hombres o mujeres que se someten a FIV reduce la probabilidad de un resultado exitoso.

El tabaquismo materno y paterno reduce la probabilidad de éxito del tratamiento con TAR.

El uso de drogas recreativas (por ejemplo, marihuana y cocaína) y algunas drogas de venta libre (por ejemplo, esteroides) reduce la fertilidad de una pareja. Si bien ningún ensayo ha examinado específicamente el impacto del uso de drogas en el resultado de la FIV, es probable que el uso de drogas también reduzca el éxito de la FIV.

Cómo prepararse y qué esperar durante el ciclo de tratamiento de FIV

La FIV y la implantación de embriones se realizan como parte de un ciclo de tratamiento, que comienza con la inducción de la ovulación y la recuperación de ovocitos y espermatozoides y finaliza con la implantación de embriones creados in vitro.


Antes de que comience el ciclo

Antes de comenzar un ciclo de tratamiento, es importante que las mujeres se hagan una prueba de Papanicolaou (o que se hayan hecho una prueba de Papanicolaou dentro de los 2 años), para asegurarse de que están libres de cáncer de cuello uterino. También deben verificar su inmunidad contra la rubéola (es decir, el sarampión alemán), incluso si han sido vacunados en el pasado. Tanto los hombres como las mujeres deben someterse a pruebas de detección de sífilis, una ITS a menudo asintomática, que puede afectar gravemente al feto en desarrollo. Los hombres deberían haberse sometido a una prueba de análisis de semen en los últimos doce meses. (consejo previo a la concepción)

Muchas parejas desearán recibir asesoramiento antes de que comience un ciclo de tratamiento y, en algunos estados y territorios, el asesoramiento es obligatorio antes de comenzar el tratamiento de FIV. Independientemente de la legislación, se recomienda encarecidamente la asesoría, ya que es una buena oportunidad para que se informen más sobre el tratamiento de FIV y qué esperar, así como para expresar sus temores y preocupaciones.

Las parejas que deseen someterse a una FIV deben obtener una derivación para un tratamiento especializado de su médico de cabecera, con el fin de reclamar un reembolso de Medicare. Las parejas también se encontrarán, en una o más ocasiones, con enfermeras y / o ginecólogos, antes de que comiencen sus ciclos de tratamiento de FIV. En estas reuniones se realizarán pruebas para determinar el régimen farmacológico más adecuado para inducir la ovulación.

Se discutirá el ciclo de tratamiento de FIV y se le enseñará a la pareja cómo administrar los productos farmacéuticos que tomará la pareja femenina durante el ciclo de tratamiento para inducir la ovulación. Esto generalmente incluye algunas inyecciones. Se recetarán medicamentos y la pareja se los llevará a casa, para que estén listos para comenzar el tratamiento en el momento oportuno y no tengan que hacer visitas diarias a la clínica.


El ciclo de tratamiento

Un ciclo de tratamiento comienza el primer día del período de una mujer. La mujer en tratamiento comenzará a tomar la medicación en algún momento después de que comience su período, sin embargo, el día en que comienza la medicación difiere según el tipo de medicación. A todas las mujeres se les pedirá que se comuniquen con su clínica de FIV el primer día de su período, para que se pueda calcular el día en que deben comenzar a tomar los medicamentos. La investigación ultrasónica se realizará algún tiempo después de que haya comenzado la medicación, para evaluar la extensión del crecimiento del folículo ovárico (es decir, el número y tamaño de los folículos) y el grosor del revestimiento endometrial. El ultrasonido proporcionará la información necesaria para calcular el momento correcto para administrar medicamentos para estimular la liberación de ovocitos de los folículos ováricos para preparar la recuperación de ovocitos.

Se le pedirá a la mujer que está siendo tratada que asista a la clínica de FIV aproximadamente 36 horas después de la administración de HCG, para que los ovocitos puedan ser removidos de sus ovarios. También se le pedirá a la mujer y su pareja que asista a la clínica ese día para producir un esperma. muestra, que se utilizará para la FIV de los ovocitos recuperados. Una vez extraídos, los ovocitos generalmente se dejan madurar durante varias horas en un medio de cultivo, antes de la inseminación. Una vez combinados, los gametos se incubarán y controlarán para verificar si se produce la fertilización, en cuyo caso se permitirá que los embriones resultantes crezcan in vitro durante 2-5 días. La clínica de FIV controlará el progreso de la fertilización y se pondrá en contacto con las pacientes para aconsejarles cuándo regresar para que los embriones puedan transferirse al útero de la mujer.

La transferencia de embriones es un procedimiento simple mediante el cual los embriones se inyectan directamente en el útero mediante un catéter, bajo guía ecográfica. Solo lleva unos minutos y los pacientes que se someten a transferencia de embriones no necesitan tomar ningún medicamento para prepararse para el procedimiento ni someterse a anestesia. En muchas clínicas, los pacientes pueden ver todo el proceso a través del monitor de ultrasonido y los socios pueden verlo.


Siguiendo el ciclo de tratamiento

Una vez implantado el / los embrión / s, el paciente puede reanudar inmediatamente sus actividades normales. Se realiza una prueba de embarazo en sangre 18 días después de la transferencia del embrión para confirmar si se ha formado o no un embarazo. La mayoría de las parejas encuentran en este un período de espera ansioso y estresante, y las parejas deben estar preparadas para recibir un resultado negativo. Si ocurre un período dentro de los 18 días posteriores a la transferencia del embrión, esto generalmente significa que el embrión no se ha implantado y será necesario otro ciclo de tratamiento. Sin embargo, es muy importante que todas las mujeres, incluidas aquellas que experimentan un período después de la transferencia de embriones, regresen a su clínica de FIV para una prueba de embarazo, ya que el sangrado vaginal puede indicar una afección más grave que requiere tratamiento.

Beneficios de la FIV

La fecundación in vitro ha ayudado a muchas parejas que de otra manera no tendrían hijos a concebir y tener un hijo. También aumenta las opciones de fertilidad para las parejas que desean retrasar la concepción, por ejemplo, para viajar o seguir una carrera.

Limitaciones y riesgos asociados con la FIV

La FIV depende de la disponibilidad de espermatozoides y óvulos humanos viables para la fertilización. No es un tratamiento que pueda reparar óvulos dañados o aumentar la viabilidad de los espermatozoides producidos. A medida que los óvulos o espermatozoides de un individuo se deterioran en calidad a medida que envejecen, el éxito de la FIV es más limitado entre las parejas mayores.

Hay una serie de riesgos a corto y largo plazo asociados con el proceso de FIV. A corto plazo, el síndrome de estimulación hiperovárica es una afección potencialmente grave asociada con la estimulación ovárica.

También existe un mayor riesgo de embarazos múltiples, que amenazan la salud tanto de la mujer embarazada como de los fetos (por ejemplo, más esfuerzo físico para la mujer embarazada y un mayor riesgo de aborto espontáneo). En 2003, más del 18% de los embarazos de FIV en Australia y Nueva Zelanda resultaron en nacimientos múltiples, en comparación con el 1,7% de los embarazos logrados mediante concepción natural. El peso promedio al nacer de los bebés concebidos mediante FIV es más bajo que el de los bebés resultantes de la concepción natural (3010 gramos en comparación con 3372 gramos respectivamente) y hay una tasa más alta de muertes perinatales y neonatales entre los bebés concebidos por FIV.

A largo plazo, se necesitan más investigaciones para determinar si los bebés nacidos mediante FIV tienen un mayor riesgo de anomalías congénitas y trastornos del crecimiento, en comparación con los bebés que resultan de la concepción natural.

Consideraciones psicológicas y éticas relacionadas con la FIV

El tratamiento de FIV a menudo puede ser un proceso largo, costoso y emocionalmente agotador tanto para la mujer que se somete al tratamiento como para su pareja. Es común que ambos socios experimenten ansiedad y depresión durante el tratamiento y experimenten estrés mientras esperan el resultado del tratamiento. Los padres de FIV también experimentan más estrés durante el embarazo que las parejas que conciben de forma natural, estrés que puede afectar negativamente el resultado del embarazo. Si el resultado de la FIV no tiene éxito, los sentimientos de tristeza, ira y depresión son comunes.

Regulación de la FIV en Australia

En los primeros días de la FIV, no existía una legislación para regular la práctica clínica de la FIV. Ahora, la FIV y otros profesionales de ART están autorizados por la Sociedad de Infertilidad de Australia y el Consejo Nacional de Investigación Médica y de Salud proporciona pautas éticas para la investigación y la práctica de la FIV.

La Ley de clonación humana y embriones humanos regula la investigación del TAR a nivel nacional, sin embargo, no existe una legislación nacional que regule el TAR en la práctica clínica. Más bien, estas prácticas se legislan estado por estado. Existen diferencias considerables entre los estados en cuanto a cuándo legislaron por primera vez el ART y cómo se regula, que se analizan más adelante.

Victoria fue el primer estado de Australia y el primer gobierno del mundo en regular la práctica de la FIV, mediante la introducción de la Ley de Infertilidad (Procedimientos Médicos) de 1984. El proyecto de ley se compró por primera vez ante el Parlamento en 1984, sin embargo, no fue adoptado en su en su totalidad hasta 1987, cuando se adoptó junto con la Ley de Enmienda de Infertilidad (Procedimientos Médicos) de 1987. Estos proyectos de ley fueron reemplazados posteriormente por la introducción de la Ley de Tratamiento de Infertilidad de 1995. Esta ley aumentó el número de procedimientos de ART regulados y estableció la Autoridad de Tratamiento de Infertilidad para monitorear y otorgar licencias a clínicas, médicos y científicos que participan en técnicas de FIV. También estipuló que los embriones se pueden almacenar por un máximo de cinco años y los espermatozoides por un máximo de diez años.


Nueva Gales del Sur

Nueva Gales del Sur es el único estado australiano que no ha introducido una legislación para regular la práctica de la FIV y las técnicas de ART asociadas. Opera de acuerdo con las pautas éticas del Consejo Nacional de Salud y Medicina para el ART.

Queensland introdujo la Ley de Paternidad Subrogada de 1988 para regular el TAR que da como resultado la subrogación gestacional, sin embargo, en su mayor parte, el TAR está regulado de acuerdo con las pautas del NHMRC.


Sur de Australia

La práctica clínica de la FIV está regulada por la Ley de Tecnología Reproductiva (Práctica Clínica) de Australia del Sur.


El oeste de Australia

Australia Occidental regula los procedimientos de ART a través de la Ley de Tecnología Reproductiva Humana y enmiendas a esta ley.


Territorio de la Capital Australiana

En el Territorio de la Capital Australiana, ART está regulado por el Código de Prácticas RTAC, elaborado por la Sociedad de Fertilidad de Australia. La subrogación está regulada a través de la Ley de acuerdos de padres sustitutos (1994) y la Ley de concepción artificial (1985).

Tasmania regula el ART de acuerdo con las pautas de la NHMRC, sin embargo, tiene una legislación separada, la Ley de Contratos de Subrogación (1993) para regular los acuerdos de subrogación gestacional.


Territorio del Norte

El Territorio del Norte utiliza la legislación de Australia del Sur como guía para regular el TAR.


Contenido

El término latino in vitro, que significa "en vidrio", se utiliza porque los primeros experimentos biológicos que implican el cultivo de tejidos fuera del organismo vivo se llevaron a cabo en recipientes de vidrio, como vasos de precipitados, tubos de ensayo o placas de Petri. Hoy en día, el término científico "in vitro" se utiliza para referirse a cualquier procedimiento biológico que se realiza fuera del organismo en el que normalmente habría ocurrido, para distinguirlo de un procedimiento in vivo (como la fertilización in vivo), donde el tejido permanece dentro del organismo vivo en el que normalmente se encuentra.

Un término coloquial para bebés concebidos como resultado de la FIV, "bebés probeta", se refiere a los recipientes en forma de tubo de vidrio o resina plástica, llamados probetas, que se utilizan comúnmente en los laboratorios de química y biología. Sin embargo, la FIV se realiza generalmente en placas de Petri, que son a la vez más anchas y menos profundas y, a menudo, se utilizan para cultivar cultivos.

En un sentido más amplio, la FIV es una forma de tecnología de reproducción asistida (ART).

Indicaciones Editar

La FIV se puede utilizar para superar la infertilidad femenina cuando se debe a problemas con las trompas de Falopio, lo que dificulta la fertilización in vivo. También puede ayudar en la infertilidad masculina, en aquellos casos en los que existe un defecto en la calidad del esperma, en tales situaciones se puede usar la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), donde se inyecta un espermatozoide directamente en el óvulo. Se utiliza cuando los espermatozoides tienen dificultades para penetrar en el óvulo. En estos casos, se puede utilizar el esperma de la pareja o del donante. ICSI también se usa cuando el número de espermatozoides es muy bajo. Cuando está indicado, se ha descubierto que el uso de ICSI aumenta las tasas de éxito de la FIV.

De acuerdo con las pautas NICE del Reino Unido, el tratamiento de FIV es apropiado en casos de infertilidad inexplicable para personas que no han concebido después de 2 años de relaciones sexuales regulares sin protección. [6]

En personas con anovulación, puede ser una alternativa después de 7 a 12 intentos de ciclos de inducción de la ovulación, ya que este último es caro y más fácil de controlar. [7]

Tasas de éxito Editar

Las tasas de éxito de la FIV son el porcentaje de todos los procedimientos de FIV que dan como resultado un resultado favorable. Según el tipo de cálculo utilizado, este resultado puede representar la cantidad de embarazos confirmados, denominada tasa de embarazos, o la cantidad de nacidos vivos, denominada tasa de nacidos vivos. La tasa de éxito depende de factores variables como la edad materna, la causa de la infertilidad, el estado del embrión, los antecedentes reproductivos y los factores del estilo de vida.

Edad materna: las candidatas más jóvenes a la FIV tienen más probabilidades de quedar embarazadas. Las mujeres mayores de 41 años tienen más probabilidades de quedar embarazadas con un óvulo de donante. [8]

Antecedentes reproductivos: las personas que han estado embarazadas previamente tienen en muchos casos más éxito con los tratamientos de FIV que las que nunca han estado embarazadas. [8]

Debido a los avances en la tecnología reproductiva, las tasas de nacidos vivos por ciclo cinco de FIV han aumentado del 76% en 2005 al 80% en 2010 a pesar de una reducción en la cantidad de embriones transferidos (que disminuyó la tasa de nacimientos múltiples del 25% al ​​8% ). [9]

Tasa de nacidos vivos Editar

La tasa de nacidos vivos es el porcentaje de todos los ciclos de FIV que conducen a un nacimiento vivo. Esta tasa no incluye abortos espontáneos o mortinatos. Los nacimientos de múltiples órdenes, como los de mellizos y trillizos, se cuentan como un embarazo. Un resumen de 2017 compilado por la Society for Assisted Reproductive Technology (SART), que informa las tasas promedio de éxito de la FIV en los Estados Unidos por grupo de edad utilizando óvulos de no donantes, recopiló los siguientes datos: [10]

& lt 35 35–37 38–40 41–42 & gt 42
Tasa de embarazo (%) 47.1 40.6 30.9 18.8 7.6
Tasa de nacidos vivos (%) 40.5 30.2 18.7 9.1 2.9

En 2006, las clínicas canadienses informaron una tasa de nacidos vivos del 27%. [11] Las tasas de natalidad en pacientes más jóvenes fueron ligeramente más altas, con una tasa de éxito del 35,3% para las de 21 años o menos, el grupo más joven evaluado. Las tasas de éxito para los pacientes mayores también fueron menores y disminuyeron con la edad, con 37 años de edad en 27,4% y sin nacidos vivos para los mayores de 48 años, el grupo de mayor edad evaluado. [12] Algunas clínicas excedieron estas tasas, pero es imposible determinar si eso se debe a una técnica superior o a la selección de pacientes, ya que es posible aumentar artificialmente las tasas de éxito negándose a aceptar a los pacientes más difíciles o dirigiéndolos a la donación de ovocitos. ciclos (que se compilan por separado). Además, las tasas de embarazo pueden incrementarse mediante la colocación de varios embriones con el riesgo de aumentar la probabilidad de tener múltiples.

El SART también proporciona las tasas de nacidos vivos que utilizan óvulos de donantes e incluyen todos los grupos de edad que utilizan óvulos frescos o descongelados: [10]

Embriones de óvulos de donantes frescos Embriones de óvulos de donante descongelados
Tasa de nacidos vivos (%) 40.3 36.3

Debido a que no cada ciclo de FIV que se inicia conducirá a la recuperación de ovocitos o la transferencia de embriones, los informes de tasas de nacidos vivos deben especificar el denominador, es decir, ciclos de FIV iniciados, recuperaciones de FIV o transferencias de embriones. El SART resumió las tasas de éxito de 2008–9 para las clínicas de EE. UU. Para ciclos de embriones frescos que no involucraron óvulos de donantes y dieron tasas de nacidos vivos para la edad de la futura madre, con un pico de 41,3% por ciclo iniciado y 47,3% por transferencia de embrión para pacientes menores de 35 años.

Los intentos de FIV en ciclos múltiples dan como resultado un aumento de las tasas acumuladas de nacidos vivos. Dependiendo del grupo demográfico, un estudio informó del 45% al ​​53% en tres intentos y del 51% al 71% al 80% en seis intentos. [13]

A partir del 15 de febrero de 2021, la mayoría de las clínicas de FIV australianas publican su tasa de éxito individual en línea a través de YourIVFSuccess.com.au. Este sitio también contiene una herramienta de predicción. [14]

Tasa de embarazo Editar

La tasa de embarazo se puede definir de varias formas. En los Estados Unidos, la tasa de embarazo utilizada por el SART y los Centros para el Control de Enfermedades (y que aparece en la tabla en la sección Tasas de éxito anterior) se basa en el movimiento cardíaco fetal observado en los exámenes de ultrasonido.

El resumen de 2017 compilado por el SART con los siguientes datos para los Estados Unidos: [10]

& lt35 35-37 38-40 41-42 & gt42
Tasa de embarazo (%) 47.1 40.6 30.9 18.8 7.6

En 2006, las clínicas canadienses informaron una tasa promedio de embarazo del 35%. [11] Un estudio francés estimó que el 66% de las pacientes que comienzan el tratamiento de FIV finalmente logran tener un hijo (40% durante el tratamiento de FIV en el centro y 26% después de la interrupción de la FIV). El logro de tener un hijo después de la interrupción de la FIV se debió principalmente a la adopción (46%) o al embarazo espontáneo (42%). [15]

Tasa de aborto espontáneo Editar

Según un estudio realizado por la Clínica Mayo, las tasas de aborto espontáneo por FIV están entre el 15 y el 25%. [dieciséis]

Predictores de éxito Editar

Se ha sugerido que los principales factores potenciales que influyen en las tasas de embarazo (y nacidos vivos) en la FIV son la edad materna, la duración de la infertilidad o subfertilidad, la bFSH y el número de ovocitos, todos reflejando la función ovárica. [17] La ​​edad óptima de la mujer es de 23 a 39 años en el momento del tratamiento. [18]

Los biomarcadores que afectan las posibilidades de embarazo de la FIV incluyen:

    , con un recuento más alto dando mayores tasas de éxito. [20] niveles, con niveles más altos que indican mayores posibilidades de embarazo, [20] así como de nacidos vivos después de la FIV, incluso después de ajustar por edad. [21]
  • Factores de la calidad del semen para el proveedor de esperma.
  • Nivel de fragmentación del ADN [22] medido, p. Ej. por ensayo Comet, edad materna avanzada y calidad del semen.
  • Personas con genotipos FMR1 específicos de ovario, incluidos het-norm / bajo han disminuido significativamente las posibilidades de embarazo en la FIV. [23] la elevación en el día de la inducción de la maduración final se asocia con tasas más bajas de embarazo en los ciclos de FIV en personas sometidas a estimulación ovárica con análogos de GnRH y gonadotropinas. [24] En este momento, en comparación con un nivel de progesterona por debajo de 0,8 ng / ml, un nivel entre 0,8 y 1,1 ng / ml confiere una razón de probabilidades de embarazo de aproximadamente 0,8, y un nivel entre 1,2 y 3,0 ng / ml confiere una probabilidad proporción de embarazo de entre 0,6 y 0,7. [24] Por otro lado, la elevación de la progesterona no parece conferir una menor probabilidad de embarazo en ciclos de congelación-descongelación y ciclos con donación de óvulos. [24]
  • Características de las células del cumulus oophorus y la membrana granulosa, que se aspiran fácilmente durante la extracción de los ovocitos. Estas células están estrechamente asociadas con el ovocito y comparten el mismo microambiente, y la tasa de expresión de ciertos genes en dichas células está asociada con una tasa de embarazo más alta o más baja. [25]
  • Un grosor endometrial (EMT) de menos de 7 mm disminuye la tasa de embarazo en una razón de probabilidades de aproximadamente 0,4 en comparación con una EMT de más de 7 mm. Sin embargo, raras veces ocurre un grosor tan bajo y cualquier uso rutinario de este parámetro no se considera justificado. [26]

Otros determinantes del resultado de la FIV incluyen:

  • A medida que aumenta la edad materna, la probabilidad de concepción disminuye [27] y aumenta la probabilidad de aborto espontáneo. [28]
  • Con el aumento de la edad paterna, especialmente de 50 años o más, la tasa de formación de blastocistos disminuye. [29] reduce las posibilidades de que la FIV produzca un nacimiento vivo en un 34% y aumenta el riesgo de aborto espontáneo de un embarazo por FIV en un 30%. [30]
  • Un índice de masa corporal (IMC) superior a 27 provoca una disminución del 33% en la probabilidad de tener un hijo vivo después del primer ciclo de FIV, en comparación con aquellas con un IMC entre 20 y 27. [30] Además, las mujeres embarazadas que son obesas tienen tasas más altas de aborto espontáneo, diabetes gestacional, hipertensión, tromboembolismo y problemas durante el parto, además de conducir a un mayor riesgo de anomalías congénitas fetales. [30] El índice de masa corporal ideal es 19-30. [18] o la oclusión tubárica laparoscópica antes del tratamiento de FIV aumenta las posibilidades para las personas con hidrosálpinges. [18] [31]
  • El éxito con embarazos anteriores y / o nacidos vivos aumenta las posibilidades [18]
  • La ingesta baja de alcohol / cafeína aumenta la tasa de éxito [18]
  • El número de embriones transferidos en el ciclo de tratamiento [32]
  • Algunos estudios también sugieren que las enfermedades autoinmunes también pueden desempeñar un papel en la disminución de las tasas de éxito de la FIV al interferir con la implantación adecuada del embrión después de la transferencia. [23]

En ocasiones, la aspirina se receta a las personas con el propósito de aumentar las posibilidades de concepción mediante FIV, pero a partir de 2016 [actualización] no había evidencia que demuestre que sea segura y efectiva. [33] [34]

Una revisión de 2013 y un metanálisis de ensayos controlados aleatorios de acupuntura como terapia adyuvante en la FIV no encontró ningún beneficio general y concluyó que un beneficio aparente detectado en un subconjunto de ensayos publicados donde el grupo de control (aquellos que no usaban acupuntura) experimentó un beneficio menor que La tasa promedio de embarazo requiere más estudios, debido a la posibilidad de sesgo de publicación y otros factores. [35]

Una revisión Cochrane llegó al resultado de que la lesión endometrial realizada en el mes anterior a la inducción ovárica pareció aumentar tanto la tasa de nacidos vivos como la tasa de embarazo clínico en la FIV en comparación con la ausencia de lesión endometrial. No hubo evidencia de una diferencia entre los grupos en las tasas de aborto espontáneo, embarazo múltiple o hemorragia. La evidencia sugirió que la lesión endometrial en el día de la extracción de los ovocitos se asoció con una menor tasa de nacidos vivos o de embarazos en curso. [31]

Para las personas, la ingesta de antioxidantes (como N-acetilcisteína, melatonina, vitamina A, vitamina C, vitamina E, ácido fólico, mioinositol, zinc o selenio) no se ha asociado con un aumento significativo de la tasa de nacidos vivos o tasa de embarazo en FIV según revisiones Cochrane. [31] La revisión encontró que los antioxidantes orales administrados a hombres en parejas con factor masculino o subfertilidad inexplicable pueden mejorar las tasas de nacidos vivos, pero se necesitan más pruebas. [31]

Una revisión Cochrane en 2015 llegó al resultado de que no hay evidencia identificada con respecto al efecto de los consejos sobre el estilo de vida antes de la concepción sobre la posibilidad de un resultado de nacimiento vivo. [31]

Nacimientos múltiples Editar

La principal complicación de la FIV es el riesgo de partos múltiples. Esto está directamente relacionado con la práctica de transferir múltiples embriones en la transferencia de embriones. Los partos múltiples están relacionados con un mayor riesgo de pérdida del embarazo, complicaciones obstétricas, prematuridad y morbilidad neonatal con el potencial de daño a largo plazo. En algunos países (por ejemplo, Gran Bretaña, Bélgica) se han establecido límites estrictos sobre el número de embriones que pueden transferirse para reducir el riesgo de múltiples de alto orden (trillizos o más), pero no se siguen ni se aceptan universalmente. Puede ocurrir la división espontánea de los embriones en el útero después de la transferencia, pero esto es raro y daría lugar a gemelos idénticos. Un estudio aleatorio doble ciego siguió los embarazos de FIV que dieron como resultado 73 bebés (33 niños y 40 niñas) e informó que el 8,7% de los bebés únicos y el 54,2% de los gemelos tenían un peso al nacer de menos de 2500 gramos (5,5 libras). [36] Existe alguna evidencia de que hacer una transferencia de embriones dobles durante un ciclo logra una tasa de nacidos vivos más alta que la transferencia de un solo embrión, pero hacer dos transferencias de un solo embrión en dos ciclos tiene la misma tasa de nacidos vivos y evitaría embarazos múltiples. [37]

Distorsiones de la proporción de sexos Editar

Se ha demostrado que ciertos tipos de FIV, en particular ICSI (aplicada por primera vez en 1991) y transferencia de blastocistos (aplicada por primera vez en 1984), provocan distorsiones en la proporción de sexos al nacer. ICSI conduce a un número ligeramente mayor de nacimientos de mujeres (51,3% de mujeres), mientras que la transferencia de blastocistos conduce a que nazcan significativamente más niños (56,1% de hombres). La FIV estándar realizada en el segundo o tercer día conduce a una proporción de sexos normal.

Se ha teorizado que las modificaciones epigenéticas causadas por el cultivo extendido que conducen a la muerte de más embriones femeninos son la razón por la cual la transferencia de blastocisto conduce a una proporción de sexos masculina más alta; sin embargo, agregar ácido retinoico al cultivo puede hacer que esta proporción vuelva a la normalidad. [38]

Propagación de enfermedades infecciosas Editar

Mediante el lavado de esperma, el riesgo de que una enfermedad crónica en el macho que proporciona el esperma infecte a la hembra o la descendencia puede reducirse a niveles insignificantes.

En los hombres con hepatitis B, el Comité de Práctica de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva advierte que no es necesario lavar los espermatozoides en la FIV para prevenir la transmisión, a menos que la pareja femenina no haya sido vacunada de manera efectiva. [39] [40] En las mujeres con hepatitis B, el riesgo de transmisión vertical durante la FIV no es diferente del riesgo en la concepción espontánea. [40] Sin embargo, no hay suficiente evidencia para decir que los procedimientos de ICSI son seguros en mujeres con hepatitis B con respecto a la transmisión vertical a la descendencia. [40]

Con respecto a la posible propagación del VIH / SIDA, el gobierno de Japón prohibió el uso de procedimientos de FIV para las parejas en las que ambos están infectados con el VIH. A pesar de que los comités de ética permitieron anteriormente al Ogikubo, Hospital de Tokio, ubicado en Tokio, utilizar la FIV para parejas con VIH, el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón decidió bloquear la práctica. Hideji Hanabusa, vicepresidente del Hospital Ogikubo, afirma que, junto con sus colegas, logró desarrollar un método mediante el cual los científicos pueden eliminar el VIH de los espermatozoides. [41]

Otros riesgos para el proveedor de óvulos / recuperador Editar

Un riesgo de estimulación ovárica es el desarrollo del síndrome de hiperestimulación ovárica, particularmente si se usa hCG para inducir la maduración final de los ovocitos. Esto resulta en ovarios hinchados y dolorosos. Ocurre en el 30% de los pacientes. Los casos leves se pueden tratar con medicamentos de venta libre y los casos se pueden resolver en ausencia de embarazo. En casos moderados, los ovarios se hinchan y se acumula líquido en las cavidades abdominales y pueden presentar síntomas de acidez, gases, náuseas o pérdida del apetito. En casos severos, los pacientes tienen dolor abdominal excesivo repentino, náuseas, vómitos y resultarán en hospitalización.

Durante la extracción del óvulo, existe una pequeña posibilidad de sangrado, infección y daño a las estructuras circundantes, como el intestino y la vejiga (aspiración por ultrasonido transvaginal), así como dificultad para respirar, infección en el pecho, reacciones alérgicas a medicamentos o daño a los nervios (laparoscopia). .

El embarazo ectópico también puede ocurrir si un óvulo fertilizado se desarrolla fuera del útero, generalmente en las trompas de Falopio y requiere la destrucción inmediata del feto.

La FIV no parece estar asociada con un riesgo elevado de cáncer de cuello uterino, ni con cáncer de ovario o cáncer de endometrio cuando se neutraliza el factor de confusión de la infertilidad en sí. [42] Tampoco parece impartir un mayor riesgo de cáncer de mama. [43]

Independientemente del resultado del embarazo, el tratamiento de FIV suele ser estresante para las pacientes. [44] El neuroticismo y el uso de estrategias de afrontamiento escapistas se asocian con un mayor grado de angustia, mientras que la presencia de apoyo social tiene un efecto de alivio. [44] Una prueba de embarazo negativa después de la FIV se asocia con un mayor riesgo de depresión en las mujeres, pero no con un mayor riesgo de desarrollar trastornos de ansiedad. [45] Los resultados de las pruebas de embarazo no parecen ser un factor de riesgo de depresión o ansiedad entre los hombres. [45]

Los estudios muestran que existe un mayor riesgo de trombosis venosa o embolia pulmonar durante el primer trimestre de la FIV. [46] Cuando se analizan los estudios a largo plazo que comparan a las personas que recibieron o no recibieron FIV, no parece haber una correlación con un mayor riesgo de eventos cardíacos. Hay más estudios en curso para solidificar esto. [47]

Se ha producido un embarazo espontáneo después de tratamientos de FIV exitosos y no exitosos. [48] ​​Dentro de los 2 años de haber dado a luz a un bebé concebido mediante FIV, las parejas subfértiles tenían una tasa de concepción del 18%. [49]

Defectos de nacimiento Editar

Una revisión en 2013 llegó al resultado de que los bebés que resultan de la FIV (con o sin ICSI) tienen un riesgo relativo de defectos congénitos de 1,32 (intervalo de confianza del 95%: 1,24–1,42) en comparación con los bebés concebidos naturalmente. [50] En 2008, un análisis de los datos del Estudio Nacional de Defectos de Nacimiento en los EE. UU. Encontró que ciertos defectos de nacimiento eran significativamente más comunes en los bebés concebidos mediante FIV, en particular defectos del corazón del tabique, labio leporino con o sin paladar hendido, atresia esofágica y atresia anorrectal, el mecanismo de causalidad no está claro. [51] Sin embargo, en un estudio de cohorte de toda la población de 308,974 nacimientos (con 6,163 usando tecnología de reproducción asistida y siguiendo a niños desde el nacimiento hasta los cinco años), los investigadores encontraron: "El mayor riesgo de defectos de nacimiento asociados con la FIV dejó de ser significativo después del ajuste por factores parentales ". [52] Los factores parentales incluían riesgos independientes conocidos de defectos congénitos, como la edad materna, el tabaquismo, etc. La corrección multivariante no eliminó la importancia de la asociación de defectos congénitos e ICSI (razón de posibilidades corregida 1,57), aunque los autores especulan que Los factores de infertilidad masculina (que estarían asociados con el uso de ICSI) pueden contribuir a esta observación y no pudieron corregir estos factores de confusión. Los autores también encontraron que los antecedentes de infertilidad aumentaban el riesgo en sí mismos en ausencia de cualquier tratamiento (razón de probabilidades 1,29), de acuerdo con un estudio de registro nacional danés [53] y "implica factores del paciente en este aumento del riesgo". Los autores del estudio del registro nacional danés especulan: "nuestros resultados sugieren que la mayor prevalencia reportada de malformaciones congénitas observadas en los hijos únicos nacidos después de la tecnología de reproducción asistida se debe en parte a la infertilidad subyacente o sus determinantes".

Riesgo en embarazos únicos resultantes de la FIV (con o sin ICSI) [54]
Condición Relativo
riesgo
95% de confianza
intervalo
Síndrome de Beckwith-Wiedemann 3-4
anomalías congénitas 1.67 1.33–2.09
hemorragia antes del parto 2.49 2.30–2.69
trastornos hipertensivos del embarazo 1.49 1.39–1.59
ruptura prematura de membranas 1.16 1.07–1.26
seccion de cesárea 1.56 1.51–1.60
diabetes gestacional 1.48 1.33–1.66
la inducción del trabajo de parto 1.18 1.10–1.28
pequeño para Edad gestacional 1.39 1.27–1.53
parto prematuro 1.54 1.47–1.62
bajo peso al nacer 1.65 1.56–1.75
mortalidad perinatal 1.87 1.48–2.37

Otros riesgos para la descendencia Editar

Si la infertilidad subyacente está relacionada con anomalías en la espermatogénesis, es plausible, pero es demasiado pronto para examinar que la descendencia masculina tiene un mayor riesgo de anomalías en los espermatozoides. [ aclaración necesaria ]

La FIV no parece conferir ningún riesgo con respecto al desarrollo cognitivo, el rendimiento escolar, el funcionamiento social y el comportamiento. [55] Además, se sabe que los bebés de FIV están tan firmemente unidos a sus padres como los que fueron concebidos de forma natural, y los adolescentes de FIV están tan bien adaptados como los que han sido concebidos de forma natural. [56]

Los datos limitados de seguimiento a largo plazo sugieren que la FIV puede estar asociada con una mayor incidencia de hipertensión, alteración de la glucosa en ayunas, aumento de la composición de grasa corporal total, avance de la edad ósea, trastorno subclínico de la tiroides, depresión clínica en la edad adulta temprana y consumo excesivo de alcohol en el descendencia. [55] [57] Sin embargo, no se sabe si estas asociaciones potenciales son causadas por el procedimiento de FIV en sí mismo, por resultados obstétricos adversos asociados con la FIV, por el origen genético de los niños o por causas asociadas con la FIV aún desconocidas. [55] [57] Los aumentos en la manipulación de embriones durante la FIV dan como resultado curvas de crecimiento fetal más desviadas, pero el peso al nacer no parece ser un marcador confiable de estrés fetal. [58]

La FIV, incluida la ICSI, se asocia con un mayor riesgo de trastornos de la impronta (incluido el síndrome de Prader-Willi y el síndrome de Angelman), con una razón de posibilidades de 3,7 (intervalo de confianza del 95%: 1,4 a 9,7). [59]

Se cree que la incidencia de parálisis cerebral y retraso en el desarrollo neurológico asociada a la FIV está relacionada con los factores de confusión de prematuridad y bajo peso al nacer. [55] De manera similar, se cree que la incidencia de autismo y trastorno por déficit de atención asociada con la FIV está relacionada con factores de confusión de factores maternos y obstétricos. [55]

En general, la FIV no aumenta el riesgo de cáncer infantil. [60] Los estudios han demostrado una disminución en el riesgo de ciertos cánceres y un mayor riesgo de algunos otros, como el retinoblastoma, [61] el hepatoblastoma [60] y el rabdomiosarcoma. [60]

Teóricamente, la FIV se podría realizar recolectando el contenido de las trompas de Falopio o del útero de una mujer después de la ovulación natural, mezclándolo con esperma y reinsertando los óvulos fecundados en el útero. Sin embargo, sin técnicas adicionales, las posibilidades de embarazo serían extremadamente pequeñas. Las técnicas adicionales que se utilizan habitualmente en la FIV incluyen hiperestimulación ovárica para generar múltiples óvulos, extracción de ovocitos transvaginal guiada por ultrasonido directamente de los ovarios, co-incubación de óvulos y espermatozoides, así como cultivo y selección de embriones resultantes antes de la transferencia de embriones a un útero.

Hiperestimulación ovárica Editar

La hiperestimulación ovárica es la estimulación para inducir el desarrollo de múltiples folículos de los ovarios. Debe comenzar con la predicción de la respuesta, p. Ej. edad, recuento de folículos antrales y nivel de hormona antimülleriana. [62] La predicción resultante de p. Ej. La respuesta deficiente o hiperrespuesta a la hiperestimulación ovárica determina el protocolo y la dosis para la hiperestimulación ovárica. [62]

La hiperestimulación ovárica también incluye la supresión de la ovulación espontánea, para la cual se encuentran disponibles dos métodos principales: Usar un protocolo de agonista de GnRH (generalmente más largo) o un protocolo de antagonista de GnRH (generalmente más corto). [62] En un protocolo largo estándar con agonistas de GnRH, el día en que se inicia el tratamiento de hiperestimulación y el día esperado de recuperación de ovocitos posterior pueden elegirse para ajustarse a la elección personal, mientras que en un protocolo de antagonistas de GnRH debe adaptarse al inicio espontáneo de la menstruación anterior. Por otro lado, el protocolo de antagonistas de GnRH tiene un menor riesgo de síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO), que es una complicación potencialmente mortal. [62]

Para la hiperestimulación ovárica en sí misma, las gonadotropinas inyectables (generalmente análogos de la FSH) se utilizan generalmente bajo un estrecho seguimiento. Esta monitorización comprueba frecuentemente el nivel de estradiol y, mediante ecografía ginecológica, el crecimiento folicular. Por lo general, serán necesarios aproximadamente 10 días de inyecciones.

FIV natural Editar

Hay varios métodos denominados FIV de ciclo natural: [63]

  • La FIV no usa medicamentos para la hiperestimulación ovárica, mientras que aún se pueden usar medicamentos para la supresión de la ovulación.
  • FIV mediante hiperestimulación ovárica, incluidas las gonadotropinas, pero con un protocolo de antagonista de GnRH para que el ciclo se inicie a partir de mecanismos naturales. FIV mediante hiperestimulación ovárica, seguida de criopreservación de embriones, seguida de transferencia de embriones en un ciclo posterior y natural. [64]

La FIV sin medicamentos para la hiperestimulación ovárica fue el método para la concepción de Louise Brown. Este método se puede utilizar con éxito cuando las personas quieren evitar tomar medicamentos estimulantes de los ovarios con sus efectos secundarios asociados. La HFEA ha estimado que la tasa de nacidos vivos es de aproximadamente 1,3% por ciclo de FIV sin medicamentos de hiperestimulación para personas de entre 40 y 42 años. [65]

La FIV leve [66] es un método en el que se utiliza una pequeña dosis de fármacos estimulantes de los ovarios durante un período breve durante el ciclo natural de la mujer con el objetivo de producir de 2 a 7 óvulos y embriones sanos. Este método parece ser un avance en el campo para reducir las complicaciones y los efectos secundarios para las personas y está dirigido a la calidad, no a la cantidad de óvulos y embriones. Un estudio que comparó un tratamiento leve (estimulación ovárica leve con cotratamiento con antagonista de GnRH combinado con transferencia de un solo embrión) con un tratamiento estándar (estimulación con un protocolo prolongado de agonista de GnRH y transferencia de dos embriones) llegó al resultado de que las proporciones de Los embarazos que resultaron en nacidos vivos a término después de 1 año fueron 43.4% con tratamiento leve y 44.7% con tratamiento estándar. [67] La ​​FIV leve puede ser más barata que la FIV convencional y con un riesgo significativamente reducido de gestación múltiple y SHO. [68]

Inducción de maduración final Editar

Cuando los folículos ováricos han alcanzado un cierto grado de desarrollo, se realiza la inducción de la maduración final de los ovocitos, generalmente mediante una inyección de gonadotropina coriónica humana (hCG). Comúnmente, esto se conoce como el "disparo del gatillo". [69] La hCG actúa como un análogo de la hormona luteinizante, y la ovulación ocurriría entre 38 y 40 horas después de una sola inyección de HCG, [70] pero la extracción de óvulos se realiza en un momento generalmente entre 34 y 36 horas después de la inyección de hCG, que es decir, justo antes de la ruptura de los folículos. Esto sirve para programar el procedimiento de recuperación de óvulos en un momento en que los óvulos están completamente maduros. La inyección de HCG confiere un riesgo de síndrome de hiperestimulación ovárica. El uso de un agonista de GnRH en lugar de hCG elimina la mayor parte del riesgo de síndrome de hiperestimulación ovárica, pero con una tasa de parto reducida si los embriones se transfieren frescos. [71] Por esta razón, muchos centros congelarán todos los ovocitos o embriones después de un desencadenante agonista.

Recuperación de huevos Editar

Los óvulos se extraen de la paciente mediante una técnica transvaginal llamada recuperación transvaginal de ovocitos, que involucra una aguja guiada por ultrasonido que perfora la pared vaginal para llegar a los ovarios. A través de esta aguja se pueden aspirar los folículos y el líquido folicular se pasa a un embriólogo para identificar los óvulos. Es habitual sacar entre diez y treinta huevos. El procedimiento de recuperación suele tardar entre 20 y 40 minutos, según la cantidad de folículos maduros, y suele realizarse bajo sedación consciente o anestesia general. [ cita necesaria ]

Preparación de óvulos y espermatozoides Editar

En el laboratorio, para los tratamientos de ICSI, los óvulos identificados se despojan de las células circundantes (también conocidas como células de cúmulo) y se preparan para la fertilización. Se puede realizar una selección de ovocitos antes de la fertilización para seleccionar huevos que puedan ser fertilizados, ya que se requiere que estén en metafase II. Hay casos en los que si los ovocitos se encuentran en la etapa de metafase I, se pueden mantener en cultivo para someterlos a una inyección posterior de espermatozoides. Mientras tanto, el semen se prepara para la fertilización eliminando las células inactivas y el líquido seminal en un proceso llamado lavado de esperma.Si el semen lo proporciona un donante de esperma, por lo general se habrá preparado para el tratamiento antes de ser congelado y puesto en cuarentena, y se descongelará listo para su uso. [ cita necesaria ]

Co-incubación Editar

El esperma y el óvulo se incuban juntos en una proporción de aproximadamente 75.000: 1 en un medio de cultivo para que tenga lugar la fecundación real. Una revisión en 2013 llegó al resultado de que una duración de esta coincubación de aproximadamente 1 a 4 horas da como resultado tasas de embarazo significativamente más altas que las de 16 a 24 horas. [72] En la mayoría de los casos, el óvulo será fertilizado durante la co-incubación y mostrará dos pronúcleos. En determinadas situaciones, como un bajo recuento o motilidad de espermatozoides, se puede inyectar un solo espermatozoide directamente en el óvulo mediante la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). El huevo fertilizado se pasa a un medio de crecimiento especial y se deja durante aproximadamente 48 horas hasta que el huevo se compone de seis a ocho células.

En la transferencia intrafalopiana de gametos, los óvulos se extraen de la mujer y se colocan en una de las trompas de Falopio, junto con el esperma del hombre. Esto permite que la fertilización tenga lugar dentro del cuerpo de la mujer. Por lo tanto, esta variación es en realidad una fertilización in vivo, no in vitro. [73] [74]

Cultivo de embriones Editar

Las principales duraciones del cultivo de embriones son hasta la etapa de escisión (día dos a cuatro después de la coincubación) o la etapa de blastocisto (día cinco o seis después de la coincubación). [75] El cultivo de embriones hasta la etapa de blastocisto confiere un aumento significativo en la tasa de nacidos vivos por transferencia de embrión, pero también confiere una menor cantidad de embriones disponibles para transferencia y criopreservación de embriones, por lo que las tasas acumuladas de embarazo clínico aumentan con la transferencia de la etapa de escisión. [31] El día de transferencia dos en lugar del día tres después de la fertilización no presenta diferencias en la tasa de nacidos vivos. [31] Hay probabilidades significativamente más altas de nacimiento prematuro (razón de probabilidades 1.3) y anomalías congénitas (razón de probabilidades 1.3) entre los nacimientos desde embriones cultivados hasta la etapa de blastocisto en comparación con la etapa de escisión. [75]

Selección de embriones Editar

Los laboratorios han desarrollado métodos de clasificación para juzgar la calidad de los ovocitos y embriones. Con el fin de optimizar las tasas de embarazo, existe evidencia significativa de que un sistema de puntuación morfológica es la mejor estrategia para la selección de embriones. [76] Desde 2009, cuando se aprobó para uso clínico el primer sistema de microscopía de lapso de tiempo para FIV, [77] se ha demostrado que los sistemas de puntuación morfocinética mejoran aún más las tasas de embarazo. [78] Sin embargo, cuando se comparan todos los diferentes tipos de dispositivos de imágenes de embriones de lapso de tiempo, con o sin sistemas de puntuación morfocinética, con la evaluación convencional de embriones para la FIV, no hay pruebas suficientes de una diferencia en los nacidos vivos, el embarazo, la muerte fetal o el aborto espontáneo. para elegir entre ellos. [79] Se están realizando esfuerzos activos para desarrollar un análisis de selección de embriones más preciso basado en la inteligencia artificial y el aprendizaje profundo. El Asistente de Clasificación Inteligente de Clasificación de Embriones (ERICA), [80] es un claro ejemplo. Este software de aprendizaje profundo sustituye las clasificaciones manuales con un sistema de clasificación basado en el estado genético predicho de un embrión individual de forma no invasiva. [81] Los estudios sobre esta área aún están pendientes y los estudios de viabilidad actuales respaldan su potencial. [82]

Transferencia de embriones Editar

El número a transferir depende del número disponible, la edad de la mujer y otros factores de salud y de diagnóstico. En países como Canadá, el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, se transfieren un máximo de dos embriones, excepto en circunstancias inusuales. En el Reino Unido y de acuerdo con las regulaciones de la HFEA, una mujer mayor de 40 años puede tener hasta tres embriones transferidos, mientras que en los EE. UU. No existe un límite legal en el número de embriones que se pueden transferir, aunque las asociaciones médicas han proporcionado pautas de práctica. La mayoría de las clínicas y los organismos reguladores de los países buscan minimizar el riesgo de embarazo múltiple, ya que no es raro que se implanten múltiples embriones si se transfieren múltiples embriones. Los embriones se transfieren al útero de la paciente a través de un catéter de plástico delgado, que atraviesa la vagina y el cuello uterino. Se pueden pasar varios embriones al útero para mejorar las posibilidades de implantación y embarazo. [83] [84]

Soporte lúteo Editar

El soporte lúteo es la administración de medicamentos, generalmente progesterona, progestágenos, hCG o agonistas de GnRH, y a menudo acompañados de estradiol, para aumentar la tasa de éxito de la implantación y la embriogénesis temprana, complementando y / o apoyando la función del cuerpo lúteo. Una revisión Cochrane encontró que la hCG o la progesterona administradas durante la fase lútea pueden estar asociadas con tasas más altas de nacidos vivos o embarazo en curso, pero que la evidencia no es concluyente. [85] El co-tratamiento con agonistas de GnRH parece mejorar los resultados, [85] por una tasa de nacidos vivos DR de + 16% (intervalo de confianza del 95% +10 a + 22%). [86] Por otro lado, la hormona del crecimiento o la aspirina como medicación complementaria en la FIV no tienen evidencia de beneficio general. [31]

Existen varias expansiones o técnicas adicionales que se pueden aplicar en la FIV, que generalmente no son necesarias para el procedimiento de FIV en sí, pero que serían prácticamente imposibles o técnicamente difíciles de realizar sin la realización concomitante de métodos de FIV.

Detección o diagnóstico genético preimplantacional Editar

Se ha sugerido que el cribado genético preimplantacional (PGS) o el diagnóstico genético preimplantacional (PGD) se pueden utilizar en la FIV para seleccionar un embrión que parece tener las mayores posibilidades de un embarazo exitoso. Sin embargo, una revisión sistemática y un metanálisis de los ensayos controlados aleatorios existentes llegaron al resultado de que no hay evidencia de un efecto beneficioso del PGS con la biopsia en etapa de escisión medida por la tasa de nacidos vivos. [87] Por el contrario, para las personas en edad materna avanzada, el PGS con biopsia en etapa de escisión reduce significativamente la tasa de nacidos vivos. [87] Los inconvenientes técnicos, como el carácter invasivo de la biopsia, y las muestras no representativas debido al mosaicismo son los principales factores subyacentes de la ineficacia del PGS. [87]

Aún así, como una expansión de la FIV, los pacientes que pueden beneficiarse de PGS / PGD incluyen:

  • Parejas que tienen antecedentes familiares de enfermedades hereditarias
  • Parejas que quieren discernimiento sexual prenatal. Esto se puede utilizar para diagnosticar trastornos monogénicos con vinculación sexual. Se puede usar potencialmente para la selección de sexo, en la que un feto es abortado si tiene relaciones sexuales no deseadas.
  • Parejas que ya tienen un hijo con una enfermedad incurable y necesitan células compatibles de un segundo hijo sano para curar al primero, lo que da como resultado un "hermano salvador" que coincide con el niño enfermo en el tipo de HLA. [88]

PGS detecta anomalías cromosómicas numéricas mientras que PGD diagnostica el defecto molecular específico de la enfermedad hereditaria. Tanto en PGS como en PGD, durante el proceso de FIV se analizan células individuales de un preembrión, o preferiblemente células de trofectodermo extraídas de un blastocisto. Antes de la transferencia de un preembrión al útero de la mujer, se extraen una o dos células de los preembriones (etapa de 8 células), o preferiblemente de un blastocisto. A continuación, se evalúa la normalidad de estas células. Por lo general, en uno o dos días, después de completar la evaluación, solo los preembriones normales se transfieren al útero de la mujer. Alternativamente, un blastocisto puede crioconservarse mediante vitrificación y transferirse en una fecha posterior al útero. Además, el PGS puede reducir significativamente el riesgo de embarazos múltiples porque se necesitan menos embriones, idealmente solo uno, para la implantación.

Criopreservación Editar

La criopreservación se puede realizar como criopreservación de ovocitos antes de la fertilización o como criopreservación de embriones después de la fertilización.

El Rand Consulting Group ha estimado que había 400.000 embriones congelados en los Estados Unidos en 2006. [89] La ventaja es que las pacientes que no logran concebir pueden quedar embarazadas utilizando tales embriones sin tener que pasar por un ciclo completo de FIV. O, si ocurriera un embarazo, podrían regresar más tarde para otro embarazo. Los ovocitos o embriones de repuesto resultantes de los tratamientos de fertilidad se pueden usar para la donación de ovocitos o la donación de embriones a otra mujer o pareja, y los embriones se pueden crear, congelar y almacenar específicamente para su transferencia y donación mediante el uso de óvulos y esperma de donantes. Además, la criopreservación de ovocitos se puede utilizar en personas que probablemente pierdan su reserva ovárica debido a la quimioterapia. [90]

Para 2017, muchos centros han adoptado la criopreservación de embriones como su principal terapia de FIV y realizan pocas o ninguna transferencia de embriones frescos. Las dos razones principales de esto han sido una mejor receptividad endometrial cuando los embriones se transfieren en ciclos sin exposición a la estimulación ovárica y también la capacidad de almacenar los embriones mientras se esperan los resultados de las pruebas genéticas previas a la implantación.

El resultado del uso de embriones criopreservados ha sido uniformemente positivo sin aumento de defectos de nacimiento o anomalías del desarrollo. [91]

Otras expansiones Editar

    (ICSI) es donde se inyecta un solo espermatozoide directamente en un óvulo. Su uso principal como una expansión de la FIV es superar los problemas de infertilidad masculina, aunque también se puede usar cuando los espermatozoides no pueden penetrar fácilmente los óvulos y, ocasionalmente, junto con la donación de espermatozoides. Se puede utilizar en la teratozoospermia, ya que una vez que el óvulo es fertilizado, la morfología anormal de los espermatozoides no parece influir en el desarrollo o morfología de los blastocistos. [92]
  • Métodos adicionales de perfilado de embriones. Por ejemplo, están surgiendo métodos para realizar análisis exhaustivos de hasta genomas, transcriptomas, proteomas y metabolomas completos que pueden usarse para puntuar embriones comparando los patrones con los que se han encontrado previamente entre los embriones en embarazos exitosos o no exitosos. [93] (AZH) se puede realizar poco antes de que el embrión se transfiera al útero. Se hace una pequeña abertura en la capa exterior que rodea el huevo para ayudar al embrión a salir del cascarón y ayudar en el proceso de implantación del embrión en crecimiento.
  • En la donación de óvulos y la donación de embriones, el embrión resultante después de la fertilización se inserta en otra mujer que no es la que proporciona los óvulos. Estos son recursos para personas sin óvulos debido a cirugía, quimioterapia o causas genéticas o con óvulos de mala calidad, ciclos de FIV previamente infructuosos o edad materna avanzada. En el proceso de donación de óvulos, los óvulos se extraen de los ovarios de una donante, se fertilizan en el laboratorio con el esperma de la pareja de la receptora y los embriones sanos resultantes se devuelven al útero de la receptora.
  • En la selección de ovocitos, se pueden elegir los ovocitos con posibilidades óptimas de nacimiento vivo. También se puede utilizar como medio de detección genética previa a la implantación. se puede utilizar para el hermanamiento para aumentar el número de embriones disponibles. [94] es donde el citoplasma de un óvulo donante se inyecta en un óvulo con mitocondrias comprometidas. Luego, el óvulo resultante se fertiliza con esperma y se implanta en un útero, generalmente el de la mujer que proporcionó el óvulo receptor y el ADN nuclear. La transferencia citoplasmática se creó para ayudar a las personas que experimentan infertilidad debido a mitocondrias deficientes o dañadas, contenidas dentro del citoplasma de un óvulo.

Puede haber embriones u óvulos sobrantes de los procedimientos de FIV si la mujer para la que fueron creados originalmente ha llevado con éxito uno o más embarazos a término. Con el permiso de la mujer o la pareja, estos pueden ser donados para ayudar a otras personas o parejas como medio de reproducción de terceros.

En la donación de embriones, estos embriones adicionales se entregan a otras parejas o personas para su transferencia con el objetivo de producir un embarazo exitoso. El hijo resultante se considera hijo de la mujer que lo porta y da a luz, y no hijo de la donante, lo mismo que ocurre con la donación de óvulos o la donación de esperma.

Por lo general, los padres genéticos donan los óvulos a una clínica de fertilidad o donde se conservan mediante criopreservación de ovocitos o criopreservación de embriones hasta que se encuentra un portador para ellos. Normalmente, el proceso de emparejar los embriones con los posibles padres lo lleva a cabo la propia agencia, momento en el que la clínica transfiere la propiedad de los embriones a los posibles padres. [95]

En los Estados Unidos, las personas que buscan ser un receptor de embriones se someten a pruebas de detección de enfermedades infecciosas requeridas por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) y pruebas de reproducción para determinar la mejor ubicación de colocación y el momento del ciclo antes de que ocurra la Transferencia de Embriones. La cantidad de cribado que ya se ha sometido al embrión depende en gran medida de la clínica y el proceso de FIV de los padres genéticos. El receptor de embriones puede optar por que su propio embriólogo realice más pruebas.

Las alternativas a la donación de embriones no utilizados son destruirlos (o implantarlos en un momento en el que el embarazo es muy poco probable), [96] mantenerlos congelados indefinidamente o donarlos para su uso en investigación (lo que resulta en su inviabilidad). [97] Los puntos de vista morales individuales sobre la eliminación de los embriones sobrantes pueden depender de puntos de vista personales sobre el comienzo de la personalidad humana y la definición y / o el valor de las personas futuras potenciales y del valor que se le da a las preguntas fundamentales de la investigación. Algunas personas creen que la donación de embriones sobrantes para la investigación es una buena alternativa al descarte de los embriones cuando los pacientes reciben información adecuada, honesta y clara sobre el proyecto de investigación, los procedimientos y los valores científicos. [98]

El primer nacimiento exitoso de un niño después del tratamiento de FIV, Louise Brown, ocurrió en 1978. Louise Brown nació como resultado de un ciclo natural de FIV en el que no se realizó estimulación. El procedimiento se llevó a cabo en el Hospital Cottage del Dr. Kershaw (ahora Hospicio del Dr. Kershaw) en Royton, Oldham, Inglaterra. Robert G. Edwards fue galardonado con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 2010, el fisiólogo que co-desarrolló el tratamiento junto con Patrick Steptoe y el embriólogo Jean Purdy Steptoe y Purdy no fueron elegibles para ser considerados ya que el Premio Nobel no se otorga póstumamente. [1] [2]

El segundo nacimiento exitoso de un bebé probeta ocurrió en India apenas 67 días después del nacimiento de Louise Brown. [99] La niña, llamada Durga concibió in vitro utilizando un método desarrollado de forma independiente por el Dr. Subhash Mukhopadhyay, médico e investigador de Kolkata, India.

Con la donación de óvulos y la FIV, las personas que han superado sus años reproductivos, tienen parejas masculinas infértiles, tienen problemas idiopáticos de fertilidad femenina o han llegado a la menopausia aún pueden quedar embarazadas. Adriana Iliescu ostentaba el récord de ser la mujer de mayor edad en dar a luz mediante FIV y un óvulo de donante, cuando dio a luz en 2004 a la edad de 66 años, un récord pasó en 2006. Después del tratamiento de FIV, algunas parejas pueden quedar embarazadas sin ningún problema. tratamientos de fertilidad. [3] En 2018 se estimó que ocho millones de niños habían nacido en todo el mundo utilizando FIV y otras técnicas de reproducción asistida. [4]

Conflictos Editar

En algunos casos, se han producido confusiones en el laboratorio (gametos mal identificados, transferencia de embriones incorrectos), lo que ha dado lugar a acciones legales contra el proveedor de FIV y complejas demandas de paternidad. Un ejemplo es el caso de una mujer en California que recibió el embrión de otra pareja y fue notificada de este error luego del nacimiento de su hijo. [100] Esto ha llevado a que muchas autoridades y clínicas individuales implementen procedimientos para minimizar el riesgo de tales confusiones. La HFEA, por ejemplo, requiere que las clínicas utilicen un sistema de doble testimonio, la identidad de las muestras es verificada por dos personas en cada punto en el que se transfieren las muestras. Alternativamente, las soluciones tecnológicas están ganando popularidad, para reducir el costo de mano de obra de la doble presencia manual y para reducir aún más los riesgos con etiquetas RFID numeradas de forma única que pueden ser identificadas por lectores conectados a una computadora. La computadora rastrea las muestras a lo largo del proceso y alerta al embriólogo si se identifican muestras que no coinciden. Aunque el uso del rastreo RFID se ha expandido en los EE. UU. [101], todavía no se ha adoptado de manera generalizada. [102]

Diagnóstico o cribado genético preimplantacional Editar

Si bien el PGD se diseñó originalmente para detectar embriones portadores de enfermedades genéticas hereditarias, el método se ha aplicado para seleccionar características que no están relacionadas con enfermedades, lo que plantea cuestiones éticas. Ejemplos de tales casos incluyen la selección de embriones basada en histocompatibilidad (HLA) para la donación de tejidos a un miembro de la familia enfermo, el diagnóstico de susceptibilidad genética a la enfermedad y la selección del sexo. [103]

Estos ejemplos plantean problemas éticos debido a la moralidad de la eugenesia. Se vuelve mal visto debido a la ventaja de poder eliminar los rasgos no deseados y seleccionar los rasgos deseados. Al usar el PGD, las personas tienen la oportunidad de crear una vida humana de manera poco ética y depender de la ciencia y no de la selección natural. [104]

Por ejemplo, una pareja británica sorda, Tom y Paula Lichy, han solicitado crear un bebé sordo mediante FIV. [105] Algunos especialistas en ética médica han sido muy críticos con este enfoque. Jacob M. Appel escribió que "la eliminación intencional de embriones ciegos o sordos podría prevenir un sufrimiento futuro considerable, mientras que una política que permitía a los padres sordos o ciegos seleccionar por tales rasgos intencionalmente serían mucho más problemáticos ". [106]

Deseo de lucro de la industria Editar

En 2008, un médico de California transfirió 12 embriones a una mujer que dio a luz octillizos (octillizos de Suleman). Esto dio lugar a acusaciones de que un médico está dispuesto a poner en peligro la salud e incluso la vida de las personas para ganar dinero. Robert Winston, profesor de estudios de fertilidad en el Imperial College de Londres, había llamado a la industria "corrupta" y "codiciosa" y dijo que "uno de los principales problemas que enfrentamos en el sector de la salud es que la FIV se ha convertido en una industria comercial masiva", y que "lo que lo que ha sucedido, por supuesto, es que el dinero está corrompiendo toda esta tecnología ", y acusó a las autoridades de no proteger a las parejas de la explotación:" La autoridad reguladora ha hecho un mal trabajo consistentemente. No ha impedido la explotación de personas, no se ha apagado muy buena información para las parejas, no se limita al número de tratamientos no científicos a los que las personas tienen acceso ". [107] La ​​industria de la FIV se ha descrito como una construcción impulsada por el mercado de la salud, la medicina y el cuerpo humano. [108]

En los EE. UU., La cláusula de derechos de autor proporciona a los innovadores un monopolio temporal sobre su trabajo respectivo. Como resultado, la FIV es prohibitivamente cara para los pacientes, ya que los proveedores también deben cubrir los costos de las patentes. Por ejemplo, 23andMe ha patentado un proceso utilizado para calcular la probabilidad de herencia genética. [109]

La industria ha sido acusada de hacer afirmaciones no científicas y distorsionar los hechos relacionados con la infertilidad, en particular a través de afirmaciones muy exageradas sobre la frecuencia de la infertilidad en la sociedad, en un intento de conseguir que tantas parejas como sea posible y lo antes posible prueben tratamientos ( en lugar de intentar concebir de forma natural durante más tiempo). Esto corre el riesgo de sacar la infertilidad de su contexto social y reducir la experiencia a un simple mal funcionamiento biológico, que no solo pueden ser tratados mediante procedimientos biomédicos, pero deben ser tratados por ellos. [110] [111] De hecho, existen serias preocupaciones sobre el uso excesivo de tratamientos, por ejemplo, el Dr. Sami David, un especialista en fertilidad, ha expresado su decepción por el estado actual de la industria y dijo que muchos procedimientos son innecesarios. Dijo: "Es siendo la primera opción de tratamiento en lugar de la última opción. Cuando se abrió por primera vez a fines de la década de 1970, principios de la de 1980, estaba destinado a ser el último recurso. Ahora es un primer recurso. Creo que puede dañar a las mujeres a largo plazo correr." [112] Por lo tanto, la FIV plantea cuestiones éticas relativas al abuso de datos biomédicos para 'vender' procedimientos y tratamientos correctivos para afecciones que se desvían de un ideal construido del cuerpo 'sano' o 'normal', es decir, mujeres y hombres fértiles con condiciones reproductivas sistemas capaces de coproducir descendencia.

FIV mayores de 40 años Editar

Todos los embarazos pueden ser riesgosos, pero existe un mayor riesgo para las personas mayores y mayores de 40 años. Cuanto mayores son las personas, más riesgoso es el embarazo. A medida que las personas envejecen, es más probable que padezcan afecciones como diabetes gestacional y preeclampsia. Si las personas mayores conciben después de los 40 años, su descendencia puede ser de menor peso al nacer y es más probable que requiera cuidados intensivos. Debido a esto, el aumento del riesgo es motivo suficiente de preocupación. La alta incidencia de cesáreas en madres mayores se considera comúnmente como un riesgo.

Aunque existe cierto riesgo con los embarazos de personas mayores, existen algunos beneficios asociados con las cesáreas. Un estudio ha demostrado que los nacimientos mayores de 40 años tienen una menor tasa de traumatismos al nacer debido al aumento de los partos por cesárea. Aunque se considera que la cesárea beneficia a las madres mayores de 40 años, todavía hay muchos factores de riesgo a considerar. La cesárea puede ser un riesgo de la misma forma que la diabetes gestacional.

Las personas que conciben a los 40 años tienen un mayor riesgo de hipertensión gestacional y parto prematuro. La descendencia está en riesgo al nacer de madres mayores y los riesgos asociados con ser concebido mediante FIV. [113]

Adriana Iliescu mantuvo el récord durante un tiempo como la mujer de mayor edad en dar a luz mediante FIV y un óvulo de donante, cuando dio a luz en 2004 a la edad de 66 años. En septiembre de 2019, una mujer de 74 años se convirtió en la mayor de todos los tiempos. para dar a luz después de haber dado a luz gemelos en un hospital en Guntur, Andhra Pradesh. [114]

Embarazo después de la menopausia Editar

Aunque la menopausia es una barrera natural para una mayor concepción, la FIV ha permitido que las personas queden embarazadas entre los cincuenta y los sesenta años. Las personas cuyos úteros se han preparado adecuadamente reciben embriones que se originaron a partir de un óvulo de una donante de óvulos. Por tanto, aunque estas personas no tienen un vínculo genético con el niño, tienen un vínculo físico a través del embarazo y el parto. En muchos casos, el padre genético del niño es la pareja de la mujer. Incluso después de la menopausia, el útero es completamente capaz de llevar a cabo un embarazo. [115]

Parejas del mismo sexo, padres solteros y no casados ​​Editar

Una declaración de 2009 de la ASRM no encontró evidencia convincente de que los niños sean perjudicados o perjudicados únicamente por haber sido criados por padres solteros, padres solteros o padres homosexuales. No apoyó la restricción del acceso a las tecnologías de reproducción asistida sobre la base del estado civil u orientación sexual del posible padre. [116]

Las preocupaciones éticas incluyen los derechos reproductivos, el bienestar de la descendencia, la no discriminación contra las personas solteras, la autonomía homosexual y profesional. [116]

Una controversia reciente en California se centró en la cuestión de si se debería exigir a los médicos que se oponen a las relaciones entre personas del mismo sexo que realicen una FIV a una pareja de lesbianas. Guadalupe T. Benitez, una asistente médica lesbiana de San Diego, demandó a los doctores Christine Brody y Douglas Fenton del North Coast Woman's Care Medical Group después de que Brody le dijera que tenía "objeciones religiosas para tratarla a ella y a los homosexuales en general para ayudarlos". concebir hijos mediante inseminación artificial ", y Fenton se negó a autorizar la renovación de su receta del medicamento para la fertilidad Clomid por los mismos motivos. [117] [118] La Asociación Médica de California inicialmente se había puesto del lado de Brody y Fenton, pero el caso, North Coast Women's Care Medical Group v. Corte Superior, fue decidido por unanimidad por la Corte Suprema del Estado de California a favor de Benítez el 19 de agosto de 2008. . [119] [120]

La FIV se utiliza cada vez más para permitir que las parejas de lesbianas y otras parejas LGBT compartan el proceso reproductivo a través de una técnica llamada FIV recíproca. [121] Los óvulos de una de las parejas se utilizan para crear embriones que la otra pareja lleva durante el embarazo.

Nadya Suleman atrajo la atención internacional después de que le implantaran doce embriones, ocho de los cuales sobrevivieron, lo que resultó en ocho recién nacidos que se agregaron a su familia existente de seis hijos. La Junta Médica de California buscó que el médico de fertilidad Michael Kamrava, quien trató a Suleman, fuera despojado de su licencia. Los funcionarios estatales alegan que realizar el procedimiento de Suleman es evidencia de juicio irrazonable, atención deficiente y falta de preocupación por los ocho hijos que concebiría y los seis que ya estaba luchando por criar. El 1 de junio de 2011, la Junta Médica dictó un fallo en el que se revocó la licencia médica de Kamrava a partir del 1 de julio de 2011. [122] [123] [124]

Donantes anónimos Editar

Algunos niños concebidos por FIV utilizando donantes anónimos informan que les preocupa no saber sobre su padre donante, así como sobre los parientes genéticos que puedan tener y sus antecedentes familiares. [125] [126]

Alana Stewart, quien fue concebida usando esperma de un donante, inició un foro en línea para niños donantes llamado AnonymousUS en 2010. El foro da la bienvenida a los puntos de vista de cualquier persona involucrada en el proceso de FIV. [127] Olivia Pratten, una canadiense concebida por un donante, demandó a la provincia de Columbia Británica por el acceso a los registros sobre la identidad de su padre donante en 2008. [128] "No soy un tratamiento, soy una persona, y esos registros me pertenecen ", dijo Pratten. [125] En mayo de 2012, un tribunal falló a favor de Pratten, acordando que las leyes en ese momento discriminaban a los niños donantes y haciendo ilegal la donación anónima de esperma y óvulos en la Columbia Británica. [128]

En el Reino Unido, Suecia, Noruega, Alemania, Italia, Nueva Zelanda y algunos estados australianos, a los donantes no se les paga y no pueden ser anónimos.

En 2000, se creó un sitio web llamado Registro de hermanos de donantes para ayudar a los niños biológicos con un donante común a conectarse entre sí. [126] [129]

En 2012, un documental llamado Día del padre anónimo se publicó que se centra en los niños concebidos por donantes. [130]

Embriones no deseados Editar

Durante las fases de selección y transferencia, muchos embriones pueden descartarse en favor de otros. Esta selección puede basarse en criterios como trastornos genéticos o el sexo. [131] Uno de los primeros casos de selección de genes especiales mediante FIV fue el caso de la familia Collins en la década de 1990, que seleccionó el sexo de su hijo. [132] Las cuestiones éticas siguen sin resolverse ya que no existe consenso en la ciencia, la religión y la filosofía sobre cuándo un embrión humano debe ser reconocido como persona. Para aquellos que creen que esto es en el momento de la concepción, la FIV se convierte en una cuestión moral cuando se fertilizan múltiples óvulos, comienzan a desarrollarse y solo se eligen unos pocos para la implantación. [ cita necesaria ]

Si la FIV implicara la fertilización de un solo óvulo, o al menos solo el número que se implantará, entonces esto no sería un problema. Sin embargo, esto tiene la posibilidad de aumentar los costos drásticamente, ya que solo se pueden intentar unos pocos huevos a la vez. Como resultado, la pareja debe decidir qué hacer con estos embriones adicionales. Dependiendo de su visión de la humanidad del embrión o de la posibilidad de que la pareja quiera intentar tener otro hijo, la pareja tiene múltiples opciones para lidiar con estos embriones adicionales. Las parejas pueden optar por mantenerlos congelados, donarlos a otras parejas infértiles, descongelarlos o donarlos a la investigación médica. [96] Mantenerlos congelados cuesta dinero, donarlos no asegura que sobrevivirán, descongelarlos los vuelve inviables de inmediato, y la investigación médica da como resultado su terminación. En el ámbito de la investigación médica, a la pareja no se le dice necesariamente para qué se usarán los embriones y, como resultado, algunos pueden usarse en la investigación de células madre, un campo que se considera que tiene problemas éticos.

Respuesta religiosa Editar

La Iglesia Católica se opone a todo tipo de tecnología de reproducción asistida y anticoncepción artificial, con el argumento de que separan el objetivo procreador del sexo marital del objetivo de unir a las parejas casadas. La Iglesia Católica permite el uso de una pequeña cantidad de tecnologías reproductivas y métodos anticonceptivos como la planificación familiar natural, que implica registrar los tiempos de ovulación, y permite otras formas de tecnologías reproductivas que permiten que la concepción tenga lugar a partir de relaciones sexuales normativas, como la fertilidad. lubricante. El Papa Benedicto XVI había vuelto a enfatizar públicamente la oposición de la Iglesia Católica a la fertilización in vitro, diciendo que reemplaza el amor entre marido y mujer. [133]

El Catecismo de la Iglesia Católica, de acuerdo con la comprensión católica de la ley natural, enseña que la reproducción tiene una "conexión inseparable" con la unión sexual de las parejas casadas. [134] Además, la iglesia se opone a la FIV porque podría resultar en la eliminación de embriones en el catolicismo, un embrión es visto como un individuo con un alma que debe ser tratado como una persona. [135] La Iglesia Católica sostiene que no es objetivamente malo ser infértil y aboga por la adopción como una opción para las parejas que aún desean tener hijos. [136]

Los hindúes dan la bienvenida a la FIV como un regalo para aquellos que no pueden tener hijos y han declarado que los médicos relacionados con la FIV están realizando punya, ya que hay varios personajes que, según se afirma, nacieron sin relaciones sexuales, principalmente Kaurav y cinco Pandavas. [137]

Con respecto a la respuesta del Islam a la FIV, un consenso general de los estudiosos sunitas contemporáneos concluye que los métodos de FIV son inmorales y están prohibidos. Sin embargo, la fatwa ART de Gad El-Hak Ali Gad El-Hak incluye que: [138]

  • Se permite la FIV de un óvulo de la esposa con el esperma de su esposo y la transferencia del óvulo fertilizado al útero de la esposa, siempre que el procedimiento esté indicado por una razón médica y sea realizado por un médico experto.
  • Dado que el matrimonio es un contrato entre la esposa y el esposo durante el período de su matrimonio, ningún tercero debe inmiscuirse en las funciones maritales del sexo y la procreación. Esto significa que un tercero donante no es aceptable, ya sea que esté proporcionando esperma, óvulos, embriones o útero. El uso de un tercero equivale a zinao adulterio.

Dentro de la comunidad judía ortodoxa, el concepto se debate ya que hay pocos precedentes en las fuentes textuales legales judías tradicionales. En cuanto a las leyes de la sexualidad, los desafíos religiosos incluyen la masturbación (que puede considerarse como "desperdicio de semillas" [135]), las leyes relacionadas con la actividad sexual y la menstruación (niddah) y las leyes específicas sobre el coito. Un problema importante adicional es el de establecer la paternidad y el linaje. Para un bebé concebido de forma natural, la identidad del padre está determinada por una presunción legal (jázakah) de legitimidad: rov bi'ot achar ha'baal - Se supone que las relaciones sexuales de una mujer son con su marido. Con respecto a un niño de FIV, esta suposición no existe y, como tal, el rabino Eliezer Waldenberg (entre otros) requiere que un supervisor externo identifique positivamente al padre. [139] El judaísmo reformista generalmente ha aprobado la FIV. [135]

Sociedad y cultura Editar

Muchas personas del África subsahariana optan por acoger a sus hijos con personas infértiles. La FIV permite que estas mujeres infértiles tengan sus propios hijos, lo que impone nuevos ideales a una cultura en la que la crianza de los hijos se considera natural y culturalmente importante. Muchas mujeres infértiles pueden ganarse más respeto en su sociedad cuidando a los hijos de otras madres, y esto puede perderse si optan por utilizar la FIV. Como la FIV se considera antinatural, incluso puede obstaculizar su posición social en lugar de hacerlas iguales a las mujeres fértiles. También es económicamente ventajoso para las personas infértiles criar hijos adoptivos, ya que les da a estos niños una mayor capacidad para acceder a recursos que son importantes para su desarrollo y también ayuda al desarrollo de su sociedad en general. Si la FIV se vuelve más popular sin que disminuya la tasa de natalidad, podría haber más hogares familiares grandes con menos opciones para enviar a sus hijos recién nacidos. Esto podría resultar en un aumento de niños huérfanos y / o una disminución de recursos para los niños de familias numerosas. En última instancia, esto sofocaría el crecimiento de los niños y la comunidad. [140]

En los EE. UU., La piña se ha convertido en un símbolo de los usuarios de FIV, posiblemente porque algunas personas pensaron, sin evidencia científica, que comer piña podría aumentar ligeramente la tasa de éxito del procedimiento. [141]

Los estudios han indicado que las madres de FIV muestran una mayor implicación emocional con su hijo y disfrutan de la maternidad más que las madres por concepción natural. De manera similar, los estudios han indicado que los padres de FIV expresan más calidez y participación emocional que los padres mediante la adopción y la concepción natural y disfrutan más de la paternidad. Algunos padres de FIV se involucran demasiado con sus hijos. [142]

Las investigaciones han demostrado que los hombres se ven a sí mismos en gran medida como "contribuyentes pasivos" [143], ya que tienen "menos participación física" [144] en el tratamiento de FIV. A pesar de esto, muchos hombres se sienten angustiados después de ver el costo de las inyecciones hormonales y la intervención física continua en su pareja femenina. [145]

Se descubrió que la fertilidad es un factor importante en la percepción que tiene un hombre de su masculinidad, lo que lleva a muchos a mantener el tratamiento en secreto. [145] En los casos en que los hombres compartieron que él y su pareja estaban siendo sometidos a FIV, informaron que habían sido objeto de burlas, principalmente por parte de otros hombres, aunque algunos vieron esto como una afirmación de apoyo y amistad. Para otros, esto los llevó a sentirse socialmente aislados. [146] En comparación con las personas, los hombres mostraron un menor deterioro de la salud mental en los años posteriores a un tratamiento fallido. [147] Sin embargo, muchos hombres se sintieron culpables, decepcionados e inadecuados, afirmando que simplemente estaban tratando de proporcionar una "roca emocional" para sus parejas. [146]

Los costos de la FIV se pueden dividir en costos directos e indirectos. Los costos directos incluyen los tratamientos médicos en sí, incluidas las consultas médicas, los medicamentos, la ecografía, las pruebas de laboratorio, el procedimiento de FIV real y cualquier cargo hospitalario y costos administrativos asociados. Los costos indirectos incluyen el costo de abordar cualquier complicación con los tratamientos, los costos de viaje de los pacientes y las horas perdidas de productividad. [148] Estos costos pueden ser exagerados por la edad cada vez mayor de la mujer que se somete a un tratamiento de FIV (en particular, las mayores de 40 años) y el aumento de los costos asociados con los partos múltiples. Por ejemplo, un embarazo de gemelos puede costar hasta tres veces más que un embarazo único. [149]

Los altos costos mantienen la FIV fuera del alcance de muchos países en desarrollo, pero la investigación del Instituto Genk de Tecnología de Fertilidad, en Bélgica, afirma haber encontrado una metodología de costo mucho menor (reducción de alrededor del 90%) con una eficacia similar, que puede ser adecuada para algunos Tratamiento de fertilidad. [150] Además, las leyes de muchos países permiten la FIV solo para mujeres solteras, parejas de lesbianas y personas que participan en acuerdos de gestación subrogada. [151] El uso de PGD brinda a los miembros de estos grupos demográficos selectos un acceso desproporcionado a un medio de crear un niño que posea características que ellos consideran "ideales", lo que plantea problemas de igualdad de oportunidades para la generación de los padres / padres y del niño. Muchas parejas fértiles [152] [153] exigen ahora el mismo acceso a la detección embrionaria para que su hijo pueda estar tan sano como uno creado a través de la FIV. El uso masivo de DGP, especialmente como medio de control de la población o en presencia de medidas legales relacionadas con la población o el control demográfico, puede provocar efectos demográficos intencionales o no intencionales, como las proporciones sesgadas de sexos de nacidos vivos observadas en la China comunista después de la implementación de su política de hijo único.

Australia Editar

En Australia, la edad promedio de las personas que se someten al tratamiento con TAR es de 35,5 años entre las que utilizan sus propios óvulos (uno de cada cuatro tiene 40 años o más) y de 40,5 años entre las que utilizan óvulos donados. [154] Si bien la FIV está disponible en Australia, los australianos que utilizan la FIV no pueden elegir el sexo de su bebé. [155]

Camerún Editar

Ernestine Gwet Bell supervisó al primer niño camerunés nacido por FIV en 1998. [156]

Canadá Editar

En Canadá, un ciclo de tratamiento de FIV puede costar entre $ 7,750 y $ 12,250 CAD, y los medicamentos por sí solos pueden costar entre $ 2,500 y más de $ 7,000 CAD. [157] Los mecanismos de financiación que influyen en la accesibilidad en Canadá varían según la provincia y el territorio, y algunas provincias ofrecen cobertura total, parcial o nula.

New Brunswick proporciona financiamiento parcial a través de su Fondo de Asistencia Especial para la Infertilidad, una subvención única de hasta $ 5,000. Los pacientes solo pueden reclamar hasta el 50% de los costos del tratamiento o $ 5,000 (lo que sea menor) ocurrido después de abril de 2014. Los pacientes elegibles deben ser residentes de New Brunswick a tiempo completo con una tarjeta de Medicare válida y tener un diagnóstico médico oficial de infertilidad realizado por un médico. [158]

En diciembre de 2015, el gobierno provincial de Ontario promulgó el Programa de Fertilidad de Ontario para pacientes con infertilidad médica y no médica, independientemente de su orientación sexual, género o composición familiar. Los pacientes elegibles para el tratamiento de FIV deben ser residentes de Ontario menores de 43 años, tener una tarjeta válida del Plan de seguro médico de Ontario y no haberse sometido a ningún ciclo de FIV. La cobertura es extensa, pero no universal. La cobertura se extiende a ciertos análisis de sangre y orina, asesoramiento y consultas de médicos / enfermeras, ciertos ultrasonidos, hasta dos monitoreos de ciclo, descongelación de embriones, congelación y cultivo, servicios de fertilización y embriología, transferencias únicas de todos los embriones y una extracción quirúrgica de esperma con ciertos técnicas sólo si es necesario. Los medicamentos y los medicamentos no están cubiertos por este Programa, junto con el asesoramiento de un psicólogo o trabajador social, el almacenamiento y envío de óvulos, espermatozoides o embriones, y la compra de espermatozoides u óvulos de donantes. [159]

India Editar

La penetración del mercado de FIV en la India es bastante baja en la actualidad, con solo 2.800 ciclos / millón de personas infértiles en el grupo de edad reproductiva (20-44 años) en comparación con China, que tiene 6.500 ciclos. Los desafíos clave son la falta de conciencia, asequibilidad y accesibilidad. [160] India en 2018 se convierte en el destino del turismo de fertilidad debido al costo de tratamiento de FIV más asequible.El costo del tratamiento de FIV en la India varía de $ 2000 a $ 4000 (aproximadamente entre 150000 / - INR a 250000 / - INR, incluidos todos los aspectos del tratamiento de FIV con medicamentos, que es casi 5 veces más bajo que el costo de FIV en la parte occidental del mundo.

Israel Editar

Israel tiene la tasa más alta de FIV en el mundo, con 1657 procedimientos realizados por millón de personas por año. Las parejas sin hijos pueden recibir financiación para la FIV para hasta dos hijos. La misma financiación está disponible para personas sin hijos que criarán hasta 2 hijos en un hogar monoparental. La FIV está disponible para personas de 18 a 45 años. [161] El Ministerio de Salud israelí dice que gasta aproximadamente $ 3450 por procedimiento. [ cita necesaria ]

Suecia Editar

Uno, dos o tres tratamientos de FIV son subsidiados por el gobierno para personas menores de 40 años que no tienen hijos. Las reglas sobre cuántos tratamientos están subvencionados y el límite superior de edad de las personas varían entre los diferentes consejos de condado. [162] Las personas solteras son tratadas y se permite la adopción de embriones. También hay clínicas privadas que ofrecen el tratamiento por una tarifa. [163]

Reino Unido Editar

La disponibilidad de la FIV en Inglaterra está determinada por los grupos de encargos clínicos. El Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención recomienda hasta 3 ciclos de tratamiento para personas menores de 40 años con un éxito mínimo para concebir después de 2 años de relaciones sexuales sin protección. Los ciclos no continuarán para personas mayores de 40 años. [164] Los CCG en Essex, Bedfordshire y Somerset han reducido la financiación a un ciclo, o ninguno, y se espera que las reducciones se generalicen más. La financiación puede estar disponible en "circunstancias excepcionales", por ejemplo, si una pareja masculina tiene una infección transmisible o una de las parejas se ve afectada por el tratamiento del cáncer. Según el grupo de campaña Fertility Fairness "a finales de 2014, todos los CCG de Inglaterra financiaban al menos un ciclo de FIV". [165] Los precios pagados por el NHS en Inglaterra variaron entre menos de £ 3.000 y más de £ 6.000 en 2014/5. [166] En febrero de 2013, se proyectó que el costo de implementar las pautas NICE para la FIV junto con otros tratamientos para la infertilidad sería de £ 236,000 por año por 100,000 miembros de la población. [167]

La FIV aparece cada vez más en las listas negras de tratamientos del NHS. [168] En agosto de 2017, cinco de los 208 CCG habían dejado de financiar la FIV por completo y otros estaban considerando hacerlo. [169] Para octubre de 2017, solo 25 CCG estaban entregando los tres ciclos de FIV recomendados por el NHS a personas elegibles menores de 40 años. [170] Las políticas podrían infringir las leyes de discriminación si tratan a las parejas del mismo sexo de manera diferente a las heterosexuales. [171] En julio de 2019, Jackie Doyle-Price dijo que las mujeres se estaban registrando con cirugías más lejos de su propia casa para evitar las políticas de racionamiento de CCG. [172]

La Autoridad de Fertilización y Embriología Humana dijo en septiembre de 2018 que los padres que están limitados a un ciclo de FIV, o que tienen que financiarlo ellos mismos, tienen más probabilidades de optar por implantar múltiples embriones con la esperanza de que aumente las posibilidades de embarazo. Esto aumenta significativamente la posibilidad de nacimientos múltiples y los malos resultados asociados, lo que aumentaría los costos del NHS. El presidente del Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos dijo que financiar 3 ciclos era "el factor más importante para mantener bajas tasas de embarazos múltiples y reducir las complicaciones asociadas". [173]

Estados Unidos Editar

En los Estados Unidos, la disponibilidad general de FIV en 2005 fue de 2,5 médicos de FIV por 100.000 habitantes y la utilización fue de 236 ciclos de FIV por 100.000. [174] Se realizan 126 procedimientos por millón de personas por año. La utilización aumenta enormemente con la disponibilidad y la cobertura del seguro de FIV, y en gran medida también con el porcentaje de personas solteras y el ingreso medio. [174] En los EE. UU., Un ciclo promedio, desde la extracción de óvulos hasta la implantación de embriones, cuesta $ 12,400, y las compañías de seguros que cubren el tratamiento, incluso parcialmente, generalmente limitan el número de ciclos que pagan. [175] En 2015, más de 1 millón de bebés habían nacido utilizando tecnologías de FIV. [28]

El costo de la FIV refleja más bien el costo del sistema de salud subyacente que el entorno regulatorio o de financiación, [176] y varía, en promedio para un ciclo de FIV estándar y en dólares estadounidenses de 2006, entre $ 12.500 en los Estados Unidos y $ 4.000 en Japón. . [176] En Irlanda, la FIV cuesta alrededor de 4.000 euros, y los medicamentos para la fertilidad, si son necesarios, cuestan hasta 3.000 euros. [177] El costo por nacido vivo es más alto en los Estados Unidos ($ 41 000 [176]) y el Reino Unido ($ 40 000 [176]) y el más bajo en Escandinavia y Japón (ambos alrededor de $ 24 500 [176]).

Muchas clínicas de fertilidad en los Estados Unidos limitan la edad máxima en la que las personas son elegibles para la FIV a 50 o 55 años. [178] Estos límites dificultan que las personas mayores de cincuenta y cinco años utilicen el procedimiento. [178]

Las alternativas a la FIV son principalmente:

  • Inseminación artificial, incluida la inseminación intracervical y la inseminación intrauterina del semen. Requiere que una mujer ovule, pero es un procedimiento relativamente simple y puede usarse en el hogar para la autoinseminación sin la ayuda de un médico. [179] Los beneficiarios de la inseminación artificial son las personas que desean dar a luz a su propio hijo que puede ser soltero, las mujeres que están en una relación lésbica o las mujeres que están en una relación heterosexual pero con una pareja masculina infértil o que tiene un impedimento físico que impide que tenga lugar el coito completo.
  • Inducción de la ovulación (en el sentido de tratamiento médico dirigido al desarrollo de uno o dos folículos ovulatorios) es una alternativa para personas con anovulación u oligoovulación, ya que es menos costoso y más fácil de controlar. [7] Por lo general, involucra antiestrógenos como el citrato de clomifeno o letrozol, y es seguido por inseminación natural o artificial.
  • Subrogación, donde la madre sustituta acepta tener un hijo para otra persona o personas, que se convertirán en los padres del niño después del nacimiento. Las personas pueden buscar un arreglo de gestación subrogada cuando el embarazo es médicamente imposible, cuando los riesgos de embarazo son demasiado peligrosos para la futura madre o cuando un hombre soltero o una pareja masculina desea tener un hijo.
  • Adopción por el cual una persona asume la paternidad de otro, generalmente un niño, del padre o los padres biológicos o legales de esa persona.

Las agencias gubernamentales en China aprobaron prohibiciones sobre el uso de FIV en 2003 por personas solteras o por parejas con ciertas enfermedades infecciosas. [180]

Las naciones musulmanas sunitas generalmente permiten la FIV entre parejas casadas cuando se realiza con sus respectivos espermatozoides y óvulos, pero no con óvulos de donantes de otras parejas. Pero Irán, que es musulmán chií, tiene un esquema más complejo. Irán prohíbe la donación de esperma, pero permite la donación de óvulos fertilizados y no fertilizados. Los óvulos fertilizados se donan de parejas casadas a otras parejas casadas, mientras que los óvulos no fertilizados se donan en el contexto de mut'ah o matrimonio temporal con el padre. [184]

En 2012, Costa Rica era el único país del mundo con una prohibición total de la tecnología de FIV, habiendo sido declarada inconstitucional por la Corte Suprema de la nación porque "violaba la vida". [185] Costa Rica había sido el único país del hemisferio occidental que prohibió la FIV. Un proyecto de ley enviado a regañadientes por el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla fue rechazado por el parlamento. La presidenta Chinchilla no ha declarado públicamente su posición sobre la cuestión de la fecundación in vitro. Sin embargo, dada la influencia masiva de la Iglesia Católica en su gobierno, cualquier cambio en el status quo parece muy poco probable. [186] [187] A pesar del gobierno de Costa Rica y la fuerte oposición religiosa, la prohibición de la FIV ha sido derogada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en una decisión de 20 de diciembre de 2012. [188] La corte dijo que un largo La permanente garantía costarricense de protección para cada embrión humano violó la libertad reproductiva de las parejas infértiles porque les prohibió el uso de la FIV, que a menudo implica la eliminación de embriones no implantados en el útero de la paciente. [189] El 10 de septiembre de 2015, el presidente Luis Guillermo Solís firmó un decreto que legaliza la fertilización in vitro. El decreto se incorporó al diario oficial del país el 11 de septiembre. Desde entonces, quienes se oponen a la práctica han presentado una demanda ante el Tribunal Constitucional del país. [190]

Todas las restricciones importantes para las personas solteras pero infértiles que utilizan la FIV se levantaron en Australia en 2002 después de que se rechazara una apelación final ante el Tribunal Superior de Australia por motivos de procedimiento en el caso Leesa Meldrum. Un tribunal federal de Victoria había dictaminado en 2000 que la prohibición existente de que todas las personas solteras y lesbianas utilicen la FIV constituía discriminación sexual. [191] El gobierno de Victoria anunció cambios a su ley de FIV en 2007 eliminando las restricciones restantes sobre las personas solteras fértiles y las lesbianas, dejando a Australia del Sur como el único estado que las mantiene. [192]

Las regulaciones federales en los Estados Unidos incluyen requisitos de detección y restricciones a las donaciones, pero generalmente no afectan a las parejas sexuales íntimas. [193] Sin embargo, es posible que se requiera que los médicos proveer tratamientos debido a leyes de no discriminación, como por ejemplo en California. [120] El estado estadounidense de Tennessee propuso un proyecto de ley en 2009 que habría definido la FIV de donantes como adopción. [194] Durante la misma sesión, otro proyecto de ley propuso prohibir la adopción por parte de cualquier pareja soltera y que cohabitaba, y los grupos activistas declararon que aprobar el primer proyecto de ley evitaría efectivamente que las personas solteras utilicen la FIV. [195] [196] Ninguno de estos proyectos de ley fue aprobado. [197]

Pocos tribunales estadounidenses han abordado la cuestión del estado de "propiedad" de un embrión congelado. Este problema podría surgir en el contexto de un caso de divorcio, en el que un tribunal tendría que determinar qué cónyuge podría decidir la disposición de los embriones. También podría surgir en el contexto de una disputa entre un donante de esperma y un donante de óvulos, incluso si no están casados. En 2015, un tribunal de Illinois sostuvo que tales disputas podrían resolverse por referencia a cualquier contrato entre los futuros padres. En ausencia de un contrato, el tribunal sopesaría los intereses relativos de las partes. [198]


¿Cuáles son las tasas de éxito de la FIV?

Las tasas de éxito de la FIV dependen de varios factores, incluido el motivo de la infertilidad, el lugar donde se realizará el procedimiento y su edad. El CDC compila estadísticas nacionales para todos los procedimientos de tecnología de reproducción asistida (ART) realizados en los EE. UU., Incluidos FIV, GIFT y ZIFT, aunque la FIV es, con mucho, el más común, representa el 99% de los procedimientos. El informe más reciente de 2016 encontró:

  • El embarazo se logró en una media del 27,3% de todos los ciclos (mayor o menor según la edad de la mujer).
  • El porcentaje de ciclos que resultaron en nacidos vivos fue de 22,2% en promedio (mayor o menor según la edad de la mujer).

Acceso al documento

  • APA
  • Estándar
  • Harvard
  • Vancouver
  • Autor
  • BIBTEX
  • RIS

Efectos específicos del sexo de la fertilización in vitro sobre los resultados metabólicos de los adultos y el transcriptoma y el proteoma hepáticos en ratones. / Narapareddy, Laren Rhon-Calderon, Eric A. Vrooman, Lisa A. Baeza, Josue Nguyen, Duy K. Mesaros, Clementina Lan, Yemin García, Benjamin A. Schultz, Richard M. Bartolomei, Marisa S.

En: Revista FASEB, Vol. 35, n ° 4, e21523, 04.2021.

Resultado de la investigación: Contribución a la revista ›Artículo› revisión por pares

T1: efectos específicos del sexo de la fertilización in vitro sobre los resultados metabólicos de los adultos y el transcriptoma y el proteoma hepáticos en ratones

N1 - Información de financiación: este trabajo fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud Infantil y Desarrollo Humano HD092266 y HD068157 (MSB), el Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales GM110174 (BAG), el Instituto Nacional de Investigación en Enfermería T32NR007100 (LN), Ruth L. Kirshstein National Service Award Beca posdoctoral individual HD089623 (LAV), y el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental P30 ‐ ES013508 (Centro de Excelencia en Toxicología Ambiental). Información de financiación: Agradecemos a Paula Stein, Teri Ord, Monica Mainigi y Christos Coutifaris por su asesoramiento técnico con los procedimientos de FIV y comentarios útiles, a Chris Krapp y Joanne Thorvaldsen por su experiencia técnica con protocolos moleculares. También agradecemos a Xiaoyan Yin, Jennifer Rojas y el Rodent Metabolic Phenotyping Core (apoyado en parte por la subvención del Penn Diabetes Research Center (P30 ‐ DK19525)) de la Universidad de Pensilvania por realizar ensayos cardiometabólicos. Agradecemos a Charles ‐ Antoine Assenmacher y al Comparative Pathology Core de la Universidad de Pensilvania por realizar la evaluación de la patología hepática. También agradecemos a Mary Putt por su orientación y experiencia estadística. Copyright del editor: © 2021 Federación de Sociedades Estadounidenses de Biología Experimental

N2: aunque la fertilización in vitro (FIV) se asocia con resultados perinatales adversos, existe una creciente preocupación por las implicaciones para la salud a largo plazo y específicas del sexo. Al aumentar nuestro modelo de ratón de FIV para investigar longitudinalmente los resultados metabólicos en la descendencia de tamaños óptimos de camada neonatal, encontramos resultados metabólicos específicos del sexo en la descendencia de FIV. Las mujeres concebidas por FIV tenían niveles más altos de peso corporal y colesterol en comparación con las mujeres concebidas naturalmente, mientras que los hombres concebidos por FIV tenían niveles más altos de triglicéridos e insulina, y una mayor composición de grasa corporal. A través de la transcriptómica y la proteómica del hígado adulto, identificamos la desregulación sexualmente dimórfica de las vías de la proteína de unión al elemento regulador de esteroles (SREBP) que están asociadas con los fenotipos específicos del sexo. También encontramos que la pérdida global de metilación del ADN en la placenta estaba relacionada con niveles más altos de colesterol en mujeres concebidas por FIV. Nuestros hallazgos indican que los procedimientos de FIV tienen efectos duraderos específicos del sexo sobre la salud metabólica de la descendencia y sientan las bases para utilizar la placenta como predictor de resultados a largo plazo.

AB - Aunque la fertilización in vitro (FIV) se asocia con resultados perinatales adversos, existe una creciente preocupación por las implicaciones para la salud a largo plazo y específicas del sexo. Al aumentar nuestro modelo de ratón de FIV para investigar longitudinalmente los resultados metabólicos en la descendencia de tamaños óptimos de camada neonatal, encontramos resultados metabólicos específicos del sexo en la descendencia de FIV. Las mujeres concebidas por FIV tenían niveles más altos de peso corporal y colesterol en comparación con las mujeres concebidas naturalmente, mientras que los hombres concebidos por FIV tenían niveles más altos de triglicéridos e insulina, y una mayor composición de grasa corporal. A través de la transcriptómica y la proteómica del hígado adulto, identificamos la desregulación sexualmente dimórfica de las vías de la proteína de unión al elemento regulador de esteroles (SREBP) que están asociadas con los fenotipos específicos del sexo. También encontramos que la pérdida global de metilación del ADN en la placenta estaba relacionada con niveles más altos de colesterol en mujeres concebidas por FIV. Nuestros hallazgos indican que los procedimientos de FIV tienen efectos duraderos específicos del sexo sobre la salud metabólica de la descendencia y sientan las bases para utilizar la placenta como predictor de resultados a largo plazo.


Se describe un procedimiento repetible para la fertilización de óvulos bovinos in vitro. Se recuperaron ovocitos de folículos ováricos o de oviductos cerca del momento de la ovulación después del tratamiento de donantes con gonadotropina sérica de yegua preñada (PMSG) y prostaglandina F (PGF). Para la capacitación in vitro, el semen se incubó, luego se trató con alta fuerza iónica y posteriormente se incubó en un medio definido antes de la inseminación de los ovocitos. En un experimento se utilizó con éxito semen de toro congelado. En experimentos con 4 toros (B, C, D, F), 34 (43,6%) de 78 óvulos y 13 (19,7%) de 66 ovocitos foliculares fueron fecundados in vitro. En la última serie (espermatozoides de Bull F) se logró la fecundación de 22 (62,9%) de 35 óvulos tubáricos. El desarrollo in vitro procedió a la etapa de 8 células.

Ninguna fertilización in vitro siguió al uso de un macho (Bull E), a pesar de que sus espermatozoides podían penetrar los óvulos de hámster sin zona in vitro, y la contaminación bacteriana de su semen más alta de lo habitual se implicó como la causa probable. Los hallazgos sugirieron que la motilidad progresiva vigorosa de los espermatozoides y la integridad del acrosoma son características importantes de las buenas muestras de esperma.

En un experimento, se transfirió un embrión en etapa de 4 células con el resultado de que la receptora dio a luz a un becerro normal el 9 de junio de 1981. Se encontró que el primer becerro resultante de la fertilización in vitro era completamente normal.


FIV y fertilización in vitro # 8211

La fertilización in vitro es una tecnología de reproducción asistida (ART) comúnmente conocida como FIV. La FIV es el proceso de fertilización mediante la extracción de óvulos, la obtención de una muestra de esperma y luego la combinación manual de un óvulo y esperma en un plato de laboratorio. Luego, el embrión o los embriones se transfieren al útero. Otras formas de ART incluyen la transferencia intrafalopiana de gametos (GIFT) y la transferencia intrafalopiana de cigotos (ZIFT).

¿Por qué se usa la FIV?

La FIV se puede utilizar para tratar la infertilidad en los siguientes pacientes:

  • Trompas de Falopio bloqueadas o dañadas, incluida la disminución del recuento de espermatozoides o la motilidad de los espermatozoides
  • Mujeres con trastornos de la ovulación, insuficiencia ovárica prematura, fibromas uterinos
  • Mujeres a las que se les han extirpado las trompas de Falopio
  • Individuos con un trastorno genético
  • Infertilidad inexplicable

¿Cómo se realiza la fertilización in vitro?

Hay cinco pasos básicos en el proceso de FIV y transferencia de embriones:

Paso 1: Se recetan medicamentos para la fertilidad para estimular la producción de óvulos. Se desean múltiples óvulos porque algunos óvulos no se desarrollarán o fertilizarán después de la recuperación. Se usa una ecografía transvaginal para examinar los ovarios y se toman muestras de análisis de sangre para verificar los niveles hormonales.

Paso 2: Los huevos se recuperan mediante un procedimiento quirúrgico menor que utiliza imágenes de ultrasonido para guiar una aguja hueca a través de la cavidad pélvica para extraer los huevos. Se proporcionan medicamentos para reducir y eliminar las posibles molestias.

Paso 3: Se pide al macho que produzca una muestra de esperma, que se prepara para combinar con los óvulos.

Paso 4: En un proceso llamado inseminación, el esperma y los óvulos se mezclan y se almacenan en un plato de laboratorio para estimular la fertilización. En algunos casos donde hay una menor probabilidad de fertilización, se puede utilizar la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). A través de este procedimiento, se inyecta un solo espermatozoide directamente en el óvulo en un intento de lograr la fertilización. Los óvulos se controlan para confirmar que se está produciendo la fertilización y la división celular. Una vez que esto ocurre, los óvulos fertilizados se consideran embriones.

Paso 5: Los embriones generalmente se transfieren al útero de la mujer de tres a cinco días después de la extracción y fertilización del óvulo. Se inserta un catéter o un tubo pequeño en el útero para transferir los embriones. Este procedimiento es indoloro para la mayoría de las mujeres, aunque algunas pueden experimentar calambres leves. Si el procedimiento tiene éxito, la implantación suele ocurrir entre seis y diez días después de la extracción del óvulo.

¿Qué tan exitosa es la FIV?

La tasa de éxito depende de varios factores, incluidos los antecedentes reproductivos, la edad materna, la causa de la infertilidad y los factores del estilo de vida.También es importante comprender que las tasas de embarazo no son las mismas que las tasas de nacidos vivos. En los Estados Unidos, la tasa de nacidos vivos para cada ciclo de FIV iniciado es aproximada:

  • 41-43% para mujeres menores de 35 años
  • 33-36% para mujeres de 35 a 37 años
  • 23-27% para mujeres de 38 a 40 años
  • 13-18% para mujeres mayores de 40 años

¿Hay algún efecto secundario?

Aunque es posible que deba tomárselo con calma después del procedimiento, la mayoría de las mujeres pueden reanudar sus actividades normales al día siguiente.

Algunos efectos secundarios después de la FIV pueden incluir:

  • Pasar una pequeña cantidad de líquido (puede ser transparente o teñido de sangre) después del procedimiento
  • Calambres leves
  • Hinchazón leve
  • Sensibilidad en los senos

Si experimenta alguno de los siguientes síntomas, llame a su médico de inmediato:

Algunos efectos secundarios de los medicamentos para la fertilidad pueden incluir:

  • Dolores de cabeza
  • Cambios de humor
  • Dolor abdominal
  • Sofocos
  • Distensión abdominal
  • RARO: síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO)

¿Existe algún riesgo?

Como ocurre con la mayoría de los procedimientos médicos, existen riesgos potenciales. Los síntomas más graves, generalmente del SHO, incluyen los siguientes:

    o vomitando
  • Disminución de la frecuencia urinaria
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad
  • Dolores de estómago severos e hinchazón.
  • Aumento de peso de diez libras en tres a cinco días

Si experimenta alguno de estos síntomas anteriores, comuníquese con su médico de inmediato. Los riesgos adicionales de la FIV incluyen los siguientes:

  • La extracción de óvulos conlleva riesgos de sangrado, infección y daño al intestino o la vejiga.
  • La posibilidad de un embarazo múltiple aumenta con el uso de un tratamiento de fertilidad. Existen riesgos y preocupaciones adicionales relacionados con los embarazos múltiples durante el embarazo, incluido el mayor riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer.
  • Aunque las tasas de aborto espontáneo son similares a las de la concepción sin asistencia, el riesgo aumenta con la edad materna.
  • La Clínica Mayo informa que el riesgo de embarazo ectópico con FIV es del 2 al 5%. Un embarazo ectópico es cuando un óvulo fertilizado se implanta en cualquier lugar fuera del útero y no es viable.
  • La tecnología de reproducción asistida (ART) implica un compromiso físico, financiero y emocional significativo por parte de la pareja. El estrés psicológico y los problemas emocionales son comunes, especialmente si la fertilización in vitro (FIV) no tiene éxito.
  • La FIV es costosa y muchos planes de seguro no brindan cobertura para el tratamiento de fertilidad. El costo de un solo ciclo de FIV puede oscilar entre al menos $ 12,000 y $ 17,000.

¿Qué pasa si no produzco óvulos sanos o mi esposo es estéril?

Puede optar por utilizar óvulos, esperma o embriones de donantes. Sin embargo, asegúrese de hablar con un consejero con experiencia en cuestiones relacionadas con los donantes. Querrá estar informado sobre varios asuntos legales relacionados con la donación de gametos, incluidos los derechos legales del donante.

¿Cuántos embriones se deben crear o transferir?

La cantidad de embriones transferidos generalmente depende de la cantidad de óvulos recolectados y de la edad materna. A medida que la tasa de implantación disminuye a medida que las mujeres envejecen, se pueden implantar más óvulos según la edad para aumentar la probabilidad de implantación. Sin embargo, una mayor cantidad de óvulos transferidos aumenta las posibilidades de tener un embarazo múltiple. Asegúrese de hablar con su médico antes del procedimiento para que ambos estén de acuerdo sobre cuántos embriones implantar.

¿Cómo elijo una clínica de infertilidad?

Hay una serie de preguntas que hacer con respecto al costo y los detalles de los centros y programas de fertilidad específicos. Algunas preguntas sugeridas están disponibles en línea en Selecting Your ART Program. Algunas parejas quieren explorar esfuerzos más tradicionales o de venta libre antes de explorar los procedimientos de infertilidad. Si está tratando de quedar embarazada y está buscando recursos para respaldar sus esfuerzos, la invitamos a consultar la guía de recursos y productos de fertilidad proporcionada por nuestro patrocinador corporativo. Revise la guía de recursos aquí.

¿Quieres saber más?

  • Cómo obtener y mantener un recuento de espermatozoides saludables
  • Infertilidad 101: lo que necesita saber primero
  • Lubricantes favorables a la fertilidad
  • Ovulación: preguntas frecuentes

Compilado utilizando información de las siguientes fuentes:

1. Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva. (2014). Donación de gametos y embriones: decidir si contar.

2. Autoridad de Fertilización Humana y Embriología. (2014). FIV & # 8211 ¿Qué es la fertilización in vitro (FIV) y cómo funciona?

3. Autoridad de Fertilización Humana y Embriología. (2014). Riesgos del tratamiento de fertilidad.


La unión específica de la especie a la zona pelúcida induce a los espermatozoides a experimentar una reacción acrosómica

De los 300.000.000 de espermatozoides humanos eyaculados durante el coito, solo unos 200 llegan al lugar de la fecundación en el oviducto. Existe evidencia de que las señales químicas liberadas por las células del folículo que rodean al óvulo ovulado atraen los espermatozoides hacia el óvulo, pero se desconoce la naturaleza de las moléculas quimioatrayentes. Una vez que encuentra un óvulo, el esperma primero debe migrar a través de la capa de células del folículo y luego unirse y cruzar la capa del huevo & # x02014the zona pelúcida. Finalmente, los espermatozoides deben unirse y fusionarse con la membrana plasmática del óvulo. Para volverse competente para realizar estas tareas, los espermatozoides de mamíferos eyaculados normalmente deben ser modificados por condiciones en el tracto reproductivo femenino, un proceso llamado capacitación, que requiere alrededor de 5 & # x020136 horas en humanos. La capacitacin es provocada por iones de bicarbonato (HCO3& # x02013) en la vagina, que ingresan a los espermatozoides y activan directamente una enzima adenilil ciclasa soluble en el citosol. La ciclasa produce AMP cíclico (que se analiza en el capítulo 15), que ayuda a iniciar los cambios asociados con la capacitación. La capacitación altera la composición de lípidos y glicoproteínas de la membrana plasmática de los espermatozoides, aumenta el metabolismo y la motilidad de los espermatozoides y disminuye notablemente el potencial de membrana (es decir, el potencial de membrana se mueve a un valor más negativo de modo que la membrana se hiperpolariza).

Una vez que un espermatozoide capacitado ha penetrado la capa de células foliculares, se une a la zona pelúcida (v. Fig. 20-21). La zona generalmente actúa como una barrera para la fertilización en todas las especies y, al eliminarla, a menudo se elimina esta barrera. El esperma humano, por ejemplo, fertilizará los huevos de hámster de los que se ha eliminado la zona con enzimas específicas, como era de esperar, tales cigotos híbridos no se desarrollan. Los huevos de hámster sin zonas, sin embargo, a veces se usan en clínicas de infertilidad para evaluar la capacidad fertilizante de los espermatozoides humanos. in vitro (Figura 20-30).

Figura 20-30

Micrografía electrónica de barrido de un espermatozoide humano en contacto con un óvulo de hámster. Se ha eliminado la zona pelúcida del huevo, dejando al descubierto la membrana plasmática, que contiene numerosas microvellosidades. La capacidad de los espermatozoides de un individuo para penetrar los huevos de hámster es (más.)

La zona pelúcida de los huevos de mamíferos se compone principalmente de tres glicoproteínas, todas las cuales son producidas exclusivamente por el ovocito en crecimiento. Dos de ellos, ZP2 y ZP3, se ensamblan en filamentos largos, mientras que el otro, ZP1, entrelaza los filamentos en una red tridimensional. La proteína ZP3 es crucial: ratones hembra con un inactivado ZP3 Los genes producen huevos que carecen de zona y son infértiles. ZP3 es responsable de la unión específica de los espermatozoides a la zona, al menos en ratones. Varias proteínas en la superficie del esperma que se unen a oligosacáridos O-ligados específicos en ZP3 han sido implicadas como receptores ZP3, pero la contribución de cada una es incierta. Al unirse a la zona, se induce a los espermatozoides a sufrir la reacción del acrosoma, en la que el contenido del acrosoma se libera por exocitosis (figura 20-31). En el ratón, al menos, el desencadenante de la reacción del acrosoma es ZP3 en la zona, que induce un influjo de Ca 2+ en el citosol del esperma, lo que a su vez inicia la exocitosis. Un aumento del Ca 2+ citosólico parece ser necesario y suficiente para desencadenar la reacción acrosómica en todos los animales.

Figura 20-31.

La reacción del acrosoma que ocurre cuando un espermatozoide de mamífero fertiliza un óvulo. En los ratones, se cree que una sola glucoproteína en la zona pelúcida, ZP3, es responsable tanto de la unión de los espermatozoides como de la inducción de la reacción del acrosoma. Tenga en cuenta que un esperma de mamífero (más.)

La reacción del acrosoma es necesaria para la fertilización. Expone varias enzimas hidrolíticas que ayudan a los espermatozoides a hacer un túnel a través de la zona pelúcida, y expone otras proteínas en la superficie del esperma que se unen a la proteína ZP2 y, por lo tanto, ayudan a los espermatozoides a mantener su unión firme con la zona mientras excavan a través de ella. Además, la reacción del acrosoma expone proteínas en la membrana plasmática de los espermatozoides que median la unión y fusión de esta membrana con la del óvulo, como discutimos a continuación. Aunque la fertilización normalmente ocurre por fusión de espermatozoides y huevos, también se puede lograr de manera artificial, inyectando los espermatozoides en el citoplasma del óvulo, esto a veces se hace en clínicas de infertilidad cuando hay un problema con la fusión de espermatozoides y huevos.


¿Cómo se logra técnicamente la fertilización in vitro? - biología

CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE


INSTRUCCIÓN SOBRE EL RESPETO A LA VIDA HUMANA EN SU ORIGEN
Y SOBRE LA DIGNIDAD DE LA PROCREACIÓN
RESPUESTAS A CIERTAS PREGUNTAS DEL DÍA

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha sido abordada por diversas Conferencias Episcopales u Obispos individuales, por teólogos, médicos y científicos, sobre técnicas biomédicas que permiten intervenir en la fase inicial de la vida del ser humano y en el mismo procesos de procreación y su conformidad con los principios de la moral católica. La presente Instrucción, que es el resultado de una amplia consulta y en particular de una cuidadosa evaluación de las declaraciones hechas por los episcopados, no pretende repetir toda la enseñanza de la Iglesia sobre la dignidad de la vida humana tal como se origina y sobre la procreación, sino ofrecer , a la luz de la enseñanza anterior del Magisterio, algunas respuestas concretas a las principales preguntas que se plantean al respecto. La exposición se organiza de la siguiente manera: una introducción recordará los principios fundamentales, de carácter antropológico y moral, necesarios para una adecuada evaluación de los problemas y para la elaboración de respuestas a las preguntas que la primera parte tendrá como tema el respeto a la problemática. el ser humano desde el primer momento de su existencia la segunda parte abordará las cuestiones morales que plantean las intervenciones técnicas sobre la procreación humana la tercera parte ofrecerá algunas orientaciones sobre las relaciones entre la ley moral y la ley civil en términos del respeto debido a los embriones y fetos humanos * y a la legitimidad de las técnicas de procreación artificial.

* Los términos & quotcigoto & quot, & quot preembrión & quot, & quotembryo & quot y & quotfoetus & quot pueden indicar en el vocabulario de la biología etapas sucesivas del desarrollo de un ser humano. La presente Instrucción hace libre uso de estos términos, atribuyéndoles idéntica relevancia ética, para designar el resultado (visible o no) de la generación humana, desde el primer momento de su existencia hasta su nacimiento. La razón de este uso se aclara en el texto (cf. I, 1).

1. INVESTIGACIÓN BIOMÉDICA Y ENSEÑANZA
DE LA IGLESIA

El don de la vida que Dios Creador y Padre ha confiado al hombre lo llama a apreciar el valor inestimable de lo dado y a responsabilizarse de ello: este principio fundamental debe situarse en el centro de la reflexión para aclarar y resolver los problemas morales que plantean las intervenciones artificiales sobre la vida tal como se origina y sobre los procesos de procreación. Gracias a los avances de las ciencias biológicas y médicas, el hombre dispone de recursos terapéuticos cada vez más eficaces, pero también puede adquirir nuevos poderes, con consecuencias imprevisibles, sobre la vida humana en sus inicios y en sus primeras etapas. Varios procedimientos permiten ahora intervenir no solo para ayudar sino también para dominar los procesos de procreación. Estas técnicas pueden permitir al hombre `` tomar en sus manos su propio destino '', pero también lo exponen `` a la tentación de ir más allá de los límites de un dominio razonable sobre la naturaleza ''. (1) Pueden constituir un progreso al servicio del hombre, pero también implican riesgos graves. Por lo tanto, muchas personas están expresando un llamado urgente para que en las intervenciones sobre la procreación se salvaguarden los valores y derechos de la persona humana. Las solicitudes de aclaración y orientación provienen no solo de los fieles, sino también de quienes reconocen a la Iglesia como "experta en humanidad" (2) con la misión de servir a la "civilización del amor" (3) y de la vida.

El Magisterio de la Iglesia no interviene sobre la base de una competencia particular en el ámbito de las ciencias experimentales, sino que, habida cuenta de los datos de la investigación y la tecnología, pretende plantear, en virtud de su misión evangélica y deber apostólico, la moral. enseñanza correspondiente a la dignidad de la persona y a su vocación integral. Se propone hacerlo exponiendo los criterios del juicio moral en cuanto a las aplicaciones de la investigación científica y la tecnología, especialmente en relación con la vida humana y sus inicios. Estos criterios son el respeto, defensa y promoción del hombre, su `` derecho primordial y fundamental '' a la vida, (4) su dignidad como persona dotada de alma espiritual y de responsabilidad moral (5) y llamada a la comunión beatífica con Dios. La intervención de la Iglesia en este campo se inspira también en el Amor que le debe al hombre, ayudándole a reconocer y respetar sus derechos y deberes. Este amor nace de la fuente del amor de Cristo: al contemplar el misterio del Verbo Encarnado, la Iglesia también llega a comprender el `` misterio del hombre '' (6) al anunciar el Evangelio de la salvación, revela al hombre su dignidad y lo invita a descubrir plenamente la verdad de su propio ser. Así, la Iglesia propone una vez más la ley divina para realizar la obra de la verdad y la liberación. Porque es por bondad - para indicar el camino de la vida - que Dios da a los hombres sus mandamientos y la gracia de observarlos; y también por bondad - para ayudarles a perseverar en el mismo camino - que Dios siempre ofrece a todos su perdón. Cristo se compadece de nuestras debilidades: es nuestro Creador y Redentor. Que su espíritu abra el corazón de los hombres al don de la paz de Dios ya la comprensión de sus preceptos.

2. CIENCIA Y TECNOLOGÍA
AL SERVICIO DE LA PERSONA HUMANA

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza: & quot; varón y hembra los creó & quot (Gen 1:27), confiándoles la tarea de & quot; tener dominio sobre la tierra & quot (Gen 1:28). La investigación científica básica y la investigación aplicada constituyen una expresión significativa de este dominio del hombre sobre la creación. La ciencia y la tecnología son recursos valiosos para el hombre cuando se ponen a su servicio y cuando promueven su desarrollo integral en beneficio de todos, pero no pueden mostrar por sí mismas el sentido de la existencia y del progreso humano. Ordenado al hombre, que los inicia y desarrolla, extraen de la persona y de sus valores morales la indicación de su finalidad y la conciencia de sus límites.

Sería, por un lado, ilusorio afirmar que la investigación científica y sus aplicaciones son moralmente neutrales, por otro lado, no se pueden derivar criterios de orientación de la mera eficiencia técnica, de la posible utilidad de la investigación para algunos a expensas de otros, o, peor aún, , de las ideologías imperantes. Así, la ciencia y la tecnología requieren, por su propio sentido intrínseco, un respeto incondicional a los criterios fundamentales de la ley moral: es decir, deben estar al servicio de la persona humana, de sus derechos inalienables y de su verdadero e integral bien. según el designio y la voluntad de Dios. (7) El rápido desarrollo de los descubrimientos tecnológicos da mayor urgencia a esta necesidad de respetar los criterios antes mencionados: la ciencia sin conciencia sólo puede conducir a la ruina del hombre. “Nuestra era necesita tal sabiduría más que las épocas pasadas si queremos humanizar aún más los descubrimientos hechos por el hombre. Porque el futuro del mundo corre peligro a menos que se presenten personas más sabias ''. (8)

3. ANTROPOLOGÍA Y PROCEDIMIENTOS
EN EL CAMPO BIOMÉDICO

¿Qué criterios morales deben aplicarse para esclarecer los problemas que hoy se plantean en el campo de la biomedicina? La respuesta a esta pregunta presupone una idea adecuada de la naturaleza de la persona humana en su dimensión corporal.

Porque sólo de acuerdo con su verdadera naturaleza la persona humana puede alcanzar la autorrealización como una "totalidad unificada": (9) y esta naturaleza es al mismo tiempo corporal y espiritual. En virtud de su unión sustancial con un alma espiritual, el cuerpo humano no puede ser considerado como un mero complejo de tejidos, órganos y funciones, ni puede ser evaluado de la misma manera que el cuerpo de los animales, sino que es una parte constitutiva del persona que se manifiesta y se expresa a través de ella. La ley moral natural expresa y establece los propósitos, derechos y deberes que se basan en la naturaleza corporal y espiritual de la persona humana. Por lo tanto, esta ley no puede considerarse simplemente como un conjunto de normas a nivel biológico, sino que debe definirse como el orden racional por el cual el Creador llama al hombre a dirigir y regular su vida y sus acciones y, en particular, a hacer uso de las suyas propias. (10) De estos principios se desprende una primera consecuencia: una intervención sobre el cuerpo humano afecta no solo a los tejidos, los órganos y sus funciones, sino que también involucra a la persona misma en diferentes niveles. Implica, por tanto, quizás de manera implícita pero no obstante real, un significado y una responsabilidad moral. El Papa Juan Pablo II reafirmó esto enérgicamente a la Asociación Médica Mundial cuando dijo: “Cada persona humana, en su singularidad absolutamente única, está constituida no solo por su espíritu, sino también por su cuerpo. Así, en el cuerpo y a través del cuerpo, se toca a la persona misma en su realidad concreta. Respetar la dignidad del hombre equivale, en consecuencia, a salvaguardar esta identidad del hombre. 'corpore et anima unus', como dice el Concilio Vaticano II (Gaudium et Spes, 14, apartado 1). Es a partir de esta visión antropológica que se van a encontrar los criterios fundamentales para la toma de decisiones en el caso de procedimientos que no sean estrictamente terapéuticos, como, por ejemplo, los dirigidos a la mejora de la condición biológica humana ''. (11 )

La biología aplicada y la medicina trabajan juntas para el bien integral de la vida humana cuando acuden en ayuda de una persona afectada por una enfermedad y dolencia y cuando respetan su dignidad como criatura de Dios. Ningún biólogo o médico puede razonablemente pretender, en virtud de su competencia científica, poder decidir sobre el origen y el destino de las personas. Esta norma debe aplicarse de manera particular en el campo de la sexualidad y la procreación, en el que el hombre y la mujer actualizan los valores fundamentales del amor y la vida.Dios, que es amor y vida, ha inscrito en el hombre y la mujer la vocación a participar de manera especial en su misterio de comunión personal y en su obra de Creador y Padre. (12) Por eso el matrimonio posee bienes y valores específicos en su unión y en la procreación, que no se pueden comparar con las que existen en las formas inferiores de vida. Tales valores y significados son de orden personal y determinan desde el punto de vista moral el significado y los límites de las intervenciones artificiales sobre la procreación y sobre el origen de la vida humana. Estas intervenciones no deben rechazarse por ser artificiales. Como tales, dan testimonio de las posibilidades del arte de la medicina. Pero deben recibir una valoración moral en referencia a la dignidad de la persona humana, que está llamada a realizar su vocación de Dios al don del amor y al don de la vida.

4. CRITERIOS FUNDAMENTALES PARA UN JUICIO MORAL

Los valores fundamentales relacionados con las técnicas de la procreación humana artificial son dos: la vida del ser humano llamado a la existencia y la naturaleza especial de la transmisión de la vida humana en el matrimonio. Por tanto, el juicio moral sobre tales métodos de procreación artificial debe formularse en referencia a estos valores.

La vida física, con la que comienza el curso de la vida humana en el mundo, ciertamente no contiene la totalidad del valor de una persona, ni representa el bien supremo del hombre llamado a la vida eterna. Sin embargo, sí constituye en cierto modo el valor `` fundamental '' de la vida, precisamente porque sobre esta vida física se basan y desarrollan todos los demás valores de la persona. (13) La inviolabilidad del derecho a la vida del ser humano inocente desde el momento de su vida. la concepción hasta la muerte '' (14) es signo y exigencia de la inviolabilidad misma de la persona a quien el Creador ha dado el don de la vida. En comparación con la transmisión de otras formas de vida en el universo, la transmisión de la vida humana tiene un carácter especial propio, que se deriva de la naturaleza especial de la persona humana. “La transmisión de la vida humana está encomendada por la naturaleza a un acto personal y consciente y, como tal, está sujeta a las santas leyes de Dios: leyes inmutables e inviolables que deben ser reconocidas y observadas. Por eso no se pueden utilizar medios y seguir métodos que puedan ser lícitos en la transmisión de la vida de plantas y animales '' (15).

Los avances en la tecnología ahora han hecho posible la procreación al margen de las relaciones sexuales a través de la reunión. in vitro de las células germinales extraídas previamente del hombre y la mujer. Pero lo que es técnicamente posible no es por eso mismo moralmente admisible. La reflexión racional sobre los valores fundamentales de la vida y de la procreación humana es, por tanto, indispensable para formular una valoración moral de tales intervenciones tecnológicas en un ser humano desde las primeras etapas de su desarrollo.

5. ENSEÑANZAS DEL MAGISTERIO

Por su parte, el Magisterio de la Iglesia ofrece también a la razón humana en este campo la luz de la Revelación: la doctrina sobre el hombre enseñada por el Magisterio contiene muchos elementos que arrojan luz sobre los problemas que aquí se afrontan. Desde el momento de la concepción, la vida de todo ser humano debe ser respetada de manera absoluta porque el hombre es la única criatura en la tierra que Dios ha `` querido para sí mismo '' (16) y el alma espiritual de cada hombre es `` inmediatamente creada '' por Dios. (17) todo su ser lleva la imagen del Creador. La vida humana es sagrada porque desde sus inicios implica `` la acción creadora de Dios '' (18) y permanece para siempre en una relación especial con el Creador, que es su único fin. (19) Solo Dios es el Señor de la vida desde su inicio hasta que su fin: nadie puede, en ninguna circunstancia, reclamar para sí el derecho a destruir directamente a un ser humano inocente. (20) La procreación humana requiere por parte de los esposos una colaboración responsable con el amor fecundo de Dios (21) el don de la vida humana debe actualizarse en el matrimonio a través de los actos específicos y exclusivos del marido y la mujer, de acuerdo con las leyes inscritas. en sus personas y en su unión. (22)

I. RESPETO POR LOS EMBRIONES HUMANOS

Una cuidadosa reflexión sobre esta enseñanza del Magisterio y sobre la evidencia de la razón, como se mencionó anteriormente, nos permite dar respuesta a los numerosos problemas morales que plantean las intervenciones técnicas sobre el ser humano en las primeras fases de su vida y sobre los procesos de su concepción. .

1. ¿QUÉ RESPETO SE DEBE AL EMBRIÓN HUMANO, TENIENDO EN CUENTA SU NATURALEZA E IDENTIDAD?

El ser humano debe ser respetado - como persona - desde el primer instante de su existencia. La implementación de procedimientos de fertilización artificial ha hecho posible diversas intervenciones sobre embriones y fetos humanos. Los fines que se persiguen son de diversa índole: diagnósticos y terapéuticos, científicos y comerciales. De todo esto surgen serios problemas. ¿Se puede hablar de un derecho a la experimentación con embriones humanos con fines de investigación científica? ¿Qué normas o leyes deberían elaborarse al respecto? La respuesta a estos problemas presupone una reflexión detallada sobre la naturaleza y la identidad específica - se utiliza la palabra & quot; estado & quot - del embrión humano en sí.

En el Concilio Vaticano II, la Iglesia, por su parte, presentó una vez más al hombre moderno su doctrina constante y segura según la cual: "La vida, una vez concebida, debe ser protegida con sumo cuidado, el aborto y el infanticidio son delitos abominables". (23) Más recientemente, la Carta de los Derechos de la Familia, publicada por la Santa Sede, confirmó que "la vida humana debe ser absolutamente respetada y protegida desde el momento de la concepción". (24)

Esta Congregación es consciente de los debates actuales sobre el comienzo de la vida humana, sobre la individualidad del ser humano y sobre la identidad de la persona humana. La Congregación recuerda las enseñanzas encontradas en el Declaración sobre el aborto provocado: “Desde que se fecunda el óvulo se inicia una nueva vida que no es ni la del padre ni la de la madre, es más bien la vida de un nuevo ser humano con su propio crecimiento. Nunca se haría humano si no fuera ya humano. A esta evidencia perpetua. la ciencia genética moderna aporta una valiosa confirmación. Ha demostrado que, desde el primer instante, el programa es fijo en cuanto a lo que será este ser vivo: un hombre, este individuo-hombre con sus aspectos característicos ya bien determinados. Desde la fecundación se inicia la aventura de la vida humana, y cada una de sus grandes capacidades requiere tiempo. encontrar su lugar y estar en condiciones de actuar & quot. (25) Esta enseñanza sigue siendo válida y se confirma aún más, si se necesitara confirmación, por hallazgos recientes de la ciencia biológica humana que reconocen que en el cigoto * resultante de la fertilización, la identidad biológica de un nuevo individuo humano ya está constituida. Ciertamente ningún dato experimental puede ser por sí mismo suficiente para llevarnos al reconocimiento de un alma espiritual, sin embargo, las conclusiones de la ciencia sobre el embrión humano proporcionan una valiosa indicación para discernir mediante el uso de la razón una presencia personal en el momento de esta primera aparición. de una vida humana: ¿cómo podría un individuo humano no ser una persona humana? El Magisterio no se ha comprometido expresamente con una afirmación de carácter filosófico, pero reafirma constantemente la condena moral de cualquier tipo de aborto provocado. Esta enseñanza no ha sido cambiada y es inmutable. (26)

Así, el fruto de la generación humana, desde el primer momento de su existencia, es decir, desde que se forma el cigoto, exige el respeto incondicional que moralmente se le debe al ser humano en su totalidad corporal y espiritual. El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el momento de la concepción y por ello desde ese mismo momento deben reconocerse sus derechos como persona, entre los que se encuentra en primer lugar el derecho inviolable de todo ser humano inocente a la vida. Este recordatorio doctrinal proporciona el criterio fundamental para la solución de los diversos problemas que plantea el desarrollo de las ciencias biomédicas en este campo: dado que el embrión debe ser tratado como persona, también debe ser defendido en su integridad, cuidado y cuidado, en la medida de lo posible, al igual que cualquier otro ser humano en lo que respecta a la asistencia médica.

* El cigoto es la célula que se produce cuando los núcleos de los dos gametos se han fusionado.

2. ¿ES MORALMENTE LICITO EL DIAGNÓSTICO PRENATAL?

Si el diagnóstico prenatal respeta la vida y la integridad del embrión y del feto humano y está dirigido a su salvaguardia o curación como individuo, entonces la respuesta es afirmativa.

Porque el diagnóstico prenatal permite conocer el estado del embrión y del feto aún en el útero materno. Permite, o posibilita anticipar antes y con mayor eficacia determinados procedimientos terapéuticos, médicos o quirúrgicos. Dicho diagnóstico es admisible, con el consentimiento de los padres, una vez debidamente informados, si los métodos empleados salvaguardan la vida e integridad del embrión y de la madre, sin someterlos a riesgos desproporcionados (27) .Pero este diagnóstico se opone seriamente a la ley moral cuando se hace con la idea de inducir un aborto en función de los resultados: un diagnóstico que muestre la existencia de una malformación o una enfermedad hereditaria no debe ser equivalente a una pena de muerte. Así, una mujer estaría cometiendo un acto gravemente ilícito si solicitara dicho diagnóstico con la intención deliberada de abortar si los resultados confirman la existencia de una malformación o anomalía. El cónyuge o parientes o cualquier otra persona actuaría de manera similar de manera contraria a la ley moral si aconsejaran o imponieran tal procedimiento de diagnóstico a la futura madre con la misma intención de posiblemente proceder a un aborto. Así también el especialista sería culpable de colaboración ilícita si, en la realización del diagnóstico y en la comunicación de sus resultados, contribuyese deliberadamente a establecer o favorecer un vínculo entre el diagnóstico prenatal y el aborto. En conclusión, cualquier directiva o programa de las autoridades civiles y sanitarias o de organizaciones científicas que de alguna manera favorecieran un vínculo entre el diagnóstico prenatal y el aborto, o que llegaran directamente a inducir a las gestantes a someterse al diagnóstico prenatal. planeado con el propósito de eliminar fetos afectados por malformaciones o portadores de enfermedades hereditarias, debe ser condenado como una violación del derecho a la vida del niño por nacer y como un abuso de los derechos y deberes anteriores de los cónyuges,

3. ¿SE REALIZAN PROCEDIMIENTOS TERAPÉUTICOS EN EL LICITO DE EMBRIONES HUMANOS?

Como ocurre con todas las intervenciones médicas en pacientes, Hay que sostener como lícitos los procedimientos realizados sobre el embrión humano que respeten la vida y la integridad del embrión y no impliquen riesgos desproporcionados para él, sino que estén dirigidos a su curación, la mejora de su estado de salud o su supervivencia individual. Cualquiera que sea el tipo de terapia médica, quirúrgica o de otro tipo, se requiere el consentimiento libre e informado de los padres, de acuerdo con las reglas deontológicas que se siguen en el caso de los niños. La aplicación de este principio moral puede requerir precauciones delicadas y particulares en el caso de la vida embrionaria o fetal. La legitimidad y los criterios de tales procedimientos han sido claramente establecidos por el Papa Juan Pablo II: `` Una intervención estrictamente terapéutica cuyo objetivo explícito sea la curación de diversas enfermedades, como las derivadas de defectos cromosómicos, se considerará, en principio, deseable, siempre que sea dirigida a la verdadera promoción del bienestar personal del individuo sin dañar su integridad ni empeorar sus condiciones de vida. De hecho, tal intervención entraría en la lógica de la tradición moral cristiana '' (28).

4. ¿CÓMO SE PUEDE EVALUAR MORALMENTE LA INVESTIGACIÓN Y LA EXPERIMENTACIÓN * SOBRE EMBRIONES Y FETOS HUMANOS?

La investigación médica debe abstenerse de operaciones con embriones vivos, a menos que exista la certeza moral de no dañar la vida o la integridad del feto y de la madre, y con la condición de que los padres hayan dado su consentimiento libre e informado al procedimiento. . De ello se deduce que toda investigación, incluso cuando se limite a la simple observación del embrión, se volvería ilícita si entrañara un riesgo para la integridad física o la vida del embrión debido a los métodos utilizados o los efectos inducidos. En cuanto a la experimentación, y presuponiendo la distinción general entre la experimentación con fines no directamente terapéuticos y la experimentación claramente terapéutica para el propio sujeto, en el caso que nos ocupa también hay que distinguir entre la experimentación realizada con embriones aún vivos y la experimentación. realizado en embriones que están muertos. Si los embriones están vivos, viables o no, deben ser respetados como cualquier otro. La experimentación humana con embriones que no sea directamente terapéutica es ilícita.(29) Ningún objetivo, aunque noble en sí mismo, como una ventaja previsible para la ciencia, para otros seres humanos o para la sociedad, puede justificar en modo alguno la experimentación con embriones o fetos humanos vivos, viables o no, tanto dentro como fuera. el útero de la madre. El consentimiento informado que normalmente se requiere para la experimentación clínica en adultos no puede ser otorgado por los padres, quienes no pueden disponer libremente de la integridad física o la vida del feto. Además, la experimentación con embriones y fetos siempre implica un riesgo y, de hecho, en la mayoría de los casos implica la expectativa cierta de daño a su integridad física o incluso a su muerte. Utilizar embriones o fetos humanos como objeto o instrumento de experimentación constituye un delito contra su dignidad como seres humanos que tienen derecho al mismo respeto que se debe al niño ya nacido y a toda persona humana.

los Carta de los Derechos de la Familia publicado por la Santa Sede afirma: "El respeto a la dignidad del ser humano excluye toda manipulación o explotación experimental del embrión humano". (30) La práctica de mantener vivos los embriones humanos en vivo o in vitro con fines experimentales o comerciales se opone totalmente a la dignidad humana. En el caso de una experimentación claramente terapéutica, es decir, cuando se trata de formas experimentales de terapia utilizadas en beneficio del propio embrión en un intento final por salvar su vida, y en ausencia de otras formas confiables de terapia, el recurso a medicamentos o procedimientos que aún no se han probado completamente puede ser lícito (31)

Los cadáveres de embriones y fetos humanos, hayan sido abortados deliberadamente o no, deben ser respetados al igual que los restos de otros seres humanos. En particular, no pueden ser sometidos a mutilaciones ni a autopsias si aún no se ha verificado su muerte y sin el consentimiento de los padres o de la madre. Además, se deben salvaguardar las exigencias morales de que no haya complicidad en el aborto deliberado y que se evite el riesgo de escándalo. Además, en el caso de los fetos muertos, como en el caso de los cadáveres de personas adultas, todo tráfico comercial debe considerarse ilícito y debe prohibirse.

* Dado que los términos & quot; investigación & quot y & quot; cotizaciónexperimentación & quot se usan a menudo de manera equivalente y ambigua, se considera necesario especificar el significado exacto que se les da en este documento.

1) Por investigar Se entiende cualquier proceso inductivo-deductivo que tenga como objetivo promover la observación sistemática de un fenómeno dado en el campo humano o verificar una hipótesis que surja de observaciones previas.

2) Por experimentación Se entiende toda investigación en la que el ser humano (en las distintas etapas de su existencia: embrión, feto, niño o adulto) representa el objeto a través del cual o sobre el cual se pretende verificar el efecto, actualmente desconocido o no suficientemente conocido, de un tratamiento determinado (por ejemplo, farmacológico, teratogénico, quirúrgico, etc.).

5. ¿CÓMO EVALUAR MORALMENTE EL USO CON FINES DE INVESTIGACIÓN DE EMBRIONES OBTENIDOS POR FERTILIZACIÓN 'IN VITRO'?

Embriones humanos obtenidos in vitro somos seres humanos y sujetos con derechos: su dignidad y derecho a la vida deben ser respetados desde el primer momento de su existencia. Es inmoral producir embriones humanos destinados a ser explotados como "material biológico" desechable. En la práctica habitual de in vitro fertilización, no todos los embriones se transfieren al cuerpo de la mujer, algunos se destruyen. Así como la Iglesia condena el aborto inducido, también prohíbe los actos contra la vida de estos seres humanos. Es un deber condenar la particular gravedad de la destrucción voluntaria de embriones humanos obtenidos 'in vitro' con el único propósito de investigación, ya sea mediante inseminación artificial o mediante "fisión gemela". Actuando así, el investigador usurpa el lugar de Dios y, aunque no lo sepa, se erige como dueño del destino de los demás en la medida en que elige arbitrariamente a quién dejará vivir y a quién. envía a la muerte y mata a seres humanos indefensos.

Métodos de observación o experimentación que dañen o impongan riesgos graves y desproporcionados a los embriones obtenidos. in vitro son moralmente ilícitos por las mismas razones. todo ser humano debe ser respetado por sí mismo y no puede reducirse su valor a un instrumento puro y simple para beneficio de los demás. Por tanto, no es conforme a la ley moral exponer deliberadamente a la muerte embriones humanos obtenidos 'in vitro'.. Como consecuencia del hecho de que han sido producidos in vitro, aquellos embriones que no se transfieren al cuerpo de la madre y son llamados & quotspare & quot están expuestos a un destino absurdo, sin posibilidad de que se les ofrezcan medios seguros de supervivencia que puedan perseguirse lícitamente.

6. ¿QUÉ JUICIO SE DEBE HACER SOBRE OTROS PROCEDIMIENTOS DE MANIPULACIÓN DE EMBRIONES RELACIONADOS CON LAS "TÉCNICAS DE REPRODUCCIÓN HUMANA"?

Técnicas de fertilización in vitro puede abrir el camino a otras formas de manipulación biológica y genética de embriones humanos, como los intentos o planes de fecundación entre gametos humanos y animales y la gestación de embriones humanos en el útero de animales, o la hipótesis o proyecto de construcción de úteros artificiales para el embrión humano. Estos procedimientos son contrarios a la dignidad humana propia del embrión y, al mismo tiempo, son contrarios al derecho de toda persona a ser concebida y nacer dentro del matrimonio y del matrimonio.(32) Asimismo, los intentos o hipótesis de obtención de un ser humano sin relación alguna con la sexualidad a través de la `` fisión gemela '', la clonación o la partenogénesis deben considerarse contrarios a la ley moral, ya que se oponen a la dignidad tanto de la procreación humana como de la unión conyugal.

La congelación de embriones, incluso cuando se lleva a cabo para preservar la vida de un embrión - criopreservación - constituye una ofensa contra el respeto debido a los seres humanos exponiéndolas a graves riesgos de muerte o daño a su integridad física y privándolas, al menos temporalmente, del albergue materno y de la gestación, colocándolas así en una situación en la que son posibles más delitos y manipulaciones.

Ciertos intentos de influir en la herencia cromosómica o genética. no son terapéuticos sino que tienen como objetivo producir seres humanos seleccionados según el sexo u otras cualidades predeterminadas. Estas manipulaciones son contrarias a la dignidad personal del ser humano y a su integridad e identidad. Por lo tanto, de ninguna manera pueden justificarse sobre la base de posibles consecuencias beneficiosas para la humanidad futura. (33) Toda persona debe ser respetada por sí misma: en esto consiste la dignidad y el derecho de todo ser humano desde sus inicios.

II. INTERVENCIONES SOBRE LA PROCREACIÓN HUMANA

Por "procreación quotartificial" o "fecundación artificial" se entienden aquí los diferentes procedimientos técnicos dirigidos a obtener una concepción humana de una manera distinta a la unión sexual del hombre y la mujer. Esta instrucción trata de la fertilización de un óvulo en un tubo de ensayo (in vitro fertilización) e inseminación artificial a través de la transferencia al tracto genital de la mujer de los espermatozoides recolectados previamente.

Un punto preliminar para la evaluación moral de tales procedimientos técnicos lo constituye la consideración de las circunstancias y consecuencias que esos procedimientos implican en relación con el respeto debido al embrión humano. Desarrollo de la práctica de in vitro la fertilización ha requerido innumerables fertilizaciones y destrucciones de embriones humanos. Incluso hoy en día, la práctica habitual presupone una hiperovulación por parte de la mujer: se extraen varios óvulos, se fecundan y luego se cultivan. in vitro por algunos días. Por lo general, no todos se transfieren al tracto genital de la mujer, algunos embriones, generalmente llamados & quotspare & quot, se destruyen o congelan. En ocasiones, algunos de los embriones implantados son sacrificados por diversas razones eugenésicas, económicas o psicológicas. Esa destrucción deliberada de seres humanos o su utilización para diferentes fines en detrimento de su integridad y vida es contraria a la doctrina sobre el aborto provocado ya recordada. La conexión entre in vitro la fertilización y la destrucción voluntaria de embriones humanos ocurren con demasiada frecuencia. Esto es significativo: a través de estos procedimientos, con propósitos aparentemente contrarios, la vida y la muerte están sujetas a la decisión del hombre, que se erige así como dador de vida y muerte por decreto. Esta dinámica de violencia y dominación puede pasar desapercibida para aquellos mismos individuos que, al querer utilizar este procedimiento, se someten ellos mismos a él. Los hechos registrados y la fría lógica que los vincula deben ser tomados en consideración para un juicio moral sobre la FIV y la ET (in vitro fecundación y transferencia embrionaria): la mentalidad abortiva que ha hecho posible este procedimiento conduce, así se quiera o no, al dominio del hombre sobre la vida y muerte de sus semejantes y puede conducir a un sistema de eugenesia radical.

Sin embargo, tales abusos no eximen de un estudio ético más profundo y profundo de las técnicas de procreación artificial consideradas en sí mismas, abstrayéndose en la medida de lo posible de la destrucción de los embriones producidos. in vitro. Por tanto, la presente Instrucción tendrá en cuenta, en primer lugar, los problemas que plantea la fecundación artificial heteróloga (II, 1-3) *, y posteriormente los relacionados con la fecundación artificial homóloga (II, 4-6). ** Antes de formular una ética En el juicio sobre cada uno de estos procedimientos, se considerarán los principios y valores que determinan la valoración moral de cada uno de ellos.

* Por el término Fertilización o procreación artificial heteróloga., la Instrucción significa técnicas utilizadas para obtener una concepción humana artificialmente mediante el uso de gametos provenientes de al menos un donante distinto de los cónyuges que están unidos en matrimonio. Tales técnicas pueden ser de dos tipos

a) FIV y ET heterólogas: la técnica utilizada para obtener una concepción humana a través del encuentro en vitro de gametos tomados de al menos un donante distinto de los dos cónyuges unidos en matrimonio.

B) Inseminación artificial heteróloga: técnica utilizada para obtener una concepción humana mediante la transferencia al tracto genital de la mujer de los espermatozoides previamente recolectados de un donante distinto del esposo.

** Por fecundación o procreación homóloga artificial, Instrucción significa la técnica utilizada para obtener una concepción humana utilizando los gametos de los dos cónyuges unidos en matrimonio. La fertilización artificial homóloga se puede realizar mediante dos métodos diferentes:

a) FIV y ET homólogos: la técnica utilizada para obtener una concepción humana a través del encuentro in vitro de los gametos de los cónyuges unidos en matrimonio.

B) Inseminación artificial homóloga: técnica utilizada para obtener una concepción humana mediante la transferencia al tracto genital de una mujer casada de los espermatozoides previamente recogidos de su marido.

A. FERTILIZACIÓN ARTIFICIAL HETERÓLOGA

1. ¿POR QUÉ LA PROCREACIÓN HUMANA TIENE LUGAR EN EL MATRIMONIO?

Todo ser humano siempre debe ser aceptado como un regalo y una bendición de Dios. Sin embargo, desde el punto de vista moral, una procreación verdaderamente responsable con respecto al feto debe ser fruto del matrimonio.

Porque la procreación humana tiene características específicas en virtud de la dignidad personal de los padres y de los hijos: la procreación de una nueva persona, mediante la cual el hombre y la mujer colaboran con el poder del Creador, debe ser fruto y signo del la entrega recíproca de los esposos, de su amor y de su fidelidad. (34) La fidelidad de los esposos en la unidad del matrimonio implica el respeto recíproco de su derecho a ser padre y madre sólo el uno por el otro. El niño tiene derecho a ser concebido, llevado en el útero, traído al mundo y criado dentro del matrimonio: es a través de la relación segura y reconocida con sus propios padres que el niño puede descubrir su propia identidad y alcanzar su propia identidad humana. desarrollo. Los padres encuentran en su hijo una confirmación y realización de su entrega recíproca: el hijo es imagen viva de su amor, signo permanente de su unión conyugal, expresión concreta viva e indisoluble de su paternidad y maternidad, (35) En razón de la vocación y responsabilidades sociales de la persona, el bien de los hijos y de los padres contribuye al bien de la sociedad civil la vitalidad y estabilidad de la sociedad exigen que los niños vengan al mundo en el seno de una familia y que la familia sea firme basado en el matrimonio. La tradición de la Iglesia y la reflexión antropológica reconocen en el matrimonio y en su unidad indisoluble el único escenario digno de una procreación verdaderamente responsable.

2. ¿SE CONFORME LA FERTILIZACIÓN ARTIFICIAL HETERÓLOGA A LA DIGNIDAD DE LA PAREJA YA LA VERDAD DEL MATRIMONIO?

A través de la FIV y ET y la inseminación artificial heteróloga, la concepción humana se logra mediante la fusión de gametos de al menos un donante distinto de los cónyuges que están unidos en matrimonio. La fecundación artificial heteróloga es contraria a la unidad del matrimonio, a la dignidad de los esposos, a la vocación propia de los padres y al derecho del niño a ser concebido y traído al mundo en el matrimonio y desde el matrimonio.(36) El respeto a la unidad del matrimonio y a la fidelidad conyugal exige que el hijo sea concebido en el matrimonio. El vínculo existente entre marido y mujer otorga a los cónyuges, de manera objetiva e inalienable, el derecho exclusivo a ser padre y madre únicamente por cada uno. otro. (37) El recurso a los gametos de una tercera persona, para disponer de espermatozoides u óvulos, constituye una violación del compromiso recíproco de los cónyuges y una falta grave en cuanto a esa propiedad esencial del matrimonio que es su unidad. La fecundación artificial heteróloga viola los derechos del niño, lo priva de su relación filial con su origen paterno y puede dificultar la maduración de su identidad personal. Además, ofende la vocación común de los cónyuges llamados a la paternidad y la maternidad: priva objetivamente a la fecundidad conyugal de su unidad e integridad, provoca y manifiesta una ruptura entre la paternidad genética, la paternidad gestacional y la responsabilidad de la crianza. Tal daño a las relaciones personales dentro de la familia repercute en la sociedad civil: lo que amenaza la unidad y estabilidad de la familia es fuente de disensiones, desórdenes e injusticias en toda la vida social. Estas razones conducen a un juicio moral negativo sobre la fecundación artificial heteróloga: en consecuencia, la fecundación de una mujer casada con el esperma de un donante diferente de su marido y la fecundación con el esperma del marido de un óvulo que no proviene de su esposa son moralmente ilícitas. Además, la fecundación artificial de una mujer soltera o viuda, sea quien sea el donante, no puede justificarse moralmente.

El deseo de tener un hijo y el amor entre los cónyuges que anhelan obviar una esterilidad que no puede superarse de otra manera constituyen motivaciones comprensibles pero subjetivamente buenas intenciones no hacen que la fecundación artificial heteróloga se conforme a las propiedades objetivas e inalienables del matrimonio o respetuosa de la vida. los derechos del niño y de los cónyuges.

3. ¿ES & quotSURROGADA & quot * MATERNIDAD MORALMENTE LICITA?

No, por las mismas razones que llevan a rechazar la fecundación artificial heteróloga: porque es contraria a la unidad del matrimonio y a la dignidad de la procreación de la persona humana. La maternidad subrogada representa un incumplimiento objetivo de las obligaciones del amor maternal, de la fidelidad conyugal y de la maternidad responsable; atenta contra la dignidad y el derecho del niño a ser concebido, llevado en el útero, traído al mundo y criado por los suyos. padres establece, en detrimento de las familias, una división entre los elementos físicos, psicológicos y morales que constituyen esas familias.

* Por & quotsurrogate mother & quot, la Instrucción significa:

a) la mujer que porta en el embarazo un embrión implantado en su útero y que es genéticamente ajeno al embrión porque se ha obtenido mediante la unión de los gametos de & quot; donantes & quot. Ella lleva el embarazo con el compromiso de entregar el bebé una vez que nazca a la parte que encargó o hizo el acuerdo para el embarazo.

b) la mujer que porta en gestación un embrión a cuya procreación ha contribuido la donación de su propio óvulo, fecundado mediante inseminación con el esperma de un hombre distinto de su marido. Ella lleva el embarazo con el compromiso de entregar al niño una vez que nazca a la parte que encargó o hizo el acuerdo para el embarazo.

B. FERTILIZACIÓN ARTIFICIAL HOMÓLOGA

Dado que la fecundación artificial heteróloga ha sido declarada inaceptable, surge la pregunta de cómo evaluar moralmente el proceso de fecundación artificial homóloga: FIV y ET e inseminación artificial entre marido y mujer. Primero debe aclararse una cuestión de principio.

4. ¿QUÉ CONEXIÓN SE REQUIERE DESDE EL PUNTO DE VISTA MORAL ENTRE LA PROCREACIÓN Y EL ACTO CONJUGAL?

a) La doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio y la procreación humana afirma la "conexión inseparable, querida por Dios e incapaz de ser interrumpida por el hombre por iniciativa propia, entre los dos sentidos del acto conyugal: el sentido unitivo y el sentido procreador". En efecto, por su estructura íntima, el acto conyugal, aunque une más estrechamente a marido y mujer, los capacita para la generación de nuevas vidas, según leyes inscritas en el ser mismo del hombre y de la mujer ''. (38) Este principio, que es basado en la naturaleza del matrimonio y la conexión íntima de los bienes del matrimonio, tiene consecuencias bien conocidas en el nivel de paternidad y maternidad responsables. `` Al salvaguardar estos dos aspectos esenciales, el unitivo y el procreador, el acto conyugal conserva en su plenitud el sentido del verdadero amor mutuo y su ordenación hacia la exaltada vocación del hombre a la paternidad ''. (39) La misma doctrina sobre el vínculo entre los significados de la paternidad. El acto conyugal y entre los bienes del matrimonio arroja luz sobre el problema moral de la fecundación artificial homóloga, ya que "nunca se permite separar estos diferentes aspectos en un grado tan positivo que excluya la intención procreadora o la relación conyugal" (40) Anticoncepción deliberadamente priva al acto conyugal de su apertura a la procreación y de esta manera provoca una disociación voluntaria de los fines del matrimonio. La fecundación artificial homóloga, al buscar una procreación que no sea fruto de un acto específico de unión conyugal, efectúa objetivamente una separación análoga entre los bienes y los significados del matrimonio. Por lo tanto, La fecundación se busca lícitamente cuando es el resultado de un "acto conyugal que es per se adecuado para la generación de hijos a los que el matrimonio está ordenado por su naturaleza y por el cual los cónyuges se convierten en una sola carne".(41) Pero desde el punto de vista moral, la procreación se ve privada de su propia perfección cuando no se desea como fruto del acto conyugal, es decir, del acto específico de la unión de los esposos.

b) El valor moral del vínculo íntimo entre los bienes del matrimonio y entre los significados del acto conyugal se basa en la unidad del ser humano, unidad que involucra cuerpo y alma espiritual. (42) Los cónyuges expresan mutuamente su amor personal en el & quot; lenguaje del cuerpo & quot, que claramente involucra tanto & quot; significados espontáneos & quot; como los de los padres. (43) El acto conyugal por el cual la pareja expresa mutuamente su auto-don al mismo tiempo expresa la apertura a el regalo de la vida. Es un acto inseparablemente corporal y espiritual. Es en sus cuerpos y a través de sus cuerpos que los cónyuges consuman su matrimonio y pueden convertirse en padre y madre. Para respetar el lenguaje de sus cuerpos y su generosidad natural, la unión conyugal debe realizarse respetando su apertura a la procreación y la procreación de una persona debe ser fruto y resultado del amor conyugal. El origen del ser humano se deriva así de una procreación que está `` ligada a la unión, no solo biológica sino también espiritual, de los padres, hecha uno por el vínculo del matrimonio ''. (44) La fecundación lograda fuera de los cuerpos de la pareja permanece por este mismo hecho privado de los significados y valores que se expresan en el lenguaje del cuerpo y en la unión de las personas humanas.

c) Sólo el respeto al vínculo entre los significados del acto conyugal y el respeto a la unidad del ser humano posibilitan la procreación conforme a la dignidad de la persona. En su origen único e irrepetible, el niño debe ser respetado y reconocido como igual en dignidad personal a quienes le dan la vida. La persona humana debe ser acogida en el acto de unión de sus padres y el amor, por tanto, la generación de un hijo debe ser fruto de ese don mutuo (45) que se realiza en el acto conyugal en el que los esposos cooperan como servidores y no como amos en la obra del Creador que es Amor. En realidad, el origen de una persona humana es el resultado de un acto de dar. El concebido debe ser fruto del amor de sus padres. No puede ser deseado ni concebido como producto de una intervención de técnicas médicas o biológicas que equivaldría a reducirlo a un objeto de tecnología científica. Nadie puede someter la llegada de un niño al mundo a condiciones de eficiencia técnica que deben ser evaluadas según estándares de control y dominio. La relevancia moral del vínculo entre los significados del acto conyugal y entre los bienes del matrimonio, así como la unidad del ser humano y la dignidad de su origen, exigen que la procreación de una persona humana se produzca como fruto del acto conyugal específico del amor entre esposos. El vínculo entre la procreación y el acto conyugal se muestra así como de gran importancia en los planos antropológico y moral, y arroja luz sobre las posiciones del Magisterio con respecto a la fecundación artificial homóloga.

5. ¿ES MORALMENTE LICITA LA FERTILIZACIÓN HOMÓLOGA 'IN VITRO'?

La respuesta a esta pregunta depende estrictamente de los principios que acabamos de mencionar. Ciertamente, no se pueden ignorar las legítimas aspiraciones de las parejas estériles. Para algunos, el recurso a la FIV y la ET homólogas parece ser la única forma de satisfacer su sincero deseo de tener un hijo. Se pregunta si la totalidad de la vida conyugal en tales situaciones no es suficiente para asegurar la dignidad propia de la procreación humana. Se reconoce que la FIV y la ET ciertamente no pueden suplir la ausencia de relaciones sexuales (47) y no pueden ser preferidas a los actos específicos de unión conyugal, dados los riesgos que implica para el niño y las dificultades del procedimiento. Pero se pregunta si, cuando no hay otra forma de superar la esterilidad que es fuente de sufrimiento, homóloga in vitro la fecundación no puede constituir una ayuda, si no una forma de terapia, por la que se pueda admitir su licitud moral. El deseo de tener un hijo, o al menos la apertura a la transmisión de la vida, es un requisito previo necesario desde el punto de vista moral para la procreación humana responsable. Pero esta buena intención no es suficiente para hacer una valoración moral positiva de in vitro Fecundación entre cónyuges. El proceso de FIV y ET debe ser juzgado en sí mismo y no puede tomar prestada su calidad moral definitiva de la totalidad de la vida conyugal de la que pasa a formar parte ni de los actos conyugales que le preceden o siguen. (48)

Ya se ha recordado que, en las circunstancias en las que se practica habitualmente, la FIV y la ET implican la destrucción de seres humanos, lo cual es algo contrario a la doctrina sobre la ilicitud del aborto antes mencionada (49). Pero incluso en una situación en el que se tomaron todas las precauciones para evitar la muerte de embriones humanos, la FIV y la ET homólogas disocian del acto conyugal las acciones que se dirigen a la fecundación humana.Por esta razón, también debe tenerse en cuenta la naturaleza misma de la FIV y la ET homólogas, incluso abstrayéndose del vínculo con el aborto provocado. La FIV y ET homólogas se realiza fuera de los cuerpos de la pareja mediante actuaciones de terceros cuya competencia y actividad técnica determinan el éxito del procedimiento. Tal fertilización confía la vida y la identidad del embrión al poder de los médicos y biólogos y establece el dominio de la tecnología sobre el origen y el destino de la persona humana. Tal relación de dominación es en sí misma contraria a la dignidad e igualdad que deben ser comunes a padres e hijos.

Concepción in vitro es el resultado de la acción técnica que preside la fertilización. Tal fecundación no se logra ni se quiere positivamente como expresión y fruto de un acto específico de la unión conyugal. En la FIV y la ET homólogas, por tanto, incluso si se considera en el contexto de las relaciones sexuales `` de facto '' existentes, la generación de la persona humana está objetivamente privada de su propia perfección: a saber, la de ser el resultado y fruto de una acto conyugal en el que los esposos puedan convertirse en `` cooperadores de Dios para dar vida a una nueva persona ''. (50) Estas razones permiten comprender por qué el acto del amor conyugal es considerado en la enseñanza de la Iglesia como el único escenario digno de la procreación humana. Por las mismas razones, el llamado & quotsimple case & quot, es decir, un procedimiento homólogo de FIV y ET que está libre de todo compromiso con la práctica abortiva de destruir embriones y con la masturbación, sigue siendo una técnica moralmente ilícita porque priva a la procreación humana de la dignidad. que le es propio y connatural. Ciertamente, la FIV homóloga y la fecundación ET no está marcada por toda la negatividad ética que se encuentra en la procreación extraconyugal, la familia y el matrimonio continúan constituyendo el escenario para el nacimiento y la crianza de los hijos. Sin embargo, de conformidad con la doctrina tradicional relativa a los bienes del matrimonio y la dignidad de la persona, la Iglesia sigue oponiéndose desde el punto de vista moral a la fecundación homóloga "in vitro". Dicha fecundación es en sí misma ilícita y contraria a la dignidad de la procreación y de la unión conyugal, aun cuando se haga todo lo posible para evitar la muerte del embrión humano.. Aunque no se puede aprobar la forma en que se logra la concepción humana con la FIV y la ET, todo niño que viene al mundo debe en todo caso ser aceptado como un don vivo de la Bondad divina y debe ser educado con amor.

6. ¿CÓMO SE EVALÚA LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL HOMÓLOGA DESDE EL PUNTO DE VISTA MORAL?

La inseminación artificial homóloga dentro del matrimonio no puede admitirse salvo en los casos en que los medios técnicos no sustituyan al acto conyugal sino que sirvan para facilitar y ayudar a que el acto alcance su finalidad natural.

La enseñanza del Magisterio sobre este punto ya ha sido expresada. (51) Esta enseñanza no es solo una expresión de circunstancias históricas particulares, sino que se basa en la doctrina de la Iglesia sobre la conexión entre la unión conyugal y la procreación y en una consideración de lo personal. naturaleza del acto conyugal y de la procreación humana. `` En su estructura natural, el acto conyugal es una acción personal, una cooperación simultánea e inmediata por parte del esposo y la esposa, que por la propia naturaleza de los agentes y la propia naturaleza del acto es la expresión del don mutuo que , según las palabras de la Escritura, produce la unión 'en una sola carne' ''. (52) Así, la conciencia moral '' no necesariamente proscribe el uso de ciertos medios artificiales destinados únicamente a facilitar el acto natural oa asegurar que el natural el acto normalmente realizado alcanza su fin adecuado ''. (53) Si los medios técnicos facilitan el acto conyugal o lo ayudan a alcanzar sus objetivos naturales, puede ser moralmente aceptable. Si, por el contrario, el procedimiento sustituyera al acto conyugal, es moralmente ilícito. La inseminación artificial como sustituto del acto conyugal está prohibida por la disociación voluntariamente conseguida de los dos sentidos del acto conyugal. La masturbación, a través de la cual normalmente se obtiene el esperma, es otro signo de esta disociación: incluso cuando se realiza con el propósito de procreación, el acto permanece privado de su significado unitivo: `` Carece de la relación sexual que exige el orden moral, es decir la relación que realiza 'el sentido pleno de la entrega mutua y la procreación humana en el contexto del amor verdadero' ''. (54)

7. ¿QUÉ CRITERIO MORAL SE PUEDE PROPONER CON RESPECTO A LA INTERVENCIÓN MÉDICA EN EL PROCREAMIENTO HUMANO?

El acto médico debe ser evaluado no sólo en referencia a su dimensión técnica sino también y sobre todo en relación a su fin que es el bien de las personas y su salud física y psicológica. Los criterios morales para la intervención médica en la procreación se deducen de la dignidad de las personas humanas, de su sexualidad y de su origen. La medicina que busca ordenarse al bien integral de la persona debe respetar los valores específicamente humanos de la sexualidad. (55) El médico está al servicio de las personas y de la procreación humana. No tiene la autoridad para deshacerse de ellos o decidir su destino.

Una intervención médica respeta la dignidad de las personas cuando busca asistir al acto conyugal ya sea para facilitar su realización o para permitirle lograr su objetivo una vez que se ha realizado normalmente '', (56) Por otro lado, en ocasiones Sucede que un procedimiento médico sustituye tecnológicamente al acto conyugal para obtener una procreación que no es ni su resultado ni su fruto. En este caso el acto médico no está, como debe ser, al servicio de la unión conyugal, sino que se apropia de la función procreadora y contradice así la dignidad y los derechos inalienables de los cónyuges y del hijo por nacer. La humanización de la medicina, en la que hoy todos insisten, requiere el respeto de la dignidad integral de la persona humana ante todo en el acto y en el momento en que los esposos transmiten la vida a una nueva persona. Por tanto, es lógico dirigir un llamamiento urgente a los médicos y científicos católicos para que den testimonio ejemplar del respeto debido al embrión humano y a la dignidad de la procreación. Se insta de manera especial al personal médico y de enfermería de los hospitales y clínicas católicos a hacer justicia a las obligaciones morales que han asumido, con frecuencia también, como parte de su contrato. Quienes están a cargo de hospitales y clínicas católicas y que a menudo son religiosos, tendrán especial cuidado en salvaguardar y promover una observancia diligente de las normas morales recordadas en la presente Instrucción.

8. EL SUFRIMIENTO CAUSADO POR LA INFERTILIDAD EN EL MATRIMONIO

El sufrimiento de los cónyuges que no pueden tener hijos o que tienen miedo de traer un hijo discapacitado al mundo es un sufrimiento que todos deben comprender y evaluar adecuadamente.

Por parte de los esposos, el deseo de tener un hijo es natural: expresa la vocación a la paternidad y la maternidad inscrita en el amor conyugal. Este deseo puede ser aún más fuerte si la pareja se ve afectada por una esterilidad que parece incurable. Sin embargo, el matrimonio no confiere a los cónyuges el derecho a tener un hijo, sino únicamente el derecho a realizar aquellos actos naturales que son per se ordenado a la procreación. (57) Un derecho verdadero y propio a un niño sería contrario a la dignidad y la naturaleza del niño. El niño no es un objeto al que se tiene derecho, ni puede ser considerado como un objeto de propiedad: más bien, un niño es un don, `` el don supremo '' (58) y el don más gratuito del matrimonio, y es una vida viva. testimonio de la entrega mutua de sus padres. Por ello, el niño tiene derecho, como ya se mencionó, a ser fruto del acto específico del amor conyugal de sus padres y también tiene derecho a ser respetado como persona desde el momento de su concepción.

Sin embargo, sea cual sea su causa o pronóstico, la esterilidad es ciertamente un ensayo difícil. La comunidad de creyentes está llamada a iluminar y apoyar el sufrimiento de quienes no pueden cumplir su legítima aspiración a la maternidad y paternidad. Los esposos que se encuentran en esta triste situación están llamados a encontrar en ella la oportunidad de compartir de manera particular la Cruz del Señor, fuente de fecundidad espiritual. Las parejas estériles no deben olvidar que incluso cuando la procreación no es posible, la vida conyugal no pierde por ello su valor. De hecho, la esterilidad física puede ser para los cónyuges la ocasión de otros servicios importantes para la vida de la persona humana, por ejemplo, la adopción, diversas formas de trabajo educativo y la asistencia a otras familias y a los niños pobres o discapacitados ''. (59) Muchos investigadores están comprometidos en la lucha contra la esterilidad. Aunque salvaguardando plenamente la dignidad de la procreación humana, algunos han logrado resultados que antes parecían inalcanzables. Por lo tanto, se debe alentar a los científicos a continuar su investigación con el objetivo de prevenir las causas de la esterilidad y poder remediarlas para que las parejas estériles puedan procrear en el pleno respeto de su propia dignidad personal y la del niño. Nació.

III. DERECHO MORAL Y CIVIL

LOS VALORES Y LAS OBLIGACIONES MORALES
ESA LEGISLACIÓN CIVIL
DEBE RESPETAR Y SANCIONAR EN ESTE ASUNTO

El derecho inviolable a la vida de todo ser humano inocente y los derechos de la familia y de la institución del matrimonio constituyen valores morales fundamentales, porque atañen a la condición natural y a la vocación integral de la persona humana al mismo tiempo que son elementos constitutivos de la sociedad civil. la sociedad y su orden. Por ello, las nuevas posibilidades tecnológicas que se han abierto en el campo de la biomedicina requieren la intervención de las autoridades políticas y del legislador, ya que una aplicación incontrolada de tales técnicas podría tener consecuencias imprevisibles y perjudiciales para la sociedad civil. El recurso a la conciencia de cada individuo y a la autorregulación de los investigadores no puede ser suficiente para garantizar el respeto de los derechos personales y el orden público. Si el legislador responsable del bien común no estuviera atento, podría verse privado de sus prerrogativas por investigadores que pretenden gobernar la humanidad en nombre de los descubrimientos biológicos y los supuestos procesos de "mejora" que sacarían de esos descubrimientos. El "eugenismo" y las formas de discriminación entre seres humanos podrían llegar a legitimarse: esto constituiría un acto de violencia y una grave ofensa a la igualdad, dignidad y derechos fundamentales de la persona humana. La intervención del poder público debe inspirarse en los principios racionales que regulan las relaciones entre el derecho civil y el derecho moral. La tarea del derecho civil es garantizar el bien común de las personas mediante el reconocimiento y la defensa de los derechos fundamentales y mediante la promoción de la paz y la moral pública. (60) En ningún ámbito de la vida puede el derecho civil ocupar el lugar de conciencia o dictar normas sobre cosas que están fuera de su competencia. A veces debe tolerar, en aras del orden público, cosas que no puede prohibir sin que resulte un mal mayor. Sin embargo, los derechos inalienables de la persona deben ser reconocidos y respetados por la sociedad civil y la autoridad política. Estos derechos humanos no dependen ni de los solteros ni de los padres ni representan una concesión de la sociedad y el Estado: pertenecen a la naturaleza humana y son inherentes a la persona en virtud del acto creativo del que la persona tomó su origen. . Entre esos derechos fundamentales cabe mencionar a este respecto:

a) el derecho de todo ser humano a la vida y la integridad física desde el momento de la concepción hasta la muerte b) los derechos de la familia y del matrimonio como institución y, en este ámbito, el derecho del niño a ser concebido, traído al mundo y traído por sus padres. A cada uno de estos dos temas es necesario considerar aquí un poco más.

En varios Estados determinadas leyes han autorizado la supresión directa de inocentes: en el momento en que una ley positiva priva a una categoría de seres humanos de la protección que debe otorgarles la legislación civil, el Estado está negando la igualdad de todos ante la ley. Cuando el Estado no pone su poder al servicio de los derechos de cada ciudadano, y en particular de los más vulnerables, se socavan los cimientos mismos de un Estado de derecho. En consecuencia, la autoridad política no puede aprobar el llamado a la existencia de seres humanos mediante procedimientos que los expondrían a los gravísimos riesgos señalados anteriormente. El posible reconocimiento por el derecho positivo y las autoridades políticas de las técnicas de transmisión artificial de la vida y la experimentación relacionada con él ampliaría la brecha ya abierta por la legalización del aborto. Como consecuencia del respeto y la protección que debe garantizarse al feto desde el momento de su concepción, la ley debe prever las sanciones penales adecuadas para toda violación deliberada de los derechos del niño. La ley no puede tolerar —de hecho debe prohibir expresamente— que el ser humano, incluso en estado embrionario, sea tratado como objeto de experimentación, sea mutilado o destruido con la excusa de que es superfluo o incapaz de desarrollarse con normalidad.

La autoridad política está obligada a garantizar a la institución de la familia, sobre la que se asienta la sociedad, la protección jurídica a la que tiene derecho. Por el hecho mismo de estar al servicio de las personas, la autoridad política debe estar también al servicio de la familia. El derecho civil no puede aprobar técnicas de procreación artificial que, en beneficio de terceros (médicos, biólogos, poderes económicos o gubernamentales), quiten lo que es un derecho inherente a la relación entre cónyuges y, por lo tanto, el derecho civil no puede legalizar la donación de gametos entre personas que no están legítimamente unidas en matrimonio. La legislación también debe prohibir, en virtud del apoyo que se debe a la familia, los bancos de embriones, Post mortem inseminación y & quot; maternidad subrogada & quot. Es parte del deber de la autoridad pública velar por que el derecho civil se regule de acuerdo con las normas fundamentales de la ley moral en materias relativas a los derechos humanos, la vida humana y la institución de la familia. Los políticos deben comprometerse, a través de sus intervenciones sobre la opinión pública, a lograr en la sociedad el mayor consenso posible sobre estos puntos esenciales y a consolidar este consenso allí donde corra el riesgo de debilitarse o de colapsar.

En muchos países, la legalización del aborto y la tolerancia jurídica de las parejas no casadas dificulta el respeto de los derechos fundamentales recordados por esta Instrucción. Es de esperar que los Estados no se hagan responsables de agravar estas situaciones de injusticia socialmente dañinas. Más bien es de esperar que las naciones y los Estados se den cuenta de todas las implicaciones culturales, ideológicas y políticas relacionadas con las técnicas de la procreación artificial y encuentren la sabiduría y el coraje necesarios para promulgar leyes más justas y más respetuosas con la vida humana y el institución de la familia. La legislación civil de muchos estados confiere una legitimación indebida a ciertas prácticas a los ojos de muchos hoy en día se ve incapaz de garantizar esa moralidad que está en conformidad con las exigencias naturales de la persona humana y con las `` leyes no escritas '' grabadas por el Creador sobre el corazón humano. Todos los hombres de buena voluntad deben comprometerse, particularmente en su campo profesional y en el ejercicio de sus derechos civiles, a asegurar la reforma de las leyes civiles moralmente inaceptables y la corrección de las prácticas ilícitas. Además, la & quot; objeción de conciencia & quot; vis- & Atilde -visas leyes deben ser apoyadas y reconocidas. Un movimiento de resistencia pasiva a la legitimación de prácticas contrarias a la vida y la dignidad humanas comienza a causar una impresión cada vez más aguda en la conciencia moral de muchos, especialmente entre los especialistas en ciencias biomédicas.

La difusión de tecnologías de intervención en los procesos de procreación humana plantea gravísimos problemas morales en relación con el respeto debido al ser humano desde el momento de la concepción, a la dignidad de la persona, de su sexualidad y de la transmisión. de vida. Con esta Instrucción la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el cumplimiento de su responsabilidad de promover y defender la doctrina de la Iglesia en tan grave asunto, dirige una nueva y sentida invitación a todos aquellos que, por su papel y su compromiso, pueden ejercer una influencia positiva y velar por que, en la familia y en la sociedad, se respete debidamente la vida y el amor. Dirige esta invitación a los responsables de la formación de la conciencia y de la opinión pública, a los científicos y profesionales médicos, a los juristas y políticos. Espera que todos comprendan la incompatibilidad entre el reconocimiento de la dignidad de la persona humana y el desprecio por la vida y el amor, entre la fe en el Dios vivo y la pretensión de decidir arbitrariamente el origen y el destino del ser humano.

En particular, la Congregación para la Doctrina de la Fe dirige con confianza y aliento a los teólogos, y sobre todo a los moralistas, una invitación para que profundicen y hagan más accesible a los fieles los contenidos de la enseñanza del Magisterio de la Iglesia en a la luz de una antropología válida en materia de sexualidad y matrimonio y en el contexto del necesario enfoque interdisciplinario. Permitirán así comprender cada vez más claramente las razones y la validez de esta enseñanza. Al defender al hombre de los excesos de su propio poder, la Iglesia de Dios le recuerda las razones de su verdadera nobleza, sólo así se le puede asegurar la posibilidad de vivir y amar con esa dignidad y libertad que derivan del respeto a la verdad. los hombres y mujeres del mañana. Las precisas indicaciones que se ofrecen en la presente Instrucción, por tanto, no pretenden detener el esfuerzo de la reflexión, sino más bien darle un impulso renovado en la fidelidad irrenunciable a la enseñanza de la Iglesia.

A la luz de la verdad sobre el don de la vida humana y a la luz de los principios morales que emanan de esa verdad, se invita a todos a actuar en el ámbito de responsabilidad que es propio de cada uno y, como el buen samaritano, a reconocer como un vecino hasta el más pequeño entre los hijos de los hombres (cf. Lk 10: 2 9-37). Aquí las palabras de Cristo encuentran un eco nuevo y particular: `` Lo que le haces a uno de mis hermanos más pequeños, a mí me lo haces '' (Monte 25:40).

Durante una audiencia concedida al Prefecto que suscribe después de la sesión plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Sumo Pontífice, Juan Pablo II, aprobó esta Instrucción y ordenó su publicación.

Dado en Roma, por la Congregación para la Doctrina de la Fe, el 22 de febrero de 1987, Fiesta de la Cátedra de San Pedro Apóstol.

Tarjeta JOSEPH. RATZINGER
Prefecto

ALBERTO BOVONE
Arzobispo titular de Cesarea en Numidia Secretario

(1) PAPA JUAN PABLO II, Discurso a los participantes en el 81 ° Congreso de la Sociedad Italiana de Medicina Interna y el 82 ° Congreso de la Sociedad Italiana de Cirugía General, 27 de octubre de 1980: AAS 72 (1980) 1126.

(2) PAPA PABLO VI, Discurso a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, 4 de octubre de 1965: AAS 57 (1965) 878 Encíclica Populorum Progressio, 13: AAS 59 (1967) 263.

(3) PAPA PABLO VI, Homilía durante la Misa de clausura del Año Santo, 25 de diciembre de 1975: AAS 68 (1976) 145 PAPA JUAN PABLO II, Encíclica Inmersiones en Misericordia, 30: AAS 72 (1980) 1224.

(4) PAPA JUAN PABLO II, Discurso a los participantes en la 35a Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, 29 de octubre de 1983: AAS 76 (1984) 390.

(5) Cf. Declaración Dignitatis humanae, 2.

(6) Constitución pastoral Gaudium et Spes, 22 PAPA JUAN PABLO II, Encíclica Redemptor Hominis, 8: AAS 71 (1979) 270-272.

(7) Cfr. Constitución pastoral Gaudium et Spes, 35.

(8) Constitución pastoral Gaudium et Spes, 15 cf. también PAPA PABLO VI, Encíclica Populorum Progressio, 20: AAS 59 (1967) 267 PAPA JUAN PABLO II, Encíclica Redemptor Hominis, 15: AAS 71 (1979) 286-289 Exhortación apostólica Familiaris Consortio, 8: AAS 74 (1982) 89.

(9) PAPA JUAN PABLO II, Exhortación Apostólica Familiaris Consortio, 11: AAS 74 (1982) 92.

(10) Cfr. PAPA PABLO VI, Encíclica Humanae Vitae, 10: AAS 60 (1968) 487-488.

(11) PAPA JUAN PABLO II, Discurso a los miembros de la 35a Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, 29 de octubre de 1983: AAS 76 (1984) 393.

(12) Cfr. PAPA JUAN PABLO II, Exhortación Apostólica Familiaris Consortio, 11: AAS 74 (1982) 91-92 cf. también Constitución Pastoral Gaudium et Spes, 50.

(13) SAGRADA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, Declaración sobre el aborto provocado, 9, AAS 66 (1974) 736-737.

(14) PAPA JUAN PABLO II, Discurso a los participantes en la 35a Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, 29 de octubre de 1983: AAS 76 (1984) 390.

(15) PAPA JUAN XXIII, Encíclica Mater et Magistra, III: AAS 53 (1961) 447.

(16) Constitución pastoral Gaudium et Spes, 24.

(17) Cfr. PAPA PIUS XII, Encíclica Humani Generis: AAS 42 (1950) 575 PAPA PABLO VI, Professio Fidei: AAS 60 (1968) 436.

(18) PAPA JUAN XXIII, Encíclica Mater et Magistra, III: AAS 53 (1961) 447 cf. PAPA JUAN PABLO II, Discurso a los sacerdotes que participan en un seminario sobre & quot Procreación responsable & quot, 17 de septiembre de 1983, Insegnamenti di Giovanni Paolo II, VI, 2 (1983) 562: "En el origen de cada persona humana hay un acto creador de Dios: ningún hombre nace por casualidad, es siempre el resultado del amor creador de Dios".

(19) Cfr. Constitución pastoral Gaudium et Spes, 24.

(20) Cfr. EL PAPA PIUS XII, Discurso a la Unión Médico-Biológica de San Lucas, 12 de noviembre de 1944: Discorsi e Radiomessaggi VI (1944-1945) 191-192.

(21) Cfr. Constitución pastoral Gaudium et Spes, 50.

(22) Cfr. Constitución pastoral Gaudium et Spes, 51: `` Cuando se trata de armonizar el amor conyugal con la transmisión responsable de la vida, el carácter moral del propio comportamiento no depende solo de la buena intención y de la valoración de los motivos: hay que utilizar los criterios objetivos, criterios extraídos de la naturaleza de la persona humana y los actos humanos, criterios que respetan el sentido total de la entrega mutua y la procreación humana en el contexto del amor verdadero ”.

(23) Constitución pastoral Gaudium et Spes, 51.

(24) SANTA SEDE, Carta de los Derechos de la Familia, 4: L'Osservatore Romano, 25 de noviembre de 1983.

(25) SAGRADA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, Declaración sobre el aborto provocado, 12-13: AAS 66 (1974) 738.

(26) Cfr. PAPA PABLO VI, Discurso a los participantes en el XXIII Congreso Nacional de Juristas Católicos Italianos, 9 de diciembre de 1972: AAS 64 (1972) 777.

(27) La obligación de evitar riesgos desproporcionados implica un auténtico respeto por el ser humano y la rectitud de las intenciones terapéuticas. Implica que el médico y la cuota están por encima de todo. debe evaluar cuidadosamente las posibles consecuencias negativas que el uso necesario de una técnica exploratoria particular puede tener sobre el feto y evitar recurrir a procedimientos de diagnóstico que no ofrezcan suficientes garantías de su propósito honesto y sustancial inocuidad. Y si, como suele suceder en las elecciones humanas, se debe asumir un grado de riesgo, se cuidará de que esté justificado por una necesidad verdaderamente urgente del diagnóstico y por la importancia de los resultados que se pueden lograr con él para el el beneficio del propio feto '' (PAPA JUAN PABLO II, Discurso a los participantes en el Congreso del Movimiento Pro-Vida, 3 de diciembre de 1982: Insegnantenti di Giovanni Paolo II, V, 3 [1982] 1512). Esta aclaración sobre el "riesgo proporcional" también debe tenerse en cuenta en las siguientes secciones de la presente Instrucción, siempre que aparezca este término.

(28) PAPA JUAN PABLO II, Discurso a los participantes en la 35a Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, 29 de octubre de 1983: AAS 76 (1984) 392.

(29) Cfr. PAPA JUAN PABLO II, Discurso ante un encuentro de la Pontificia Academia de Ciencias, 23 de octubre de 1982: AAS 75 (1983) 37: "Condeno, de la manera más explícita y formal, las manipulaciones experimentales del embrión humano, ya que el ser humano, desde la concepción hasta la muerte, no puede ser explotado para ningún fin".

(30) SANTA SEDE, Carta de los Derechos de la Familia, 4b: L'Osservatore Romano, 25 de noviembre de 1983.

(31) Cfr. PAPA JUAN PABLO II, Discurso a los participantes en la Convención del Movimiento Pro-Vida, 3 de diciembre de 1982: Insegnamenti di Giovanni Paolo II, V, 3 (1982) 1511: "Cualquier forma de experimentación en el feto que pueda dañar su integridad o empeorar su condición es inaceptable, excepto en el caso de un esfuerzo final para salvarlo de la muerte". SAGRADA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, Declaración sobre la eutanasia, 4: AAS 72 (1980) 550: & quot; A falta de otros remedios suficientes, se permite, con el consentimiento del paciente, recurrir a los medios proporcionados por las técnicas médicas más avanzadas, incluso si estos medios se encuentran todavía en fase experimental y no están exentos de cierto riesgo & quot.

(32) Nadie, antes de existir, puede reclamar un derecho subjetivo a comenzar a existir, sin embargo, es legítimo afirmar el derecho del niño a tener un origen plenamente humano mediante la concepción conforme a la naturaleza personal del ser humano. . La vida es un don que debe otorgarse de manera digna tanto del sujeto que la recibe como de quien la transmite. Esta afirmación debe tenerse en cuenta también para lo que se explicará sobre la procreación humana artificial.

(33) Cfr. PAPA JUAN PABLO II, Discurso a los participantes en la 35a Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, 29 de octubre de 1983: AAS 76 (1984) 391.

(34) Cfr. Constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo moderno, Gaudium et Spes, 50.

(35) Cfr. PAPA JUAN PABLO II, Exhortación Apostólica Familiaris Consortio, 14: AAS 74 (1982) 96.

(36) Cfr. EL PAPA PIUS XII, Discurso a los participantes en el IV Congreso Internacional de Médicos Católicos, 29 de septiembre de 1949: AAS 41 (1949) 559. Según el plan del Creador, "Un hombre deja a su padre y a su madre y se une a su esposa, y se convierten en una sola carne" (Gen 2:24). La unidad del matrimonio, ligada al orden de la creación, es una verdad accesible a la razón natural. La Tradición y el Magisterio de la Iglesia frecuentemente hacen referencia al Libro del Génesis, tanto directamente como a través de los pasajes del Nuevo Testamento que se refieren a él: Monte 19: 4-6 Mk: 10:5-8 Eph 5:31. Cfr. ATENAGORAS, Legatio pro christianis, 33: PG 6, 965-967 ST CRISOSTOMO, En Matthaeum homiliae, LXII, 19, 1: PÁG.58597 SAN LEO EL GRANDE, Epist. ad Rusticum, 4: PL 54, 1204 INOCENTE III, Epist. Gaudemus en Domino: DS 778 CONSEJO DE LYONS II, IV Sesión: DS 860 CONSEJO DE TRENT, XXIV, Sesión: DS 1798. 1802 PAPA LEO XIII, Encíclica Arcanum Divinae Sapientiae: ASS 12 (1879/80) 388-391 PAPA PIO XI, Encíclica Casti Connubii: AAS 22 (1930) 546-547 CONCILIO VATICANO SEGUNDO, Gaudium et Spes, 48 PAPA JUAN PABLO II, Exhortación Apostólica Familiaris Consortio, 19: AAS 74 (1982) 101-102 Código de derecho canónico, Can 1056.

(37) Cfr. EL PAPA PIUS XII, Discurso a los participantes en el IV Congreso Internacional de Médicos Católicos, 29 de septiembre de 1949: AAS 41 (1949) 560 Discurso a los participantes en el Congreso de la Unión Católica Italiana de Matronas, 29 de octubre de 1951: AAS 43 (1951) 850 Código de derecho canónico, Poder. 1134.

(38) PAPA PABLO VI, Encíclica Humanae Vitae, 12: AAS 60 (1968) 488-489.

(39) Loc. cit., ibíd.., 489.

(40) PAPA PIO XII, Discurso a los participantes en el Segundo Congreso Mundial de Nápoles sobre Fertilidad y Esterilidad Humana, 19 de mayo de 1956: AAS 48 (1956) 470.

(41) Código de derecho canónico, Poder. 1061. Según este Canon, el acto conyugal es aquel por el cual se consuma el matrimonio si la pareja "lo ha realizado entre sí de manera humana".

(42) Cfr. Constitución pastoral Gaudium et Spes, 14.

(43) Cfr. PAPA JUAN PABLO II, Audiencia general el 16 de enero de 1980: Insegnamenti di Giovanni Paolo II, III, 1 (1980) 148-152.

(44) PAPA JUAN PABLO II, Discurso a los participantes en la 35a Asamblea General de la Asociación Médica Mundial, 29 de octubre de 1983: AAS 76 (1984) 393.

(45) Cfr. Constitución pastoral Gaudium et Spes, 51.

(46) Cfr. Constitución pastoral Gaudium et Spes, 50.

(47) Cfr. EL PAPA PIUS XII, Discurso a los participantes en el IV Congreso Internacional de Médicos Católicos, 29 de septiembre de 1949: AAS 41 (1949) 560: "Sería erróneo. pensar que la posibilidad de recurrir a este medio (fecundación artificial) puede hacer válido un matrimonio entre personas que no pueden contraerlo por la impedimentum impotentiae& quot.

(48) Una cuestión similar fue tratada por el PAPA PABLO VI, Encíclica Humanae Vitae, 14: AAS 60 (1968) 490-491.

(50) PAPA JUAN PABLO II, Exhortación Apostólica Familiaris Consortio. 14: AAS 74 (1982) 96.

(51) Cfr. Respuesta del Santo Oficio, 17 de marzo de 1897: DS 3323 PAPA XII, Discurso a los participantes en el IV Congreso Internacional de Médicos Católicos, 29 de septiembre de 1949: AAS 41 (1949) 560 Discurso a la Unión Católica Italiana de Matronas, 29 de octubre de 1951: AAS 43 (1951) 850 Discurso a los participantes en el Segundo Congreso Mundial de Nápoles sobre Fertilidad y Esterilidad Humana, 19 de mayo de 1956: AAS 48 (1956) 471-473 Discurso a los participantes del VII Congreso Internacional de la Sociedad Internacional de Hematología, 12 de septiembre de 1958: AAS 50 (1958) 733 PAPA JUAN XXIII, Encíclica Mater et Magistra, III: AAS 53 (1961) 447.

(52) PAPA PIO XII, Discurso a la Unión Católica Italiana de Matronas, 29 de octubre de 1951: AAS 43 (1951) 850.

(53) PAPA PIO XII, Discurso a los participantes en el IV Congreso Internacional de Médicos Católicos, 29 de septiembre de 1949: AAS 41 (1949) 560.

(54) SAGRADA CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, Declaración sobre determinadas cuestiones relativas a la ética sexual, 9: AAS 68 (1976) 86, que cita la Constitución Pastoral Gaudium et Spes, 51. Cf. Decreto del Santo Oficio, 2 de agosto de 1929: AAS 21 (1929) 490 PAPA PIO XII, Discurso a los participantes en el XXVI Congreso de la Sociedad Italiana de Urología, 8 de octubre de 1953: AAS 45 (1953) 678.

(55) Cfr. PAPA JUAN XXIII, Encíclica Mater et Magistra, III: AAS 53 (1961) 447.

(56) Cfr. EL PAPA PIUS XII, Discurso a los participantes en el IV Congreso Internacional de Médicos Católicos, 29 de septiembre de 1949: AAS 41 (1949), 560.

(57) Cfr. EL PAPA PIUS XII, Discurso a los participantes en el Segundo Congreso Mundial de Nápoles sobre Fertilidad y Esterilidad Humana, 19 de mayo de 1956: AAS 48 (1956) 471-473.

(58) Constitución pastoral Gaudium et Spes, 50.

(59) PAPA JUAN PABLO II, Exhortación Apostólica Familiaris Consortio, 14: AAS 74 (1982) 97.