Información

¿Por qué muchas frutas son agrias?


Muchas frutas (como manzanas, bayas, cítricos, etc.) contienen altos niveles de ácidos orgánicos, especialmente ácido málico y ácido cítrico. ¿Existe alguna función evolutiva de esos ácidos en frutas maduras? En las frutas inmaduras, el sabor agrio puede evitar que los herbívoros las coman prematuramente, pero ¿por qué esos ácidos todavía están presentes en las frutas maduras? ¿Están ahí para aumentar la presión osmótica para que las plantas puedan producir frutos más grandes de una manera barata simplemente insertando más agua en ellos? ¿O quizás los ácidos orgánicos juegan un papel en la protección de patógenos? ¿O son solo un subproducto de algún otro mecanismo bioquímico en el desarrollo de la fruta?


Respuesta corta

¡Gran pregunta! Investigué un poco sobre el tema y encontré mucha información interesante. Todavía parece un tema en el que estoy investigando, pero hasta ahora, la investigación muestra que el malato es creado por una vía de tipo CAM y C4, mientras que el citrato se crea a partir del ciclo de TCA. Sus funciones son que son biomoléculas importantes en el metabolismo, en particular la respiración.

Fondo

El ácido málico y el ácido cítrico son los dos principales ácidos orgánicos que se acumulan en las frutas y provocan el sabor amargo. Las frutas cítricas contienen más ácido cítrico y otras frutas como las manzanas y las peras contienen ácido málico. Proporcionaré un análisis detallado para ambos casos.

En un artículo de Deshpande & Ramakrishnan mencionan dos hipótesis sobre la acumulación de ácido cítrico en frutas. Una fue que los ácidos orgánicos no se forman en la fruta, sino que se transportan a la fruta, en la que la fruta actúa como un órgano de almacenamiento. La otra hipótesis es que los carbohidratos de la fruta se convierten en ácido orgánico. En su investigación. intentaron aislar algunas enzimas de la fruta Garcinia para apoyar la segunda hipótesis. Ellos dicen:

Esta [relación recíproca entre el contenido de ácido y azúcar] indicaría la transformación del azúcar en ácido cítrico en el propio tejido de la fruta debido a la presencia de los sistemas enzimáticos necesarios. Sugieren que el ciclo del TCA es la forma en que se acumula y almacena el ácido cítrico.

El artículo en los comentarios de Lobit et al. también apoya una hipótesis similar de la acumulación de ácido málico. Los autores nos dicen que lo más probable es que el ácido málico se produzca en la propia fruta porque el pH del xilema y el floema (los órganos transportadores de las plantas) tienen un pH cercano a 7 o superior. Parece que el ácido málico se almacena en las vacuolas de las células del mesocarpio y que la cantidad de ácido málico en la fruta depende del transporte del ácido málico a las vacuolas de las células del mesocarpio.

Caminos

Las vías reales para la creación de ácido cítrico y ácido málico son muy complejas. Aquí hay una imagen de las diferentes vías en el citosol de las células del mesocarpio que crean estos ácidos orgánicos (imagen tomada de Etienne et al.)

La primera vía descrita es la vía PEP, que en realidad es una vía CAM o C4 modificada (que son dos formas de lidiar con la fotorrespiratina y son adaptaciones a ambientes cálidos y secos). El PEP se convierte en oxaloacetato por PEPC, que también absorbe CO2, luego ese oxalacetato se convierte en malato por NAD-MDH. La PEPC está regulada por la concentración de malato y el pH cistólico, lo que muestra que la actividad de la PEPC es aumentar indirectamente las concentraciones de malato, no solo para crear más oxaloacetato. Permítanme señalar que todavía no entiendo completamente por qué las vías C4 y CAM son presente en Frutos de plantas C3.

La vía principal para la síntesis de citrato es el ciclo de TCA. Ambos también están involucrados en el metabolismo. El ciclo de TCA (el ciclo del ácido cítrico) es un ciclo importante y la segunda vía en la respiración aeróbica. Esta vía ocurre en las mitocondrias. El malato reacciona con acetil-CoA para producir citrato y se libera CoA. El citrato luego se oxida repetidamente y termina de nuevo en oxaloacetato. Ahora, por razones metabólicas, por ejemplo, si la cantidad de ATP creada es superior al final de la respiración aeróbica, el citrato podría transportarse fuera de las mitocondrias, lo que provocaría la acumulación de citrato.

Control de la acumulación de ácido

El control de la acumulación de ácido orgánico es diferente tanto para el ácido málico como para el ácido cítrico. La acumulación de ácido málico en las vacuolas se controla mediante almacenamiento y transporte vacuolar (Etienne et al). Esta hipótesis fue realmente el tema del artículo en los comentarios. Su artículo trataba sobre modelar el ácido málico basándose en esta hipótesis y compararlo con el análisis bioquímico real de frutas. Sus resultados apoyaron la hipótesis.

La acumulación de ácido cítrico depende más del metabolismo y, por tanto, de la respiración. Esto se debe a que el transporte vacuolar es más lento para el citrato que para el malato, por lo que cualquier límite que limite la velocidad del transporte vauolar del malato afecta al citrato. Pero la concentración de citrato en el citosol sería el único otro factor principal que afectaría el transporte vacuolar. Un modelo de Wu et al. se creó con base en esta hipótesis y se comparó con las concentraciones reales de citrato, y una vez más, esta hipótesis también se apoyó.

Funciones de estos ácidos orgánicos

Sorprendentemente, las únicas funciones del ciclo del malato y del ácido cítrico son principalmente para la respiración (principalmente el ciclo del TCA) y otros procesos metabólicos. El malato afecta la textura, la maduración y el metabolismo del almidón y más de las frutas, como se describe en este artículo. Pero el malato y el citrato son importantes para todos los organismos que respiran, incluidos nosotros.


Guanábana

Guanábana (además graviola, guyabano, y en Hispanoamérica, guanábana) es el fruto de Annona muricata, un árbol de hoja ancha, floreciente, siempre verde. [4] [5] Se desconoce el origen exacto, es originario de las regiones tropicales de América y el Caribe y se propaga ampliamente. [6] Es del mismo género, Anona, como chirimoya y pertenece a la familia Annonaceae. La guanábana se conoce como sirsak en Indonesia, donde está ampliamente disponible y se cree que tiene beneficios medicinales.

Annona macrocarpa Wercklé
Annona crassiflora Mercado. [1]
Guanabanus muricatus M. Gómez
Guanabanus muricatus (L.) M. Gómez [2]
Annona bonplandiana Kunth
Annona cearensis Lengüeta. Rodr.
Annona muricata Vell. [3]

La guanábana está adaptada a áreas de alta humedad e inviernos relativamente cálidos, las temperaturas por debajo de los 5 ° C (41 ° F) causarán daños a las hojas y las ramas pequeñas, y las temperaturas por debajo de los 3 ° C (37 ° F) pueden ser fatales. La fruta se seca y ya no es buena para concentrarse.

Con un aroma similar a la piña, [5] el sabor de la fruta se ha descrito como una combinación de fresas y manzana con notas de sabor cítrico agrio, que contrasta con una textura cremosa espesa subyacente que recuerda al plátano.

La guanábana se promociona ampliamente (a veces como "graviola") como un tratamiento alternativo contra el cáncer, pero no hay evidencia médica de que sea eficaz para tratar el cáncer o cualquier enfermedad. [7]


Contenido

El nombre deriva del árabe: تمر هندي, romanizado tamar hindi, "Cita india". Varios herbolarios y médicos medievales tempranos escribieron tamar indi, el uso del latín medieval era tamarindo, y Marco Polo escribió sobre tamarandi. [8]

En Colombia, Ecuador, Cuba, Dominica, Guatemala, El Salvador, Honduras, México, Perú, Puerto Rico, Venezuela, Italia, España y en toda la Lusosfera se le llama tamarindo. En esos países se suele utilizar para elaborar la bebida del mismo nombre (o agua de tamarindo). En el Caribe, al tamarindo a veces se le llama tamón. En Indonesia y en otros países del mundo malayo, se llama asam jawa (Tamarindo javanés) o simplemente asam, y sukaer en Timor. [9] Mientras que en Filipinas, se llama sampalok o sampaloc en filipino, y sambag en Cebuano. [10] Tamarindo (Tamarindus indica) a veces se confunde con "tamarindo de Manila" (Pithecellobium dulce). Mientras que en la misma familia taxonómica Fabaceae, el tamarindo de Manila es una planta diferente nativa de México y conocida localmente como guamúchili.

Tamarindus indica es probablemente autóctona de África tropical, [11] pero se ha cultivado durante tanto tiempo en el subcontinente indio que a veces se informa que es autóctona allí. [12] Crece de forma silvestre en África en lugares tan diversos como Sudán, [12] Camerún, Nigeria, Kenia, Zambia, Somalia, Tanzania y Malawi. En Arabia, crece de forma silvestre en Omán, especialmente en Dhofar, donde crece en las laderas de las montañas que dan al mar. [ cita necesaria ] Llegó al sur de Asia probablemente a través del transporte y el cultivo humanos hace varios miles de años. [12] [13] [ verificación fallida ] Está ampliamente distribuida en los trópicos, [12] desde África hasta el sur de Asia y en Oceanía, el sudeste de Asia, Taiwán y China. [ cita necesaria ]

En el siglo XVI, fue introducido en México y Centroamérica, y en menor grado en Sudamérica, por colonos españoles y portugueses, hasta el punto de que se convirtió en un ingrediente básico en la cocina de la región. [14]

Hoy, la India es el mayor productor de tamarindo. [15] El consumo de tamarindo está muy extendido debido a su papel central en las cocinas del subcontinente indio, el sudeste asiático y las Américas, especialmente México.

El tamarindo es un árbol de vida larga y crecimiento medio, que alcanza una altura máxima de copa de 12 a 18 metros (40 a 60 pies). La corona tiene un contorno irregular, en forma de jarrón, de denso follaje. El árbol crece bien a pleno sol. Prefiere suelos arcillosos, francos, arenosos y ácidos, con una alta resistencia a la sequía y la sal en aerosol (sal transportada por el viento como la que se encuentra en las zonas costeras). [dieciséis]

Las hojas de hoja perenne están dispuestas alternativamente y pinnadas lobuladas. Los folíolos son de color verde brillante, elíptico-ovulares, con nervaduras pinnadas y miden menos de 5 cm (2 pulgadas) de largo. Las ramas caen de un solo tronco central a medida que el árbol madura y, a menudo, se podan en la agricultura para optimizar la densidad de los árboles y facilitar la cosecha de la fruta. Por la noche, los folletos se cierran. [dieciséis]

Como especie tropical, es sensible a las heladas. Las hojas pinnadas con folíolos opuestos dan un efecto de ondulación en el viento. La madera de tamarindo se compone de duramen rojo oscuro duro y albura amarillenta más blanda. [17]

Las flores de tamarindo (aunque discretamente), con flores alargadas rojas y amarillas. Las flores miden 2,5 cm de ancho (una pulgada), tienen cinco pétalos, nacen en pequeños racimos y son amarillas con rayas anaranjadas o rojas. Los cogollos son rosados ​​como los cuatro sépalos son rosados ​​y se pierden cuando la flor florece. [18]

El fruto es una leguminosa indehiscente, a veces llamada vaina, de 12 a 15 cm (4 + 1 ⁄ 2 a 6 pulgadas) de largo, con una cáscara dura y marrón. [19] [20] [21]

La fruta tiene una pulpa carnosa, jugosa y ácida. Es maduro cuando la pulpa es de color marrón o marrón rojizo. Los tamarindos de Asia tienen vainas más largas (que contienen de seis a 12 semillas), mientras que las variedades africanas y antillanas tienen vainas más cortas (que contienen de una a seis semillas). Las semillas son algo aplanadas y de color marrón brillante. La fruta se describe mejor como de sabor agridulce y tiene un alto contenido de ácido tartárico, azúcar, vitaminas B y, inusualmente para una fruta, calcio. [dieciséis]

La fruta se cosecha tirando de la vaina de su tallo. Un árbol maduro puede producir hasta 175 kg (386 lb) de fruta por año. Se pueden utilizar injertos de chapa, brotación en escudo (T o T invertida) y capas de aire para propagar cultivares deseables. Por lo general, estos árboles fructificarán en un plazo de tres a cuatro años si se proporcionan las condiciones óptimas de crecimiento. [dieciséis]

Uso culinario Editar

La pulpa de la fruta es comestible. Muchos consideran que la pulpa verde dura de una fruta joven es demasiado ácida, pero a menudo se utiliza como componente de platos salados, como agente de encurtido o como un medio para hacer que ciertos ñames venenosos en Ghana sean seguros para el consumo humano. [22] A medida que la fruta madura, se vuelve más dulce y menos ácida (ácida) y la fruta madura se considera más apetecible. La acidez varía entre cultivares y algunos de tamarindo dulce casi no tienen acidez cuando están maduros. En la cocina occidental, la pulpa de tamarindo se encuentra en Worcestershire Sauce [23] y HP Sauce.

La pasta de tamarindo tiene muchos usos culinarios, incluido un saborizante para chutneys, curry y la bebida tradicional de jarabe de sharbat. [24] El chutney dulce de tamarindo es popular en India y Pakistán [25] como aderezo para muchos bocadillos y, a menudo, se sirve con samosa. La pulpa de tamarindo es un ingrediente clave para condimentar el curry y el arroz en la cocina del sur de la India, en la paleta Chigali, en el rasam y en ciertas variedades de té masala chai. En todo el Medio Oriente, desde el Levante hasta Irán, el tamarindo se usa en platos salados, en particular guisos a base de carne, y a menudo se combina con frutas secas para lograr un sabor agridulce. [26] [27] En Filipinas, la fruta entera se usa como ingrediente en el plato tradicional llamado sinigang para agregar un sabor agrio único, a diferencia del de los platos que usan vinagre en su lugar. Indonesia también tiene un plato de sopa similarmente ácido, a base de tamarindo, llamado sayur asem.

En México y el Caribe, la pulpa se diluye con agua y se le agrega azúcar para hacer una bebida de agua fresca.

Aceite de semilla de tamarindo Editar

El aceite de semilla de tamarindo es el aceite elaborado a partir de la semilla de las semillas de tamarindo. [28] Aislamiento del grano sin la cáscara delgada pero resistente (o testa) es difícil. El polvo de grano de tamarindo se utiliza como material de encolado para el procesamiento de textiles y yute, y en la fabricación de gomas y adhesivos industriales. Se desaceita para estabilizar su color y olor durante el almacenamiento.

Composición de la semilla de tamarindo
Composición Original Desengrasado
Petróleo 7.6% 0.6%
Proteína 7.6% 19.0%
Polisacárido 51.0% 55.0%
Fibra cruda 1.2% 1.1%
Ceniza total 3.9% 3.4%
Ceniza insoluble en ácido 0.4% 0.3%
Humedad 7.1%
La composición de ácidos grasos del aceite es linoleico 46,5%, oleico 27,2%,
y ácidos grasos saturados 26,4%. El aceite generalmente se blanquea después de refinarlo.
Composición de ácidos grasos del aceite de semilla de tamarindo
Ácido graso (%) Rango informado
Ácido láurico (C12: 0) tr-0.3
Ácido mirístico (C14: 0) tr-0.4
Ácido palmítico (C16: 0) 8.7–14.8
Ácido esteárico (C18: 0) 4.4–6.6
Ácido araquídico (C20: 0) 3.7–12.2
Ácido lignocérico (C24: 0) 4.0–22.3
Ácido oleico (C18: 1) 19.6–27.0
Ácido linoleico (18: 2) 7.5–55.4
Ácido linolénico (C18: 3) 2.8–5.6

Las semillas se pueden escarificar o hervir brevemente para mejorar la germinación. Conservan su capacidad de germinación durante varios meses si se mantienen secos. [ cita necesaria ]

El tamarindo se ha naturalizado durante mucho tiempo en Indonesia, Malasia, Sri Lanka, Filipinas, el Caribe y las islas del Pacífico. Tailandia tiene las plantaciones más grandes de las naciones de la ASEAN, seguida de Indonesia, Myanmar y Filipinas. En partes del sudeste asiático, el tamarindo se llama asam. [29] Se cultiva en toda la India, especialmente en Maharashtra, Chhattisgarh, Karnataka, Telangana, Andhra Pradesh y Tamil Nadu. Los extensos huertos de tamarindo en la India producen 275,500 toneladas (250,000 TM) anualmente. [dieciséis]

En los Estados Unidos, es un cultivo a gran escala introducido para uso comercial (segundo en cantidad neta de producción solo en la India), principalmente en los estados del sur, en particular el sur de Florida, y como árbol de sombra, a lo largo de carreteras, patios y parques. . [30]

Una planta alimenticia tradicional en África, el tamarindo tiene el potencial de mejorar la nutrición, impulsar la seguridad alimentaria, fomentar el desarrollo rural y apoyar el cuidado sostenible de la tierra. [31] En Madagascar, sus frutos y hojas son un favorito conocido del lémur de cola anillada, ya que proporcionan hasta el 50 por ciento de sus recursos alimenticios durante el año si están disponibles. [32]

Medicina popular Editar

En todo el sudeste asiático, el fruto del tamarindo se utiliza como cataplasma que se aplica en la frente de quienes padecen fiebre. [19] La fruta exhibe efectos laxantes debido a sus altas cantidades de ácido málico, ácido tartárico y bitartrato de potasio. Su uso para aliviar el estreñimiento se ha documentado en todo el mundo. [33] [34]

Carpintería Editar

La madera de tamarindo se utiliza para fabricar muebles, tallas, objetos torneados como morteros y majaderos, bloques de cortar y otros pequeños artículos de madera especiales. El duramen del tamarindo es de color marrón rojizo, a veces con un tono violáceo. El duramen del tamarindo tiende a ser angosto y, por lo general, solo está presente en árboles más viejos y grandes. La albura de color amarillo pálido está claramente demarcada del duramen. Se dice que el duramen es duradero a muy duradero en cuanto a resistencia a la descomposición, y también es resistente a los insectos. Su albura no es duradera y es propensa al ataque de insectos y hongos, así como al descascarillado. Debido a su densidad y grano entrelazado, el tamarindo se considera difícil de trabajar. El duramen tiene un efecto desafiante pronunciado en los bordes cortantes. El tamarindo gira, pega y termina bien. El duramen puede recibir un alto brillo natural. [35]

Pulido de metales Editar

En los hogares y templos, especialmente en los países asiáticos budistas, la pulpa de la fruta se usa para pulir estatuas y lámparas de santuarios de bronce y utensilios de cobre, latón y bronce. El cobre solo o en latón reacciona con el dióxido de carbono húmedo para obtener una capa verde de carbonato de cobre. El tamarindo contiene ácido tartárico, un ácido débil que puede eliminar la capa de carbonato de cobre. Por lo tanto, los utensilios de cobre deslustrados se limpian con tamarindo o lima, otra fruta ácida. [12]

Horticultura Editar

En todo el sur de Asia y el mundo tropical, los árboles de tamarindo se utilizan como plantaciones ornamentales, de jardín y de cultivos comerciales. Comúnmente utilizado como especie de bonsái en muchos países asiáticos, también se cultiva como bonsái de interior en partes templadas del mundo. [36]

En las gallinas, se ha descubierto que el tamarindo reduce el colesterol en su suero y en las yemas de los huevos que ponen. [37] [38] Debido a la falta de ensayos clínicos en humanos disponibles, no hay pruebas suficientes para recomendar el tamarindo para el tratamiento de la hipercolesterolemia o la diabetes. [39] Diferentes partes de tamarindo (T. indica) son reconocidos por sus diversas propiedades medicinales. Un estudio anterior informó que los extractos de semillas, hojas, venas de las hojas, pulpa de frutas y piel de tamarindo poseían un alto contenido fenólico y actividades antioxidantes. [40] La presencia de lupanona y lupeol, [41] catequina, epicatequina, quercetina e isorhamnetina [40] en el extracto de hoja podría haber contribuido a la diversa gama de actividades medicinales. Por otro lado, los análisis de cromatografía líquida de ultra alta resolución (UHPLC) revelaron que las semillas de tamarindo contenían catequina, procianidina B2, ácido cafeico, ácido ferúlico, cloranfenicol, miricetina, morina, quercetina, apigenina y kaempferol. [42] El tratamiento de hojas de tamarindo en células hepáticas HepG2 reguló significativamente la expresión de genes y proteínas involucradas con el consiguiente impacto en el sistema de coagulación, biosíntesis de colesterol, señalización del metabolismo xenobiótico y respuesta antimicrobiana. [43]


ELI5: ¿por qué el sabor amargo es al menos hasta cierto punto positivo?

Entiendo que ha habido algunas preguntas sobre los alimentos ácidos, pero no pude encontrar respuesta. el sabor amargo es una respuesta negativa para prevenir el consumo de malos alimentos y ácidos ¿no? Entonces, ¿por qué la gente come dulces agrios?

Me encantan los dulces ácidos, las comidas ácidas y cocinar con vinagre. Sé que algunas personas realmente no lo hacen. Para mí, existe una diferencia entre el buen ácido (jugo de limón) y el mal ácido (leche podrida).

TLDR Los seres humanos deben obtener vitamina C, un nutriente esencial, solo con la dieta. Los cítricos son una gran fuente de vitamina C y tienen un sabor agrio / agrio, por lo que podría ser una ventaja evolutiva probarlos e incluso disfrutarlos. También podría ser solo una coincidencia / cultural.

La mayoría de los ácidos que se encuentran comúnmente en los alimentos no son malos para nosotros, en realidad son una fuente de energía. Los ácidos verdaderamente peligrosos no se encuentran comúnmente en la naturaleza y, por lo general, también huelen bastante mal, por lo que no los comemos.

Además, muchas frutas son ácidas y nuestros antepasados ​​lejanos evolucionaron en torno a una dieta basada en la fruta, por lo que la fruta nos sabe bien. Esa es también la razón por la que ahora tenemos visión de los colores, mientras que la mayoría de los otros mamíferos no la tienen: de lo contrario, sería difícil distinguir la fruta madura desde la distancia.


La fruta sin semillas no es algo nuevo

La ausencia de semillas en muchas frutas es un rasgo muy deseable y se debe a causas naturales, no a técnicas de ingeniería genética.

Plátano silvestre con muchas semillas.

Dejemos que & rsquos lo admita y mdash que realmente no nos gustan las semillas. Eso no es universalmente cierto, por supuesto. Después de todo, muchos alimentos son en realidad semillas (frijoles, guisantes, arroz, maíz, café, cacao) o provienen de semillas (harina, aceite), y necesitamos semillas para propagar muchas plantas. Sin embargo, cuando se trata de uvas, sandías, plátanos, cítricos y algunas otras frutas y verduras, las semillas pueden ser una molestia. Las semillas de muchas frutas se entremezclan con la parte que comemos y no se limitan a la parte no comestible como las manzanas, o pequeñas como los arándanos y las fresas. El crujir de una semilla grande no es agradable y, a menos que sea un concurso, a menudo es socialmente incómodo escupirlas. Por lo tanto, aprovechamos la oportunidad de deshacernos de las semillas, o al menos reducirlas a un número manejable.

Las plantas sin semillas no son comunes, pero existen de forma natural o pueden ser manipuladas por los fitomejoradores sin utilizar técnicas de ingeniería genética. Ninguna planta sin semillas actual es un organismo modificado genéticamente (OMG). Al igual que con muchos sistemas de plantas, varios pasos deben funcionar correctamente en el & ldquopathway & rdquo para la producción del producto final (semillas en este caso). El compromiso en cualquier paso conduce al fracaso. La falta de semillas para la planta es inútil ya que no produce descendencia, por eso la mayoría de las plantas sin semillas se propagan mediante injertos o esquejes (el pepino y la sandía son excepciones). Sin embargo, es un rasgo hereditario que se transmite a través del polen y se mantiene en el acervo genético hasta que se vuelve a producir la combinación parental correcta para producir una planta con frutos sin semillas. Dado que estos ocurren naturalmente, y los humanos son criaturas observadoras, curiosas e ingeniosas, una vez que encontramos algo que nos gusta, lo aprovechamos al máximo. Estoy seguro de que la primera persona que descubrió las uvas sin semillas tenía un rincón en el mercado de las pasas. Entonces, ¿por qué algunas frutas no tienen semillas?

Todas las frutas sin semillas se incluyen en una categoría general llamada partenocarpia. Partenocarpia es una palabra griega que significa & ldquovirgin fruto & rdquo Esta es una situación en la que el fruto se desarrolla sin la fertilización del óvulo (la parte de la flor que cuando se fertiliza se convierte en una semilla). En estas plantas, la polinización puede ser necesaria o no para desencadenar la producción de hormonas para estimular la pared del ovario para que se hinche y forme frutos. Sin embargo, la fertilización y el desarrollo de semillas no ocurren y no hay "rastros dosificados" ni restos de semillas. En algunos casos, el desarrollo de la fruta se puede estimular en ausencia de polen mediante aplicaciones de hormonas externas. Esta falta de semillas está presente en algunas variedades de pepinos, caquis, uvas, cítricos, piñas y otras. Este tipo de ausencia de semillas a menudo produce frutos más pequeños que sus contrapartes sin semillas.

Algunas plantas capaces de producir semillas pueden tener polen estéril u otras razones que las hacen incapaces de formar semillas, y para producir semillas necesitan la polinización por otro miembro genéticamente diferente de esa especie. Cuando se plantan en huertos grandes, están rodeados de copias genéticamente idénticas de sí mismos, lo que hace que produzcan frutos partenocárpicos. Muchos cítricos funcionan de esta manera.

La estenospermocarpia es un tipo de partenocarpia donde ocurre la fertilización y la semilla comienza a desarrollarse pero eventualmente aborta, dejando un rastro notable y dosificado. Los rastros de semillas varían en tamaño dependiendo de cuánto progresó el desarrollo de la semilla antes del aborto y generalmente son lo suficientemente suaves como para no hacerlo. tienen el crujido de una semilla completamente desarrollada. Esto ocurre en la mayoría de las uvas sin semillas, sandías y otras frutas. Los criadores de uvas sin semillas aprovechan este proceso de desarrollo parcial eliminando las semillas en desarrollo antes del aborto y convirtiéndolas en plantas mediante técnicas de cultivo de tejidos. De esta manera, ambos padres poseen el rasgo sin semillas, produciendo así un mayor número de descendientes sin semillas.

La interrupción del proceso de desarrollo de semillas se produce por varias razones. La sandía y el plátano no tienen semillas porque tienen tres juegos de cromosomas, lo que les da un número impar con el que trabajar cuando producen polen y óvulos. La mayoría de los organismos tienen un número par de cromosomas, por lo que el huevo y las células de polen resultantes reciben un número par de cromosomas que contienen el material genético, p. Ej., ADN, para combinarse y producir descendencia. Cuando los triploides forman huevos y polen, el proceso produce un número impar, lo que hace que el huevo y el polen no reciban el mismo complemento cromosómico, por lo que carecen de la información necesaria para ser viables. El polen de los triploides a menudo parece arrugado y mal formado.

Los organismos triploides ocurren naturalmente o pueden desarrollarse cruzando un diploide (dos juegos de cromosomas) con un tetraploide (cuatro juegos de cromosomas) para producir un triploide. En el caso de la sandía, es necesario que se produzca la polinización para que la fruta se desarrolle y, dado que el polen triploide no germina, las variedades diploides se intercalan para proporcionar polen viable para inducir la fruta sin un desarrollo completo de la semilla. Los rastros de semillas blancas son fácilmente visibles en la sandía.

La ausencia de semillas estenospermocárpicas en todas las uvas estudiadas hasta ahora se debe a una & ldquopoint mutación & rdquo dañina de origen natural en la sección sobre el cromosoma de la uva responsable del desarrollo de las semillas. Muchos usan la palabra mutación o mutante en un contexto negativo, pero la mayoría de los cambios que consideramos deseables ocurrieron de forma natural.

Se hizo un esfuerzo para desarrollar cerezas sin semillas. Sin embargo, existe una diferencia entre & ldquopit & rdquo y una semilla. Un hueso es el tejido duro y pedregoso que rodea la semilla de aceitunas, cerezas, melocotones, ciruelas y albaricoques y no es parte de la semilla. Los investigadores pudieron desarrollar cerezas sin semillas pero no sin hueso.

La ausencia de semillas puede cambiar o no el carácter de la fruta. La semilla en una fruta puede ayudar a atraer energía y nutrientes a las características cambiantes de la fruta, como los niveles de nutrientes y azúcar, el tamaño de la fruta, el número de la fruta, el tiempo de madurez y otros. Los criadores y horticultores han hecho un buen trabajo utilizando técnicas estándar de reproducción y producción para superar estas limitaciones.

Para los amantes de la frambuesa y la mora, hasta donde yo sé, todavía no hay miembros sin semillas, pero seguiremos buscando.


¿Por qué las cosas agrias me hacen fruncir el ceño?

¿Alguna vez ha chupado un limón y sintió que se le arrugaba la cara? Los alimentos que son muy ácidos contienen una gran cantidad de ácido y pueden hacer que se frunza: arrugue la cara, entrecierre los ojos y apriete los labios. Cuando cosas como limones, vinagre y frutas sin madurar tocan tu lengua, tu cerebro recibe una señal de que estás comiendo algo agrio. Podría ser la forma en que su cuerpo dice "¡cuidado!"

Tu lengua tiene miles de pequeñas protuberancias con pequeños sensores llamados papilas gustativas. Las papilas gustativas le permiten saber cuándo algo es dulce, salado, agrio, amargo o salado. (Savory también se llama umami. Diga: ooo-MOM-eee.) Cada papilas gustativas tiene docenas de células gustativas que tienen pequeños brotes que parecen cabellos que solo se pueden ver con un microscopio. Cuando los alimentos disueltos en su saliva los tocan, le dicen al cerebro sobre el sabor de lo que está comiendo. Cuando entran en contacto con alimentos muy ácidos, su cara puede arrugarse porque el sabor es fuerte y ácido.

Fruncir el ceño cuando prueba algo agrio es a menudo involuntario (en-VAWL-uhn-ter-ee). Eso significa que lo haces sin intentarlo. Puede suceder porque tenemos el instinto de no comer cosas peligrosas. Por supuesto, no todos los alimentos ácidos son malos para nosotros. Pero algunos alimentos ácidos pueden enfermarnos, como la leche en mal estado o la fruta que no está madura, por ejemplo. Reaccionar con la cara arrugada puede ser la forma en que nuestro cuerpo trata de advertirnos a nosotros mismos y a los demás para que se mantengan alejados de los alimentos que podrían lastimarnos.

Para obtener más información, consulte "¿Por qué los limones son amargos?" en Wonderopolis.


Los científicos llegan a las raíces genéticas de por qué los cítricos tienen un sabor agrio

(Crédito: Abigail Malate, ilustradora del personal) (Inside Science) - Los limones son conocidos por su sabor amargo que arruga la cara. Ahora los científicos han descubierto los genes misteriosos detrás de esta acidez, nuevos hallazgos que podrían ayudar a los agricultores a producir naranjas, limones, limas, pomelos y otras frutas cítricas más dulces. La referencia más antigua conocida a los cítricos se remonta aproximadamente al 2200 a.C., cuando se presentaron tributos de mandarinas y pomelos envueltos en sedas ornamentales en la corte imperial de Yu el Grande en China. Ahora se cultivan más cítricos que cualquier otro tipo de fruta en todo el mundo, por ejemplo, en 2014, las personas en los Estados Unidos consumieron aproximadamente 35,6 kilogramos de cítricos por persona, según el Centro de Recursos de Marketing Agrícola.

Ciencia agria

Los cítricos son conocidos por su acidez. El sabor amargo de una fruta depende de compartimentos dentro de las células vegetales conocidos como vacuolas, que son ácidas porque los iones de hidrógeno cargados positivamente (esencialmente, protones) se bombean hacia ellos. En la mayoría de las especies de plantas, estas vacuolas son solo ligeramente ácidas en comparación con el resto de las entrañas de la célula. Durante mucho tiempo fue un misterio cómo las vacuolas de los cítricos se volvían extremadamente ácidas. El nuevo descubrimiento con respecto a los cítricos comenzó con parientes lejanos de las plantas de cítricos, las petunias. El equipo de marido y mujer Ronald Koes y Francesca Quattrocchio, genetistas moleculares de la Universidad de Ámsterdam, y sus colegas encontraron que versiones mutantes de genes conocidos como PH1 y PH5 podrían alterar el color de las flores al hiperacidificar sus pétalos. "Los pétalos con vacuolas más ácidas son pétalos rojizos con vacuolas menos ácidas son azulados", dijo Quattrocchio. Estos genes producen moléculas conocidas como P-ATPasas en las membranas de las vacuolas, aumentando la cantidad de protones que se bombean a los compartimentos. Las versiones de estos genes se encuentran no solo en plantas con flores, incluidas las especies sin pétalos de colores, sino también en plantas sin flores, como las coníferas. La naturaleza generalizada de estos genes de acidez sugirió que podrían desempeñar funciones más allá del color de la flor. Esto estimuló a los científicos a explorar si podrían ser responsables del sabor ácido de los cítricos. "Observamos la planta más ácida que se nos ocurrió, los limones", dijo Koes. Los investigadores investigaron CitPH1 y CitPH5, las versiones cítricas de estos genes de petunia. Descubrieron que estos genes eran muy activos en limones amargos, naranjas, pomelos y limas rangpur, pero mucho menos activos en variedades de cítricos de sabor dulce y sin cuotas, como las naranjas de Lima y las limettas Millsweet, debido a una variedad de mutaciones obstaculizadoras. "La gente verá este trabajo como una solución a un rompecabezas que estuvo ahí durante bastante tiempo", dijo Quattrocchio. Los intentos anteriores de aislar las proteínas detrás de la acidez de los cítricos probablemente enfrentaron problemas porque estas moléculas están incrustadas dentro de las membranas celulares y, por lo tanto, son difíciles de purificar y analizar, dijo Koes. Además, la bomba completa está hecha de docenas de proteínas y tiende a desmoronarse durante la purificación, agregó. Además, el ácido dentro de las vacuolas de los cítricos arruinaría muchos intentos de examinar sus membranas, dijo el fisiólogo vegetal Lincoln Taiz de la Universidad de California en Santa Cruz. "Este es un descubrimiento emocionante, explica por qué la fruta del limón es capaz de hiperacidificar la vacuola", dijo Taiz, quien no participó en esta investigación.

Produciendo mejores frutos

Estos hallazgos podrían ayudar a acelerar la reproducción de nuevas variedades de frutas, dijo Koes. Al analizar el ADN de los árboles jóvenes, los criadores pueden algún día predecir el dulzor o la acidez de su fruta "muchos años antes de que los árboles produzcan frutos que uno podría examinar para determinar la acidez o el sabor de la manera convencional", explicó Koes. Esta mejora de la reproducción no se limita potencialmente a los cítricos. "For example, the acidity of wine grapes could be varied to create different wine flavors," Taiz said. "Another application might be to vary the colors of flowers." In addition, there are hints these genes are linked to key parts of plant development. "We see them active in stem cells, and we have no clue why yet," said study lead author Pamela Strazzer, a molecular geneticist at the University of Amsterdam. The scientists detailed their findings online Feb. 26 in the journal Nature Communications . [This article originally appeared on Inside Science News.]


Why certain fruits don't mix

Acid, sub-acid, sweet. If these aren’t terms you generally think of when picking out your pomegranates, papayas, and persimmons then you may need a lesson in how you pick and pair the fruits you eat.

Fruit typing is part of the overall concept of food combining, which follows the thinking that foods digest at different rates and ingesting an improper mix of foods can cause fermentation within the digestive system, slowing transit time and leading to bloating and possible bacterial imbalances.

The basic rules: Fruits should be consumed alone on an empty stomach starches with cooked non-starchy vegetables flesh proteins and dairy with cooked non-starchy vegetables and nuts and seeds with raw vegetables.

“Proper food combining puts less effort and strain on our digestive system and faster, easier digestion increases the bioavailability of food,” says Mark Hendricks, group fitness manager at Toronto's Bay Street Club, who follows the protocol himself and advises clients to do the same. “We want our bodies to utilize the nutrients we ingest and this assists in the process and leads to healthy elimination as well.”

As a protocol, it can be particularly beneficial in helping to heal a digestive tract already compromised by an imbalance of flora, notes nutritionist Haylie Pomroy, author of the Fast Metabolism Diet y Fast Metabolism Diet Cookbook. But it’s a restrictive way to eat, nixing snack ideas like an apple with almond butter (a nutritionist favorite), all juice-smoothies that blend veggies with fruit, and arguably every unmodified restaurant meal.

Fruit typing, however, is an easy way to dip your toe into the idea and reap some of the benefits, Hendricks says. Here, his tips:

Separate acid from sweet.

Not all fruits play well together. Acid fruits like grapefruit and other citrus, pineapples, pomegranates, sour apples and plums, strawberries and tomatoes don’t pair well with sweet fruits like grapes, bananas, persimmon, figs, prunes, and dates.

. But buffer your acid.

Acidic fruits like grapefruit can be hard on the stomach. In that case, Hendricks tells clients to mix in a sub-acid fruit like blueberries. Subacid fruits—sweet apples, apricots, cherries, mangoes, nectarines, pears, papayas and berries—can mix with either acid or sweet fruits.

Enjoy melons on their own.

Melons like honeydew, cantaloupe, Crenshaw, and watermelon have a very high water content and digest even faster than the other fruits.

Skip the standard fruit salad.

It’s usually a digestion-slowing mix of melon, apple, pineapple, banana, and strawberry, says Hendricks. Instead, make a berry bowl using blueberries and raspberries.

Pick fiber-rich fruits pre-workout.

Melons are great for hydration but digest too quickly to sustain you, while the sugar in sweet fruits offers only short-lived energy. Instead choose a sub-acid fruit like a red apple or a nectarine with more density and fiber for staying power.


Incompatible Food Combining

It is no surprise to see on the market today so many digestive and dietary aids for the stomach, along with pills for gas and indigestion. Most of these conditions likely begin with poor food combining. This is a subject of much debate amid the growing concern about diet and the many theories on the topic.

Ayurveda, an ancient holistic science of healing, offers a logical approach for determining correct diet based upon the elements comprising an individual’s constitution: vata, pitta and kapha. This approach is quite different from the contemporary view of a balanced diet, based on eating from various food groups. Ayurveda believes that understanding the individual is the key to finding a truly balanced diet. It teaches that the gastric fire or agni in the stomach and digestive tract is the main gate through which nutrients enter the tissues and then pass along to individual cells, to maintain the life functions.

According to Ayurveda, every food has its own taste (rasa), a heating or cooling energy (virya) and a post-digestive effect (vipaka). Some also possess prabhava, an unexplained effect. So while it is true that an individual’s agni largely determines how well or poorly food is digested, food combinations are also of great importance. When two or more foods having different taste, energy and post-digestive effect are combined, agni can become overloaded, inhibiting the enzyme system and resulting in the production of toxins. Yet these same foods, if eaten separately, might well stimulate agni, be digested more quickly and even help to burn ama.

Poor combining can produce indigestion, fermentation, putrefaction and gas formation and, if prolonged, can lead to toxemia and disease. For example, eating bananas with milk can diminish agni, change the intestinal flora, produce toxins and may cause sinus congestion, cold, cough and allergies. Although both of these foods have a sweet taste and a cooling energy, their post-digestive effect is very different - bananas are sour while milk is sweet. This causes confusion to our digestive system and may result in toxins, allergies and other imbalances.

Similarly, milk and melons should not be eaten together. Both are cooling, but milk is laxative and melon diuretic. Milk requires more time for digestion. Moreover the stomach acid required to digest the melon causes the milk to curdle, so Ayurveda advises against taking milk with sour foods. These incompatible food combinations not only disturb the digestion but also cause confusion in the intelligence of our cells, which can lead to many different diseases.

Before you say “This is MUCH too complicated, how will I ever figure it out?”, there are some useful guidelines to introduce you to these concepts. And remember that Ayurveda is a strong proponent of the “go slowly” school of thought.

You might want to introduce yourself to food combining by eating fruit by itself, as many fruits create a sour and indigestible “wine” in the stomach when mixed with other food. Once you have adopted this change into your eating habits, try other suggestions from the list below. As a general principal, avoid eating lots of raw and cooked foods together or fresh foods with leftovers.

Various Factors that Can Lessen the Effects of Bad Food Combinations

  • A strong digestive fire (if we are so blessed) can be the most powerful tool of all to deal with “bad” food combinations.
  • Different quantities of each food involved in a combination can sometimes help significantly. For instance equal quantities by weight of ghee and honey are a bad combination&mdashghee is cooling, but honey is heating&mdashwhereas mixing a 2:1 ratio is not toxic. ¿La razón? Prahbav, the unexplainable.
  • Very often spices and herbs are added in Ayurvedic cooking to help make foods compatible or to ease a powerful effect, e.g., cooling cilantro in very spicy food.
  • If our bodies have become accustomed to a certain food combination through many years of use, such as eating cheese with apples, then it is likely that our body has made some adaptation or become accustomed to this. Which is not to say that we should continue this practice, but to explain why the newcomer to apples and cheese may experience a strong case of indigestion whilst the “old-timer” digests it adequately.
  • Antidotes, like cardamom in coffee, or ghee and black pepper with potatoes, often can help alleviate some of the negative effects. (Coffee is stimulating and ultimately depressing to the system, and potatoes cause gas).
  • If foods with different and possibly aggravating qualities, such as a mixture of vegetables, are cooked together in the same pot, the foods tend to learn how to get along. Using appropriate spices and herbs helps with this too.
  • Eating a ‘bad’ combination occasionally usually does not upset the digestion too much.
  • Eat ½ teaspoon fresh grated ginger with a pinch of rock salt before each meal to stimulate agni.
  • Salt also aids digestion, and helps to retain water.
  • Alkalis help digestion and regulate gastric fire.
  • Ghee stimulates agni and improves digestion.
  • Small sips of warm water during a meal will aid digestion and absorption of food. Do not drink iced water as it slows agni and digestion. Indeed ice water should not be taken under most circumstances, as it is too shocking to the system.
  • Proper chewing is essential to good digestion, ensuring food gets thoroughly mixed with saliva.
  • A cup of lassi at the end of a meal also aids the digestive process. Make by blending ¼ cup yogurt with 2 pinches of ginger and cumin powder in 1 cup water.
  • Ideally, one should fill the stomach with one-third food, one-third liquid and one-third should be empty.

The following table lists some* of the incompatible food combinations worth avoiding.

Don't Eat Con
Frijoles fruit cheese, eggs, fish, milk, meat, yogurt
Huevos fruit, especially melons beans, cheese, fish, kitchari, MILK, meat, yogurt
Fruta As a rule, with any other food. (There are exceptions, such as certain cooked combinations, as well as dates and milk, which have the same rasa, virya and vipaka.)
Grains fruit tapioca
Honey** With equal GHEE by weight (e.g. 1 tsp. honey with 3 tsp. ghee) boiled or cooked honey.
Hot Drinks mangos cheese, fish, meat, starch, yogurt
Limón cucumbers, milk, tomatoes, yogurt
Melones EVERYTHING – especially dairy, eggs, fried food, grains, starches. Melons more than most fruit should be eaten alone or left alone.
Leche BANANAS, cherries, melons, sour fruits bread containing yeast, fish, kitchari, meat, yogurt
Nightshades, e.g., potato, tomato melon cucumber, dairy products
Radishes bananas, raisins milk
Tapioca fruit, especially banana and mango beans, raisins, jaggary
Yogur fruit cheese, eggs, fish, hot drinks, meat, MILK, nightshades

*Foods in CAPITALS are the most difficult combinations.

**According to ancient Ayurvedic literature, honey should never be cooked. If cooked, the molecules become a non-homogenized glue that adheres to mucous membranes and clogs subtle channels, producing toxins. Uncooked honey is nectar. Cooked honey is considered poison.

© 1997, 2016. Amended extracts reprinted with permission from: Ayurvedic Cooking for Self-Healing by Usha and Dr. Vasant Lad, 1997.


The Strange Story Of The Man Behind 'Strange Fruit'

Abel Meeropol watches as his sons, Robert and Michael, play with a train set.

Courtesy of Robert and Michael Meeropol

One of Billie Holiday's most iconic songs is "Strange Fruit," a haunting protest against the inhumanity of racism. Many people know that the man who wrote the song was inspired by a photograph of a lynching. But they might not realize that he's also tied to another watershed moment in America's history.

The man behind "Strange Fruit" is New York City's Abel Meeropol, and he really has two stories. They both begin at Dewitt Clinton High School, a public high school in the Bronx that has an astonishing number of famous people in its alumni. James Baldwin went there. So did Countee Cullen, Richard Rodgers, Burt Lancaster, Stan Lee, Neil Simon, Richard Avedon and Ralph Lauren.

Meeropol graduated from Dewitt Clinton in 1921 he went on to teach English there for 17 years. He was also a poet and a social activist, says Gerard Pelisson, who wrote a book about the school.

Take Five: A Jazz Sampler

Evolution Of A Song: 'Strange Fruit'

In the late 1930s, Pellison says, Meeropol "was very disturbed at the continuation of racism in America, and seeing a photograph of a lynching sort of put him over the edge."

Meeropol once said the photograph "haunted" him "for days." So he wrote a poem about it, which was then printed in a teachers union publication. An amateur composer, Meeropol also set his words to music. He played it for a New York club owner — who ultimately gave it to Billie Holiday.

When Holiday decided to sing "Strange Fruit," the song reached millions of people. While the lyrics never mention lynching, the metaphor is painfully clear:

Southern trees bear a strange fruit,
Blood on the leaves and blood at the root,
Black body swinging in the Southern breeze,
Strange fruit hanging from the poplar trees.

Pastoral scene of the gallant South,
The bulging eyes and the twisted mouth,
Scent of magnolia sweet and fresh,
And the sudden smell of burning flesh!

Here is a fruit for the crows to pluck,
For the rain to gather, for the wind to suck,
For the sun to rot, for a tree to drop,
Here is a strange and bitter crop.

En 1999, Tiempo magazine named "Strange Fruit" the "song of the century." The Library of Congress put it in the National Recording Registry. It's been recorded dozens of times. Herbie Hancock and Marcus Miller did an instrumental version, with Miller evoking the poem on his mournful bass clarinet.

Miller says he was surprised to learn the song was written by a white Jewish guy from the Bronx. "Strange Fruit," he says, took extraordinary courage both for Meeropol to write and for Holiday to sing.

"The '60s hadn't happened yet," he says. "Things like that weren't talked about. They certainly weren't sung about."

Dead Stop

Looking For Lady Day's Resting Place? Detour Ahead

New York lawmakers didn't like "Strange Fruit." In 1940, Meeropol was called to testify before a committee investigating communism in public schools. They wanted to know whether the American Communist Party had paid him to write the song. They had not — but, like many New York teachers in his day, Meeropol was a Communist.

Journalist David Margolick, who wrote Strange Fruit: The Biography of a Song, says, "There are a million reasons to disparage communism now. But American Communism, one point it had in its favor was that it was concerned about civil rights very early."

Meeropol left his teaching job at Dewitt Clinton in 1945. He eventually quit the Communist Party.

And that's where the second part of Meeropol's story begins. The link is the pseudonym he used when writing poetry and music: Lewis Allan.

"Abel Meeropol's pen name 'Lewis Allan' were the names of their children who were stillborn, who never lived," says his son, Robert Meeropol. He and his older brother, Michael, were raised by Abel and his wife, Anne Meeropol, after the boys' parents — Ethel and Julius Rosenberg — were executed for espionage in 1953.

Julius and Ethel Rosenberg were sentenced to death for conspiring to give atomic secrets to the Soviet Union. The Rosenbergs had also been Communists.

Julius and Ethel Rosenberg are taken to prison after being found guilty of nuclear espionage. They were subsequently executed. Keystone/Getty Images ocultar leyenda

Julius and Ethel Rosenberg are taken to prison after being found guilty of nuclear espionage. They were subsequently executed.

The couple's trial and execution made national headlines, and there was also something of a salacious element, given that the Rosenbergs were a married couple. News accounts described it as "the first husband and wife to die in the electric chair."

At the time, the Rosenberg sons, Robert and Michael, were 6 and 10, respectively. News photographs of the boys show them dressed in suits visiting their parents in prison.

"They're these little boys and they're wearing these caps, and they look so young and so vulnerable. It's really a very poignant image," says Margolick.

Robert Meeropol says that in the months following his parents' execution, it was unclear who would take care of him and his brother. It was the height of McCarthyism. Even family members were fearful of being in any way associated with the Rosenbergs or Communism.

Then, at a Christmas party at the home of W.E.B. Du Bois, the boys were introduced to Abel and Anne Meeropol. A few weeks later, they were living with them.

"One of the most remarkable things was how quickly we adapted," Robert says. "First of all, Abel, what I remember about him as a 6-year-old was that he was a real jokester. He liked to tell silly jokes and play word games, and he would put on these comedy shows that would leave me rolling."

There is something else about Abel Meeropol that seems to connect the man who wrote "Strange Fruit" to the man who created a loving family out of a national scandal. "He was incredibly softhearted," Robert says.

Anne Meeropol plays a song on guitar for her sons, Robert and Michael. Courtesy of Robert and Michael Meeropol ocultar leyenda

Anne Meeropol plays a song on guitar for her sons, Robert and Michael.

Courtesy of Robert and Michael Meeropol

For example, there was an old Japanese maple tree in their backyard, which sent out many new seedlings every year.

"I was the official lawnmower," Robert says, "and I was going to mow over them, and he said, 'Oh, no, you can't kill the seedlings!' I said, 'What are you going to do with them, Dad? There are dozens of them.'

"Well, he dug them up and put them in coffee cans and lined them up along the side of the house. And there were hundreds of them. But he couldn't bring himself to just kill them. It was just something he couldn't do."

Abel Meeropol died in 1986. His sons, Robert and Michael, both became college professors. They're also both involved in social issues. Robert founded the Rosenberg Fund for Children. And he says that even after all these years, he still finds himself unable to kill things in his own garden.